Home / Actualizaciones / Enseñar a pescar a un viejo pescador: experiencia en el ANLP

Enseñar a pescar a un viejo pescador: experiencia en el ANLP

  |   Blogs

Un blog escrito por *Arthur Pagiwa ,
licenciado y magíster en ciencias, magíster en salud pública y nutricionista registrado en Zimbabue


 

Siempre que conocemos nuevas personas, se nos presenta un momento de titubeo antes de romper el hielo. Esa sensación que nos invade cuando recién comenzamos el primer año de la universidad: aún estamos midiendo a nuestros compañeros y tratando de identificarnos con quienes creemos que podemos entablar amistad. Ese momento sobrevino cuando nos conocimos en persona por primera vez tras haber visto los nombres de los participantes en la lista de correos y la asignación al azar para las presentaciones.  Tuvimos que hacer un esfuerzo y acercarnos a la persona que debíamos presentar. Así comenzamos a conversar. No los aburriré con el relato del viaje desde Johannesburgo hasta Elgro River Lodge, Potchefstroom. Los colegas que me habían alentado a participar en el Programa Africano de Liderazgo en Nutrición (ANLP) de 2018 me habían alertado para que fuera preparado para sorprenderme. La ansiedad me carcomía; reflexioné tras estos diez días.

 

El Programa tiene el objetivo de desarrollar las capacidades de liderazgo personales y colectivas en el área de la nutrición más amplia de África

 

El ANLP me dio muchísimas enseñanzas (estoy seguro de que a mis colegas también), aun teniendo en cuenta que la mayoría de nosotros teníamos un buen recorrido laboral. En gran medida, el programa ANLP enseña a pescar a viejos pescadores y desafía la noción de que “no hay quien enseñe trucos nuevos al perro viejo”. La experiencia en la orilla del río Vaal y el circuito de cuerdas altas me permitió adoptar una nueva perspectiva y obtener energía para desenvolverme en mi trabajo como nutricionista con mucho para aprender en la profesión. Las lecciones fueron numerosas; todas ellas transmitieron conocimientos que desafiaban los límites físicos y mentales que yo siempre me imponía. Entendí que se trata de elegir entre no poder y no querer hacer algo.  Entendí que se trata más de no querer hacer algo. Lo mismo les sucedió a mis colegas a medida que transcurrían los días.  Con el tiempo, nos dimos cuenta de que la elección era que podíamos, que lo haríamos. Y lo hicimos.

Todos suponemos que podemos opinar sobre el trabajo de los otros colegas; pero nos esperaba una sorpresa. Opinar y reflexionar son dos poderosas herramientas para el trabajo y la vida en general. Espero conocer sus opiniones pronto. Imagine a un grupo de colegas opinando sobre su presentación y que usted no pueda justificar sus elecciones. Pese a que las opiniones forman parte de un proceso comunicativo recíproco, también incluyen confianza, voluntad, responsabilidad y sinceridad al dar y aceptar opiniones, sin importar qué tan buenas o malas sean. El impacto causado por la sesión puede apreciarse por las contribuciones, debates y confesiones del grupo respecto de las opiniones brindadas. La sesión me interpeló íntimamente y me desafió a reflexionar sobre mi trabajo y sobre cómo me relacionaba dentro y fuera de la organización. Ya en el inicio del programa, de 10 días de duración, la experiencia fue reveladora. Esperaba con ansias sorprenderme y aprender al mismo tiempo.

El programa me enseñó muchísimas lecciones invaluables para la vida y la profesión. Me he enfocado en una sola, pero hay muchas otras sobre las que puedo escribir.   Participar del Programa ANLP constituyó un desafío y una experiencia renovadora. Contamos también con el apoyo de un equipo de facilitadores profesionales y con maravillosos participantes. Llegamos allí como desconocidos y nos fuimos hermanados.

 


*Arthur es nutricionista registrado en Zimbabue, fundador y actual presidente de la Asociación de Nutrición en Zimbabue. Trabaja actualmente como asesor en monitoreo con el Project Healthy Children (Proyecto Niños Saludables) en el programa de fortificación de alimentos a gran escala. Cuenta con más de doce años de experiencia laboral con diversas funciones —principalmente, en planificación, diseño, implementación, monitoreo y gestión de programas— en seguridad alimentaria, sectores humanitarios y de nutrición.

 

Post A Comment

No Comments