SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Con la agudización de la situación aumentan las tasas de desnutrición infantil en Yemen

Con la agudización de la situación aumentan las tasas de desnutrición infantil en Yemen

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

(c) UNICEF/Mahmoud Al-Falsatiny

Las tasas de desnutrición aguda en los niños menores de cinco años son las más altas de la historia en algunas zonas de Yemen, donde se registraron más de medio millón de casos en los distritos del sur, según el último análisis de desnutrición aguda de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (IPC), que en el día de la fecha publicaron la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otros socios.

El análisis —que solo comprende 133 distritos del sur de Yemen, donde residen 1,4 millones de niños menores de cinco años— indica que en 2020 se produjo un incremento en los casos de desnutrición aguda de cerca del 10 %. El mayor incremento se da en los casos de desnutrición aguda grave en los niños pequeños, ya que se registra un aumento del 15,5 % durante 2020. Esta situación expone a unos 98 000 niños menores de cinco años a un alto riesgo de muerte si no reciben tratamiento urgente contra la desnutrición aguda grave.

Se trata de una combinación peligrosa de factores, producto del conflicto y la recesión económica, que agravan la situación de los niños más pequeños de Yemen. En las zonas más afectadas que se incluyeron en el análisis —tierras bajas de Abyan (23 %), tierras bajas de Lahj (21 %), tierras bajas de Taiz (22 %)—, alrededor de uno de cada cinco niños presentaba desnutrición aguda. En las tierras bajas de Hodeidah, más de uno de cada cuatro niños —el 27 %— sufre desnutrición aguda.

Al menos un cuarto de millón de mujeres embarazadas o en período de lactancia también necesitan tratamiento contra la desnutrición. Los expertos de las Naciones Unidas advierten que es probable que la cifra real sea mayor, ya que los factores que provocan la desnutrición en Yemen han empeorado este año.

Yemen ha registrado durante mucho tiempo unas de las tasas de desnutrición más altas del mundo. Hasta el momento, las intervenciones humanitarias destinadas a tratar y a prevenir la desnutrición, así como la asistencia alimentaria de emergencia, han evitado un deterioro aún más mayor. Sin embargo en 2020, estos logros obtenidos con tanto esfuerzo se están perdiendo. La escalada del conflicto y la recesión económica, además de las consecuencias abrumadoras de la pandemia de COVID-19, han llevado al límite a una población ya exhausta. Sumado a ello, muchos proyectos de asistencia, entre ellos, los de ayuda alimentaria de emergencia y de servicios de agua, saneamiento e higiene, se debieron interrumpir a raíz de la escasez de fondos. Si no se reciben pronto más fondos, también está en juego la continuidad de los programas de tratamiento de la desnutrición.

Estos factores se conjugan con otros que históricamente han hecho de Yemen uno de los lugares más difíciles para ser niño o madre: una dieta insuficiente y de mala calidad, alta prevalencia de enfermedades transmisibles, niveles elevados de inseguridad alimentaria, escaso acceso a los servicios de nutrición y salud, saneamiento e higiene deficientes e imposibilidad de que muchos niños puedan acceder a importantes vacunas, como la vacuna contra el sarampión y la poliomielitis.

Aún se están analizando los datos del resto de los distritos del norte del país. Si se tiene en cuenta la tendencia histórica, se espera que la situación en estas zonas sea igualmente preocupante.

“Estamos advirtiendo desde julio que Yemen está al borde de una crisis de seguridad alimentaria catastrófica”, señaló la Sra. Lise Grande, coordinadora de Asuntos Humanitarios para Yemen. “Si la guerra no termina ahora, vamos camino a una situación irreversible y corremos el riesgo de perder a toda una generación de niños. Los datos que publicamos hoy confirman que los niveles de desnutrición aguda en los niños son los más altos desde que comenzó la guerra”.

“En los últimos dos años, hemos podido hacer retroceder la peor de las hambrunas una generación. Lo hemos logrado, gracias a que se brindó ayuda humanitaria de manera masiva y se trabajó con las autoridades para estabilizar los factores económicos que desataron la crisis. Es desgarrador ver que, cuando más nos necesita la gente, no podemos hacer lo necesario para ayudar porque no tenemos fondos”, añadió la Sra. Lise Grande.

“Las vidas de miles de niños y mujeres están en riesgo. La desnutrición aguda puede tratarse y prevenirse con una serie de servicios clave, pero para ello necesitamos medidas y apoyo urgentes. Este gran sentido de urgencia debería imperar a la hora de facilitar los recursos financieros necesarios y garantizar el acceso a los niños y las mujeres que tienen la imperiosa necesidad de recibir asistencia”, afirmó el Sr. Philippe Duamelle, representante del UNICEF en Yemen.

“El deterioro de la situación nutricional que se señala en este último análisis destaca la urgente necesidad de garantizar que cada niña, niño, mujer y hombre yemení tenga acceso a una dieta saludable y variada ahora y en el futuro. Esto implica construir, restablecer y mantener los sistemas alimentarios en Yemen, mediante la ampliación inmediata de las medidas para proteger los medios de subsistencia de la población y facilitar la producción, la comercialización y el consumo de alimentos variados y nutritivos, incluso durante épocas de crisis extrema”, señaló el Sr. Hussein Gadain, representante de la FAO en Yemen

“El círculo vicioso del conflicto y el hambre en Yemen está cobrando un alto precio a quienes ya eran los más vulnerables. Las crecientes tasas de desnutrición aguda ponen a muchas mujeres y niños en riesgo, cuyas consecuencias se sentirán durante las próximas generaciones. Podemos detener esta devastadora tendencia. Debemos actuar ahora”, asegura el Sr. Laurent Bukera, director del PMA en Yemen.

 

Post A Comment

No Comments