SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Aminorar los efectos de la COVID-19 en las cadenas de suministro de alimentos en África

Aminorar los efectos de la COVID-19 en las cadenas de suministro de alimentos en África

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA) convocaron a los socios para intercambiar conocimientos sobre la lucha contra la pandemia mundial. Dado que más del 60 % de la población del continente africano vive en las zonas rurales y depende de la agricultura familiar o de pequeñas parcelas, el riesgo que la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) supone para las cadenas de suministro de alimentos, el acceso a los mercados y la nutrición es elevado. La FAO, AGRA y el Foro sobre la Revolución Verde en África (AGRF) reunieron a los socios del sector privado, economistas, líderes empresariales con el fin de que señalaran los riesgos existentes y las deficiencias que se observaban en las medidas de respuesta a la pandemia, a la vez que propusieran soluciones.

Abebe Haile-Gabriel, subdirector general de la FAO y representante regional para África, pronunció las palabras de bienvenida para los más de 565 participantes. “Los problemas que la COVID-19 plantea en el ámbito de la salud pública no pueden separarse de las cuestiones relativas a la seguridad alimentaria. Por consiguiente, es importante priorizar la protección de la cadena de suministro de alimentos y de los medios de subsistencia como un componente integral de la respuesta a la crisis”, afirmó.

Garantizar el comercio para prevenir una crisis en el contexto de otra crisis

En su disertación inaugural, Máximo Torero, economista principal de la FAO, afirmó que no existía una escasez de productos básicos agrícolas en el mundo, sino más bien una situación de embotellamiento en el acceso y la logística para llegar a los consumidores. Asimismo, calificó a la acumulación de reservas de estabilización de los países como una pérdida de recursos valiosos, ya que la oferta era alta y los precios estaban bajando. Por el contrario, recomendó que los países se centraran en garantizar que el comercio mundial y, sobre todo, intrarregional se mantuviera activo, en conformidad con todos los protocolos sanitarios y de seguridad para evitar una mayor propagación del virus.

Ziad Hamoui, presidente de Borderless Alliance en Ghana, indicó que se trataba de una oportunidad para quitar las barreras no arancelarias. “Necesitamos eliminar estas barreras para promover el traslado de artículos esenciales en África”, afirmó. Por otro lado, añadió que esta podría ser una oportunidad para que entraran en vigor los preceptos del Acuerdo por el que se Establece la Zona de Libre Comercio Continental Africana.

Amar Ali, gerente general de Africa Improved Foods, agregó que la mayor dificultad que atravesaba su empresa no era el desabastecimiento, sino la demora en la cadena de suministro debido al cierre de fronteras y a que se aplicaban normas más estrictas en materia de transporte, importación y exportación. Animó a los gobiernos a que mantuvieran la apertura de los sistemas de suministro locales y regionales, sin desatender las medidas de protección sanitarias y de seguridad.

Vanessa Adams, vicepresidenta de AGRA, en sus observaciones finales, pidió a todos los participantes a que aprovecharan la crisis como una oportunidad para crear sistemas alimentarios más resilientes e inclusivos, sobre todo, que se integrara a las mujeres por medio de una mejor coordinación entre los ministerios públicos, una mejor colaboración entre los socios para el desarrollo y la formación de alianzas más fructíferas entre el sector público y privado.

Más información

• Aminorar los efectos de la COVID-19 en las cadenas de suministro de alimentos en África (en inglés) FAO

Post A Comment

No Comments