Home / Actualizaciones / Reunión Mundial 2017: inspiración, intercambio, avance y amor

Reunión Mundial 2017: inspiración, intercambio, avance y amor

  |   Blogs, Red de empresas SUN

Blog de Lawrence Haddad, Director Ejecutivo de la Alianza Mundial para una Alimentación Mejorada (GAIN) y miembro del Comité Ejecutivo del Movimiento SUN

Lea el artículo original publicado en el sitio web de GAIN: www.gainhealth.org/knowledge-centre/scaling-nutrition-sun-2017-global-gathering-inspiration-connection-progress-love

Acabo de regresar de la Reunión Mundial 2017 del Movimiento SUN, celebrada en Abiyán, Cote d’Ivoire. Este encuentro, que se extendió por tres días, reunión a los equipos de los 60 países SUN, las cuatro Redes (sociedad civil, Naciones Unidas, donantes y empresas; incluidos algunos colegas de GAIN), el Secretariado del Movimiento SUN , el Comité Ejecutivo del Movimiento SUN (del que formo parte) y el Grupo Líder (los funcionarios y embajadores del más alto nivel, presididos por el Director Ejecutivo de UNICEF, Tony Lake).

Esta Reunión Mundial —la primera desde 2015— fue la primera en celebrarse en un país miembro. Sus objetivos eran energizar e inspirar, reconectar y tender redes, y aprender y reflexionar. En las dos primeras Reuniones Mundiales, se cumplieron los objetivos, pero, en mi opinión, pudimos “aprender y reflexionar” en esta última.

Respecto del objetivo de energizar e inspirar, la Reunión Mundial resultó extraordinaria. Por ejemplo, contamos con la presencia del Vicepresidente de Cote D’Ivoire, del expresidente de Tanzania, de numerosos ministros de África y muchos otros funcionarios séniors de África, Asia y América Latina. Asimismo, Tony Lake estuvo presente los tres días, lo que demuestra su preocupación por el tema. Los políticos y funcionarios séniors (tal como Akin Adesina, presidente del Banco Africano de Desarrollo) se dirigieron al auditorio con pasión, realismo y soltura. Conocían las circunstancias básicas: la malnutrición afecta a una de cada tres personas, es responsable de casi la mitad de las muertes en menores de cinco años, causa pérdidas por al menos el 11 % del PIB y la inversión en prevención rinde 16 dólares por cada uno invertido. No hablaron con libretos, sino con sus corazones y desde el pragmatismo (la malnutrición está frenando nuestras economías). Estos datos causaron una enorme impresión. Lástima que los principales funcionarios de los organismos de donación no estuvieron presentes para escucharlos.

Sin embargo, no solo estas personas provocaron inspiración: Spectacular Gumbira, por ejemplo, una parlamentaria júnior zimbabuense de 15 años, resultó ser una poderosa disertante que no se incomodó ante un auditorio de 900 personas. También se destacaron Myriam Sidibe, gigante defensora del cambio de comportamiento de Unilever y Catarina de Albuquerque, Presidenta Ejecutiva de Saneamiento y Agua para Todos, quien relacionó la nutrición con el sector WASH. Además, Sight and Life y el Movimiento SUN honraron el trabajo de inspiradores líderes por la nutrición, incluida Ellen Piwoz de la Gates Foundation, quien recibió dos premios sobradamente merecidos.

Respecto del objetivo de reconectar y tender redes, la Reunión Mundial lo cumplió con creces. Tuvimos la oportunidad de aprovechar los espacios de exposición de los 60 países miembro, los largos recesos entre sesiones, los encuentros y la fabulosa sede con innumerables áreas de reunión. Además, al congregarnos en un país SUN, los actos tuvieron el sentido del equilibrio. Los representantes de las organizaciones europeas y norteamericanas —como yo— no pudieron dominar los actos. En la primera reunión del país, los egos y los logos quedaron en la puerta. Tuvimos la sensación de estar en una reunión donde primó la solidaridad, no la jerarquía, donde primaron las ideas y, no, el protocolo. Hubo, tal como afirmó David Nabarro (Asesor Especial del Secretario General sobre la Agenda 2030 y excoordinador del Movimiento SUN), mucho amor. Yo agregaría solidaridad, además.

Respecto del objetivo de aprender y reflexionar, hubo una buena sesión sobre la nutrición en contextos frágiles, donde también se abordó la manera en que el Movimiento SUN podía adoptar medidas más relevantes. Hubo también avances en relación con el intercambio entre la sociedad civil y las empresas con el fin de solucionar los problemas relativos al debido proceso y la rendición de cuentas de las empresas. Por último, hubo también una breve sesión plenaria sobre los nuevos recursos de monitoreo, evaluación, rendición de cuentas y aprendizaje (MEAL), que brindan orientación sobre la teoría del cambio del Movimiento SUN. A pesar de ello, a título personal considero que el objetivo de aprender y reflexionar podría haberse profundizado. Es muy importante, ya que conocemos más sobre los daños causados por la malnutrición que sobre la manera de combatirla.

Por ejemplo, no debatimos realmente sobre algunos posibles puntos conflictivos:

  • El Movimiento SUN está logrando avances y tomando en cuenta los efectos causados, pero ¿qué podemos decir de su carácter sostenible pos-2020, año en que concluye el ciclo de financiación actual? ¿Podemos llamarnos realmente un movimiento cuando dependemos tanto de la financiación de los donantes? ¿No deberían los miembros financiar directamente la infraestructura del Movimiento SUN (para ser justos, los miembros aportan gran parte de la financiación indirecta)?
  • La doble carga de la malnutrición está aumentando rápidamente. El último Informe Mundial de la Nutrición (2017) revela que el 60 % de los países presentan elevadas tasas de desnutrición (trastornos del crecimiento en menores de cinco años y deficiencia de micronutrientes en personas adultas), además de sobrepeso/obesidad. Es probable que dicho porcentaje aumente antes de disminuir; ¿cuál es la respuesta del Movimiento SUN al respecto? ¿Qué haremos de novedoso? ¿Podemos evitar los difíciles pero ineludibles debates en torno a detener algunas de las tendencias alimenticias poco saludables causantes de estos problemas?
  • La urbanización está creciendo rápidamente en África y en todas partes del mundo. Esto constituye tanto una oportunidad como un desafío para la nutrición. ¿Qué debe hacer el Movimiento SUN para adaptarse? Por ejemplo, el Movimiento SUN ya cuenta con estados de la India como miembros, ¿debería invitar también a algunas ciudades como miembros?

En resumen, la Reunión Mundial fue todo un éxito. La coordinadora del Movimiento SUN, Gerda Verburg, merece gran parte del crédito por su energía y su honestidad. El equipo que coordina hizo un trabajo fenomenal al lograr el perfecto engranaje de todas las piezas.

Cierro con una positiva (y creo que también esclarecedora) reflexión que alguien hizo sobre el final. Durante la primera Reunión Mundial, los países miembros estaban un poco desconcertados: ¿Qué es el Movimiento SUN? ¿De qué manera me influye a mí? Los representantes de los países sabían cuáles eran sus necesidades, pero desconocían cómo articular y negociar los recursos. En cambio, en Abiyán, afirmaron sentir que los países miembro estaban a cargo del movimiento: sabían exactamente qué necesitaban de los otros actores, confiaban en la manera de articular dichas necesidades y contaban con innumerables conocimientos sobre los procedimientos para asegurar el apoyo necesario.

Este enfoque, que prioriza el impulso de los países, es fundamental para lograr el Fomento de la Nutrición. Al fin y al cabo, el éxito del Movimiento SUN podrá calcularse en términos de si contribuyó —a nivel nacional— con la movilización de recursos internos y externos adicionales para impulsar la nutrición, si contribuyó en el gasto más eficaz de los recursos existentes y en si contribuyó en considerar a la nutrición como el motor principal de los ODS. No debemos olvidar que el Movimiento SUN es mundial. Es decir, movimiento en todo el mundo y movimiento en círculos más “globales”. ¡El Movimiento avanza!

 

Post A Comment

No Comments