Home / Actualizaciones / El Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de las Naciones Unidas libera fondos para evitar el hambre y la desnutrición aguda en el Sahel

El Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de las Naciones Unidas libera fondos para evitar el hambre y la desnutrición aguda en el Sahel

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

© UNICEF/UNI147405/Kurzen

El Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) de las Naciones Unidas liberó USD 30 millones con el fin de intensificar las actividades de asistencia de manera urgente en la región del Sahel de África occidental, donde una fuerte sequía, acompañada de una suba excesiva de los precios de los alimentos y la creciente inseguridad, ha profundizado las necesidades humanitarias.

Miles de familias han agotado sus reservas alimentarias y redujeron el consumo de la comida diaria. Hasta 1,6 millones de niños corren el riesgo de padecer desnutrición potencialmente mortal y cinco millones de personas necesitan alimentos y ayuda para la subsistencia ante el inminente período de escasez —el peor en años— en el que las reservas alimentarias se agotarán antes de la próxima cosecha.

Los fondos del CERF permitirán que los socios humanitarios lleguen a las personas de las comunidades más afectadas, en especial, en las zonas pastoriles y agropastoriles de Burkina Faso, el Chad, Malí y Mauritania. En el Chad, donde el número de niños que padecen desnutrición aguda grave ha aumentado más del doble en los últimos meses, una asignación de USD 10 millones permitirá brindar asistencia nutricional y seguridad alimentaria a cerca de medio millón de personas. Burkina Faso atraviesa un incremento de la inseguridad y la peor inseguridad alimentaria en años. Una asignación de USD 9 millones permitirá brindar asistencia alimentaria y tratar la desnutrición aguda en las áreas más afectadas. En Mauritania, el CERF ha asignado USD 4 millones para impulsar el suministro de alimentos, nutrición y ayuda ganadera, así como los servicios de asistencia humanitaria. Los USD 7 millones restantes se emplearán en las actividades destinadas a salvar vidas de las zonas más afectadas de Malí, donde también se ha observado un aumento del 50 % en inseguridad alimentaria, situación que se agrava por los conflictos actuales.

 


“A fin de evitar una catástrofe, necesitamos actuar pronto y brindar asistencia rápida a las personas más vulnerables. Pronto llegará a su fin el momento oportuno de ayudar a estas comunidades durante el período de escasez y los meses venideros más difíciles. Sin lugar a dudas, el CERF es uno de los instrumentos más efectivos para brindar asistencia urgente a las personas que más la necesitan”

Mark Lowcock, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y coordinador del Socorro de Emergencia


 

Es imperioso contar con más fondos para seguir brindando apoyo a las comunidades afectadas. “Les agradezco a todos los donantes por las contribuciones generosas hechas al CERF, sin las cuales no hubiéramos podido brindar esta ayuda urgente”, expresó el Sr. Lowcock. “Sin embargo, los fondos del CERF por sí solos no alcanzan para afrontar esta crisis. Por lo tanto, apelo a todos los donantes a que redoblen sus esfuerzos para evitar un mayor deterioro de la situación. Si bien estamos respondiendo a las necesidades vitales inmediatas de mujeres, niños y hombres, al mismo tiempo debemos garantizar que nuestra respuesta favorezca las soluciones a largo plazo y la resiliencia de los habitantes del Sahel”. En total, se necesitan USD 1370 millones para brindar asistencia a las personas más vulnerables en las zonas afectadas por la sequía de Burkina Faso, el Chad, Malí, Mauritania, Níger y Senegal.

A fines de mayo, los fondos aportados en relación a los llamamientos conjuntos en estos países no alcanzan el 20 %. La creciente inseguridad, así como los conflictos de larga data en la cuenca del Lago Chad y en Malí, han desarraigado ciento de miles de familias en el Sahel, por lo que la región atraviesa una de las peores crisis humanitarias del mundo. Alrededor de una de cada cinco personas del mundo que necesita asistencia humanitaria vive en el Sahel.

Desde 2017, el CERF ha asignado más de USD 100 millones a las respuestas humanitarias destinadas a salvar vidas en la región.

Post A Comment

No Comments