SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / África Occidental: 43 millones de personas podrían quedar en situación de inseguridad alimentaria debido al coronavirus

África Occidental: 43 millones de personas podrían quedar en situación de inseguridad alimentaria debido al coronavirus

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

De acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en los próximos meses, más de 40 millones de personas podrían sufrir escasez alimentaria en África Occidental, donde las restricciones a causa de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) constituyen otro factor que contribuye a la vulnerabilidad de la población.

En aras de conseguir el apoyo continuo de la comunidad internacional a las medidas mundiales de ayuda del organismo, Elisabeth Byrs, portavoz del PMA, advirtió que el nuevo coronavirus pondría en riesgo a las poblaciones que habían escapado a los conflictos armados y resistido a las inclemencias del cambio climático. “Debemos mantener nuestra ayuda en toda la región; sobre todo en lugares, como la región del Sahel Central, la República Centroafricana, Nigeria y el Camerún”, añadió.

Se calcula que 12 millones de niños menores de cinco años podrían padecer desnutrición aguda en el período de escasez de junio a agosto, en comparación con los 8,2 millones que se registraron el año pasado en el mismo período.

El mensaje de alerta estuvo acompañado de una advertencia similar del organismo de las Naciones Unidas sobre el posible aumento masivo de la inseguridad alimentaria mundial en África Oriental, como resultado directo de la pandemia.

Durante el período de escasez entre junio y agosto, más de 21 millones de personas en África Occidental “tendrán problemas para conseguir alimentos”, explicó y agregó a Gambia y a Benín a la lista de países necesitados. “En los próximos seis meses, otros 20 millones de personas podrían tener dificultades a la hora de procurarse los alimentos debido al efecto socioeconómico de la COVID-19 y, de este modo, se duplicaría el número de personas con inseguridad alimentaria, que alcanzaría los 43 millones en esta región”, añadió la portavoz del PMA.

El desplazamiento forzado más alto de África

En relación con las vulnerabilidades de la población, Babar Baloch del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) aseveró que en las regiones de África Central y Occidental “acontecerá uno de los mayores desplazamientos del continente africano; se prevé que habrá unos 5,6 millones de desplazados internos, más de 1,3 millones de refugiados y 1,6 millones de apátridas”

En forma reiterada, el organismo de refugiados de las Naciones Unidas ha instado a que se prestara un mayor apoyo al creciente número de personas que se ven obligadas a huir para salvar su vida debido a la reanudación de los conflictos en la turbulenta región del Sahel y el lago Chad. Asimismo, Burkina Faso ha sido escenario del desplazamiento masivo de más de 838 000 personas desde enero de 2019, una cifra que sigue aumentado conforme pasan los días.

En las últimas semanas, el organismo señaló que los grupos armados habían atacado miles de refugiados malienses que se encontraban en los campamentos cercanos a la frontera entre Burkina Faso y Malí. El lunes, el organismo denunció los ataques perpetrados el 2 de mayo a los refugiados malienses en Burkina Faso —“aparentemente por parte de las fuerzas de seguridad del país”—, que se encontraban en el campamento de refugiados Mentao, donde al menos 32 personas resultaron heridas.

El campamento está emplazado en la inestable región del Sahel en Burkina Faso, en cercanía a la frontera con Malí y alberga a unos 6500 refugiados, según declaraciones del ACNUR. Para el PMA, la prioridad sigue siendo las personas más vulnerables.

 

Estado de precariedad

En esta situación se encuentran “los pobres de las zonas urbanas, quienes viven al día y corren mayores riesgos”, afirmó la Sra. Byrs, y describió la manera en cómo las restricciones de viaje a causa de la COVID-19 habían afectado el transporte de provisiones y el funcionamiento de los mercados al aire libre que atienden a la mayor parte de la población, lo que generó un incremento de los precios en algunos países.

Las restricciones en la circulación también podrían repercutir en los agricultores a medida que se acerca la temporada de siembra, afirmó el PMA en una declaración, en la que también advirtió que “una respuesta inadecuada” a las necesidades actuales “pondría en juego el bienestar futuro de millones de personas en la región, sobre todo, de las mujeres y las niñas y los niños pequeños”.

También podrían surgir disturbios civiles en algunas partes de la región que ya están sumidas en la inseguridad y el extremismo violento, se afirmó desde el organismo, antes de agregar que se estaba buscando la manera de superar estos desafíos en colaboración con las autoridades. Un problema importante es la interrupción de la distribución de alimentos escolares a 18 millones de alumnos, que recibían este beneficio gracias a los programas de los gobiernos, así como a 2,2 millones de escolares que asistían a las escuelas que reciben ayuda del PMA.

“Venimos trabajando con los gobiernos a partir del momento en que debieron cerrar las escuelas y dejaron de servir la comida en las escuelas”, señaló la Sra. Byrs. “Estamos trabajando codo a codo para organizar los puntos de distribución para las familias más vulnerables para que puedan buscar las raciones de comida sin que sean penalizadas, ante el cierre obligado de las escuelas en conformidad con las medidas de confinamiento”.

Además, agregó lo siguiente: “Hemos implementado sistemas de seguimiento y evaluación que nos permita atender a las poblaciones más necesitadas, en este cometido trabajamos con los socios, con los gobiernos por supuesto y, en gran medida, con la comunidad internacional de asistencia humanitaria”.

El PMA necesita con urgencia otros USD 574 millones para brindar asistencia esencial durante los próximos seis meses en África Occidental. Es posible que este importe se incremente en las próximas semanas cuando se analicen plenamente los efectos de la pandemia.

Post A Comment

No Comments