Home / Actualizaciones / La red de las Naciones Unidas para el SUN en el Chad presenta la agenda de nutrición de las Naciones Unidas destinada a reducir la malnutrición en todas sus formas

La red de las Naciones Unidas para el SUN en el Chad presenta la agenda de nutrición de las Naciones Unidas destinada a reducir la malnutrición en todas sus formas

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

© UNICEF/UN028814/Tremeau

La desnutrición representa casi el 10 % del PIB (producto interno bruto) anual del Chad, según el estudio Cost of Hunger (El costo del hambre) correspondiente al país (2015-2016). Asimismo, puede generar daños cognitivos irreversibles y contribuir a la morbimortalidad infantil. En el Chad, constantemente se registran índices elevados de desnutrición, tanto en forma crónica como aguda, así como deficiencias de micronutrientes, en especial, en la zona de la franja del Sahel, donde la prevalencia del retraso del crecimiento infantil supera el 50 %. Existe una red compleja de factores interrelacionados que contribuyen a estos índices alarmantes, como la inseguridad alimentaria, las prácticas deficientes de atención, el embarazo en la adolescencia, la mala calidad del agua y saneamiento, el acceso limitado a los servicios sociales y sanitarios, la falta de equidad de género y los desafíos sociopolíticos, que enfatizan la necesidad de aplicar medidas coordinadas y eficaces.

El desarrollo de la agenda de las Naciones Unidas para la nutrición en el Chad (Agenda des Nations Unies pour la nutrition au Tchad [2018-2021]) constituye una oportunidad para repasar y reafirmar el compromiso de la red de las Naciones Unidas para el SUN de reparar el problema de la malnutrición en el país. En el Chad, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están aunando esfuerzos a través de la red de las Naciones Unidas— con el apoyo en la facilitación que ofrece REACH— para poner en marcha el concepto “Unidos en la Acción” por la nutrición.

La agenda sirve para orientar el trabajo de la red de las Naciones Unidas para alcanzar los objetivos de nutrición que establecen la Política Nacional de Nutrición y Alimentación (2014-2025), los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (MANUD) (2017-2021). Ofrece un resumen de las prioridades nacionales en materia de nutrición a fin de determinar cómo la red de las Naciones Unidas respaldará los esfuerzos del gobierno. Por consiguiente, en la agenda se estipulan cinco áreas de enfoque en lo concerniente a la actividad de la red de las Naciones Unidas en los próximos años. Dentro de estas áreas, se incluyen la coordinación y la unificación de las medidas de nutrición de las Naciones Unidas con el objetivo de emplear un enfoque multisectorial, que vincule los flujos de trabajo humanitario y para el desarrollo. Por este motivo, la agenda exige la programación conjunta de las Naciones Unidas, incluidos el monitoreo y la implementación conjuntos en materia de nutrición.

El propósito es que los avances en cuestiones de políticas y estrategias se conviertan en acciones concretas. Además, expresa la necesidad de que haya planes de contingencia y transición para reforzar el nexo emergencia-desarrollo. Asimismo, la agenda también prevé aumentar el número de integrantes de la red de las Naciones Unidas para todos los organismos de las Naciones Unidas que se relacionan con la nutrición, así como designar puntos focales en cada región, en especial, en las localidades del Sahel que atraviesan una situación de emergencia. La agenda también valora la capitalización del conocimiento, lo que incluye el intercambio de las buenas prácticas a escala comunitaria. De igual modo, reconoce la necesidad del fortalecimiento de las capacidades institucionales y de los sistemas para respaldar el fomento de la nutrición.

© UNICEF/UNI172718/Boughanmi

Los hallazgos del Inventario de medidas para la nutrición de las Naciones Unidas (2016-2017) y los resultados de los debates estratégicos que se generaron en una reunión de la red de las Naciones Unidas el año pasado, donde se presentaron los mencionados hallazgos, hicieron un gran aporte a la hora de expresar la visión común de la agenda de las Naciones Unidas para la nutrición. Uno de los hallazgos fue que alrededor de la mitad de las áreas temáticas que respalda la red de las Naciones Unidas (siete de quince) están en manos de tres o más organismos de las Naciones Unidas. Algunos ejemplos son: (1) alimentación del lactante y del niño pequeño; (2) suplementación con micronutrientes; (3) higiene y (4) redes de protección social (véase la figura). El inventario también señala las necesidades (incluidas las deficiencias) que la red de las Naciones Unidas debería abordar con mayor eficacia. En este caso, serán fundamentales las sinergias y las complementariedades que se confieren a través de la red de las Naciones Unidas. También se destacan las oportunidades para aumentar el trabajo multisectorial, lo que permite aprovechar las ventajas comparativas de los respectivos organismos de las Naciones Unidas, en las áreas con una carga alta de retraso en el crecimiento, y abordar los desafíos donde los niveles de retraso en el crecimiento son moderados.

Además, el aprendizaje práctico obtenido a partir de la implementación de las intervenciones específicas a la nutrición y sensibles a la nutrición sirve para el proceso de formulación. La agenda incluye una serie de indicadores para medir el éxito y utiliza aquellos que se incluyen en el plan nacional multisectorial de nutrición (Plan Intersectoriel de Nutrition et d’Alimentation) y las metas de nutrición de la Asamblea Mundial de la Salud. Los principios de la agenda se reflejarán en el plan de trabajo de la red de las Naciones Unidas, que se elabora en forma anual para garantizar el seguimiento. Asimismo, identifica las oportunidades para fortalecer la colaboración continua con otras redes SUN, como aquellas relativas a la promoción de la nutrición con la red de la sociedad civil. Si bien se trata de un proyecto ambicioso, la agenda de nutrición de la red de las Naciones Unidas se puede aplicar si se dispone de los recursos humanos y económicos adecuados.

• Lea la agenda de las Naciones Unidas para la nutrición en el Chad
• Agenda de las Naciones Unidas para la nutrición en el Chad destinada a reducir la malnutrición en todas sus formas Red de las Naciones Unidas para el SUN

Post A Comment

No Comments