SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Ayudar a las mujeres a alcanzar sus metas de lactancia

Ayudar a las mujeres a alcanzar sus metas de lactancia

  |   Sin categorizar

Blog de Elizabeth Alonge, Directora Ejecutiva, Iniciativa en favor de la promoción de la salud de los niños, Nigeria*

©UNICEF/UN0119092/Sokhin

La mujer es el ser más maravilloso que existe en la tierra. Tiene varios atributos que la diferencian del hombre, en los que influyen factores físicos, mentales, biológicos y reproductivos, entre otros. Al dejar atrás la niñez y la adolescencia, la mujer asume plenamente su femineidad. Las mujeres tienen tres funciones fisiológicas importantes que los hombres no tienen, entre ellas: el embarazo, el parto y la lactancia. Cada uno de estos mecanismos influye en gran medida en el patrón de conducta de una mujer y hacen necesario que ella reciba un apoyo adecuado no solo de sus familiares inmediatos, sino también de las organizaciones o empresas donde trabaja.

Las investigaciones han revelado que la mayoría de las mujeres en el mercado laboral tienden a renunciar a sus trabajos durante el embarazo o después del parto. Esto se debe a la ausencia de políticas de protección de la maternidad en las organizaciones donde trabajan. Por otro lado, las mujeres que son el sostén de la economía familiar deben volver a trabajar poco después del parto, dejando a sus bebés recién nacidos en sus hogares o en guarderías, donde los alimentan con fórmula en lugar de leche materna, el alimento ideal para los primeros meses de vida.

Asimismo, las investigaciones revelan que, para que una organización alcance los niveles más altos de innovación y creatividad, su plantilla de personal debe estar integrada por personas de ambos géneros para diversificar el talento. En otras palabras, no se puede soslayar la función de la mujer en ninguna organización o empresa; por este motivo, es necesario apoyarla en su lugar de trabajo.

Desde su creación, la Organización Internacional del Trabajo ha asignado una enorme importancia a la protección de la mujer en el de lugar de trabajo. Las organizaciones empresarias podrían resolver esta cuestión si se ampliara la licencia de maternidad a seis meses, con el pago del salario completo a las trabajadoras involucradas, y se les permitiera también trabajar desde sus hogares cuando esto sea necesario.

© UNICEF/UNI33643/Pirozzi

Otra forma de prestar apoyo a las mujeres en el lugar de trabajo es mediante la creación de guarderías o salas para bebés a fin de apoyar, promover y alentar la lactancia exclusiva. La lactancia exclusiva fomenta la planificación familiar, fortalece el vínculo entre la madre y el niño y reduce el riesgo de cáncer de mama y ovarios. Las estadísticas han demostrado que las mujeres que participan en el mercado laboral no pueden amamantar a sus hijos durante las horas de trabajo debido a la ausencia de una guardería o una sala para bebés donde desarrollan sus tareas; de esta forma, se desalienta la lactancia exclusiva de los bebés durante los primeros seis meses de vida y la continuidad de la lactancia hasta los dos años.

En Nigeria, actualmente la tasa de lactancia exclusiva es del 17 %. Como embajadora de la nutrición, mi objetivo es instalar 50 salas de lactancia en las organizaciones empresarias en los próximos seis meses y, con la ayuda de los medios de comunicación, ampliar este mensaje para promover, proteger y apoyar la lactancia materna. Con esta estrategia podemos elevar la tasa de lactancia exclusiva al 50 % antes de 2025 y normalizar la lactancia en Nigeria.

Las madres que trabajan en empresas u organizaciones que cuentan con salas de lactancia prestan servicios de calidad en forma apropiada con un compromiso total con la empresa. Asimismo, están ansiosas por regresar al trabajo y continuar con carrera profesional después del parto. La protección y el apoyo a la lactancia materna no solo evita el gasto en atención de salud, sino que también logra crear una fuerza de trabajo activa y saludable, e incrementar la productividad en todo el país. Los últimos datos provenientes del Banco Mundial indican que por cada dólar que se invierte en nutrición, se recuperan hasta 34 dólares. Cuando las madres reciben el apoyo adecuado para amamantar a sus bebés, los beneficiarios son el bebé, la madre, la familia y la comunidad.

De conformidad con la iniciativa del UNICEF Baby Friendly Call to Action de 2016, “el objetivo del Llamado a la Acción no es ejercer presión para que las mujeres amamanten a sus hijos, sino para que se eliminen las barreras que actualmente impiden a las mujeres continuar con la lactancia”.

Aunemos esfuerzos para poner fin a la malnutrición de aquí a 2030 y para que las mujeres y los niños puedan alcanzar plenamente su potencial.

*Elizabeth Alonge es Directora Ejecutiva de la Iniciativa en favor de la salud de los niños, Nigeria.

Es consultora de USAID y Save The Children International.

Elizabeth es también miembro del Comité para la Reducción de la Mortalidad Maternoinfantil del Estado de Lagos. Es experta en nutrición y defensora de los derechos del niño.

 

Post A Comment

No Comments