SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Cómo satisfacer las necesidades alimentarias y nutricionales de los pobres de zonas urbanas

Cómo satisfacer las necesidades alimentarias y nutricionales de los pobres de zonas urbanas

  |   Red de la sociedad civil SUN

El mundo se encuentra en un punto sin precedentes en su camino hacia el desarrollo sostenible. Por primera vez en la historia, la cantidad de personas que viven en la pobreza extrema —es decir, quienes viven con menos de US$1,90 por día— representa menos del 10 % de la población mundial. Sin embargo, dos años después de la adopción de la Agenda de Desarrollo Sostenible en Nueva York, y tras años de constante disminución, el hambre parece aumentar en todo el mundo: según el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017, 815 millones de personas sufren desnutrición; en 2015, la cantidad de personas en esa situación era de 777 millones. SNV publica un informe que explora la situación de la malnutrición en el entorno urbano y evalúa las posibles intervenciones para abordarla.

El informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017 hace hincapié en la relación entre conflictos, cambio climático y seguridad alimentaria. Estos factores contribuyeron al aumento del flujo migratorio de personas que buscan seguridad y servicios entre ciudades de todo el mundo. Se espera que la urbanización aumente la presión en los sistemas alimentarios de todo el mundo. A medida que las ciudades se expanden, albergan cada vez más personas malnutridas, en especial, mujeres y niños. Las personas más pobres del mundo siguen siendo vulnerables a la desnutrición.

 

La triple carga de la malnutrición se está volviendo cada vez más visible entre los pobres de la región urbana, donde tasas elevadas de desnutrición infantil coexisten con sobrepeso y anemia en la población adulta. La malnutrición sigue liderando entre los obstáculos que impiden la plena realización del potencial de los niños, las comunidades y las sociedades en su conjunto. Hace más de un año, en octubre de 2016, se adoptó la Nueva Agenda Urbana. El conjunto de principios y compromisos no vinculantes propone guiar las iniciativas del desarrollo urbano hasta 2036. Sin embargo, aún hay muchos interrogantes. ¿Puede la agenda urbana desempeñar el papel necesario para revertir la alarmante tendencia de inseguridad alimentaria y nutricional? Y lo que es aún más apremiante, ¿de qué manera? El documento se propone dar respuesta a estas preguntas.

Descargue el documento: English

Post A Comment

No Comments