SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Bangladesh expande el programa de comidas escolares

Bangladesh expande el programa de comidas escolares

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

© PMA

El Gobierno de Bangladesh ha anunciado que ampliará un programa de comidas escolares cocinadas para llegar a 400 000 niños en 2000 escuelas de 16 subdistritos. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) puso en marcha con éxito el programa piloto, que comenzó en 2013.

Por medio del programa, se ofrecen comidas frescas y calientes a los escolares de los subdistritos de Bamna e Islampur. Se incluyen verduras frescas de origen local junto con lentejas, así como arroz y aceite enriquecidos con micronutrientes. El programa piloto ha demostrado que estas comidas frescas son un método rentable a la hora de combatir la deficiencia de micronutrientes.

“Agradecemos al Gobierno su iniciativa de pasar de las galletas fortificadas a las comidas frescas y calientes. Las comidas nutritivas para los niños en edad escolar tienen un alto rendimiento de la inversión, ya que mejoran la salud y la productividad de los niños a lo largo de toda su vida”, dijo Richard Ragan, representante y director en el país del PMA, durante una consulta sobre la política de comidas en la escuela celebrada en Daca.

La expansión, financiada por el Gobierno de Bangladesh, representa una inversión de USD 20 millones en la salud y productividad futura de estos estudiantes. Además, por primera vez, el Gobierno de Bangladesh aportará USD 3,6 millones para apoyar la alimentación escolar implementada por el PMA en las escuelas pobres del país. Esta contribución permitirá que el PMA llegue a más de 172 000 niños en edad escolar en 2019.

Los esfuerzos del PMA complementarán el programa que dirige el Gobierno sobre alimentación escolar en las zonas propensas a la pobreza, que atiende a más de 2,7 millones de niños y niñas por año. El PMA brinda asistencia técnica a este programa, con el objetivo de llegar a más niños y niñas que nunca.

Las deficiencias de micronutrientes representan un enorme desafío para Bangladesh, ya que se estima que las pérdidas económicas por desnutrición ascienden a unos USD 1000 millones por año. Las comidas sanas, frescas y de origen local que proporcionan los macronutrientes y micronutrientes adecuados a los niños en edad escolar son un paso importante para garantizar un futuro próspero para todos los habitantes de Bangladesh.

Post A Comment

No Comments