SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Burundi previene la malnutrición con la ayuda del Japón

Burundi previene la malnutrición con la ayuda del Japón

  |   Red de donantes SUN, Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN
El Gobierno del Japón ha destinado USD 1 millón que se emplearán en medidas de prevención de la desnutrición crónica y en ayudar a las familias vulnerables, en las que haya mujeres embarazadas, madres lactantes y niños menores de dos años en la provincia de Kirundo, en el norte de Burundi. La ejecución del proyecto está en manos del Programa Mundial de Alimentos (PMA), en colaboración con el Ministerio de Salud Pública y la organización no gubernamental Concern Worldwide.

“Mejorar la salud y el bienestar de las personas implica invertir en la prevención de los factores que influyen en su nutrición y bienestar. Es un honor para nosotros recibir esta contribución del pueblo del Japón, que nos permitirá responder a las necesidades nutricionales y aumentar la resiliencia de los habitantes de Kirundo”, afirmó Virginia Villar Arribas, directora del PMA en el país y representante en Burundi.

Kirundo es una de las provincias más afectadas por la desnutrición crónica y la inseguridad alimentaria. El PMA empleará estos aportes para distribuir suplementos alimenticios nutricionales a las mujeres embarazadas y las madres lactantes a fin de cubrir las deficiencias nutricionales y prevenir el bajo peso al nacer, así como las infecciones que conllevan un aumento de la mortalidad infantil.

El PMA fomenta la educación comunitaria sobre nutrición, en la que las mujeres les enseñan a otras mujeres de su localidad. Los principales temas que se tratan incluyen la diversidad alimentaria, la lactancia materna exclusiva, las prácticas de higiene y la planificación familiar. Mediante este enfoque, las mujeres se apoderan del control social para facilitar los cambios de comportamiento desde los hogares, que más tarde se reflejarán en las normas sociales y culturales.

“Me siento muy contento de volver a trabajar con el PMA en la mejora de la salud y el bienestar de las personas, por lo que queremos agradecer al PMA en Burundi. Japón seguirá apoyado el desarrollo de Burundi”, manifestó Takayuki Miyashita, embajador japonés en Burundi.

En lo que va de 2019, el PMA recibió USD 2,8 millones del pueblo de Japón para el tratamiento y la prevención de la malnutrición y el suministro de comidas escolares diarias a alumnos de las zonas más afectadas por la inseguridad alimentaria y la malnutrición en el país.

De acuerdo con la encuesta de demografía y salud de 2016-2017, el 56 % de los niños del país menores de cinco años presenta desnutrición crónica, un porcentaje que supera con creces al umbral crítico del 40 % que establece la Organización Mundial de la Salud. La desnutrición crónica genera efectos permanentes en los niños, como las deficiencias en las capacidades de aprendizaje, un desempeño escolar inferior y la reducción de la productividad.

El Gobierno desempeña un papel activo en la lucha contra la malnutrición y es miembro del Movimiento SUN desde 2013.

El PMA respalda las medidas del Gobierno de Burundi destinadas a combatir la pobreza, la desnutrición y el hambre a través de la asistencia a las poblaciones vulnerables, incluidos los refugiados, las personas desplazadas internamente y los repatriados, las familias que padecen inseguridad alimentaria, los niños desnutridos menores de 5 años, las mujeres embarazadas y las madres lactantes. El PMA ofrece apoyo a los pequeños productores, vinculándolos con los mercados. Asimismo, los socios en el Gobierno, humanitarios y para el desarrollo se benefician de los servicios de logística y de cadena de suministro que el PMA brinda en el país.

 

Post A Comment

No Comments