SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Conocimiento de productores + conocimiento científico + biodiversidad = sistemas alimentarios sostenibles

Conocimiento de productores + conocimiento científico + biodiversidad = sistemas alimentarios sostenibles

  |   Blogs, Secretariado y Grupo líder del Movimiento SUN

En el Día Internacional de la Diversidad Biológica, el 23 de mayo de 2016, Gerda Verburg, representante permanente de los Países Bajos en las Naciones Unidas y futura coordinadora del Movimiento para el fomento de la nutrición, es la invitada en el blog de Ann Tutwiler, DG Dialogues. Gerda Verburg explica por qué el conocimiento de los productores es un activo vital cuando hablamos de planificación, implementación y fomento de las medidas de investigación agrícola para el desarrollo. Haga clic aquí para ver el artículo original.

 

En 2015, la comunidad global acordó los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), comprometiéndose así a lograr metas ambiciosas para terminar con la pobreza, el hambre y la malnutrición, garantizar el bienestar de las personas y producir alimentos de sistemas agrícolas biodiversos, nutritivos y sostenibles.

La biodiversidad es reconocida cada vez más como una parte esencial de la solución cuando hablamos de cumplir muchos de los 17 ODS. No solo los ODS que se centran en frenar la pérdida de biodiversidad, sino que a través de su uso como herramienta agrícola sostenible que puede mejorar los sistemas de producción de alimentos, incluso la capacidad de adaptación al cambio climático.

Que la biodiversidad es importante para los sistemas de alimentos sostenibles no es ninguna novedad; los productores de todo el mundo han sabido esto durante milenios. No obstante, el conocimiento que tienen acerca de cómo usar diferentes especies y variedades en sus granjas para lograr sistemas agrícolas productivos y resistentes a menudo es subestimado, menospreciado e ignorado. Crecí en una granja y he trabajado con productores durante toda mi carrera profesional. Sé que este conocimiento es parte de su ADN, porque tienen que adaptarse a los cambios todo el tiempo. Pero al igual que la biodiversidad, este conocimiento valioso está en peligro de perderse, cuando debería usarse para informar y desarrollar medidas de investigación para lograr un impacto sostenible.

 

Cuando era Ministra de Agricultura, Naturaleza y Calidad Alimentaria en los Países Bajos, una vez recibí una propuesta de investigación agrícola que, para mí, no parecía tener relación con las necesidades reales de los productores. Yo pregunté: «¿Analizaron esto con los productores?». La respuesta fue negativa. Decidí organizar una reunión con los productores, recibimos sus opiniones y así comenzamos un programa de investigación más orientado a los productores.

Es por esto que espero que las organizaciones de investigación para el desarrollo pongan a los productores y sus necesidades en el centro. Los investigadores no deben llegar al campo con su enfoque «listo para usar», sino que antes deben escuchar a los productores y sus comunidades para comprender mejor sus necesidades, a fin de generar soluciones aptas, duraderas y escalables.

De esta forma, tanto los científicos como los productores obtienen beneficios. Los productores tienen la posibilidad de manifestar sus propias necesidades e identificar oportunidades y desafíos con varios años de anticipación. Pueden comprender las soluciones intermedias que involucra adoptar un nuevo enfoque; por ejemplo, si plantan más de un cultivo alternativo, ¿qué cultivo plantarán menos? ¿Cómo se verán afectados por esto? Todo esto representa inteligencia vital que puede aprovechar la investigación del impacto. A cambio, los científicos proporcionarán conocimiento específico sobre cómo mezclar y combinar diferentes características genéticas para lograr una mejor producción y resistencia, incluso implementar cultivos que sean climática y nutritivamente inteligentes.

Farmers in Bihar, India. Credit: Bioversity International/C. ZanzanainiLos productores deben estar al mando. Deben estar involucrados en el diseño del programa de investigación, además de la implementación de las intervenciones de investigación que se centran en cómo apoyarlos. Lo que necesitamos es un cambio de paradigma en el mundo de la investigación. Trabajar con los productores a nivel comunitario debe convertirse en la nueva norma, y los donantes deben repensar su apoyo financiero para la investigación: enfocar el apoyo en la implementación de la investigación a nivel comunitario y hacer que los resultados sean escalables.  De esta forma, los resultados pueden replicarse y difundirse más.

Este enfoque tan innovador significa que la información de una variedad de factores importantes luego se retribuye a los científicos: experiencias y deseos expresados de productores, desde la productividad hasta el cambio climático, los suelos, la resistencia, el sabor, si un cultivo va a venderse en el mercado. Estos factores son importantes para mejorar los programas de investigación y hacen que los resultados sean aplicables y puedan implementarse en el campo, codo a codo con los productores.

Me alegra ver que se están produciendo cambios en esta dirección. Pero se necesita más para lograr el mejor impacto posible para los productores, el clima, la sociedad y el mejor valor del dinero para los donantes. El éxito debe medirse cada vez más no solo en el alto impacto de las publicaciones en las que se emiten los resultados, sino en el alto impacto de cómo estos resultados respaldan a los productores para mejorar el rendimiento y los ingresos. Esto requiere nuevas formas de comunicar los resultados: los productores necesitan herramientas y enfoques que puedan usar y compartir mucho después de que los científicos se concentren en un programa de investigación nuevo. Al participar activamente desde el comienzo de la investigación, los productores y sus comunidades pueden probar e implementar enfoques innovadores, desarrollar la propiedad y compartir su conocimiento y experiencias optimizados con los demás.

Si pudiéramos crear un nuevo sistema de investigación agrícola de cero, sugeriría que comenzáramos con esta premisa simple: conocimiento de productores + conocimiento científico + colaboración entre ambos + biodiversidad = alimentos sostenibles.

Luego, se puede incluir al resto de los actores involucrados en la ecuación. Incluir a donantes, responsables de la creación de políticas, el sector privado, nutricionistas, ambientalistas, instituciones de investigación agrícola, organizaciones comunitarias: a todos. Acordar un objetivo en común. Construir confianza. Cambiaría el panorama totalmente e insumiría mucho tiempo, pero así es como se cumplen los ODS: es mucho más que ponerse de acuerdo con un documento. Y el resultado será mensurable, podrá replicarse y, así, ser satisfactorio e inspirador.

Gerda Verburg. WikimediaEl Día Internacional de la Diversidad Biológica, tenemos que sacudir las estructuras del sistema. El conocimiento de los productores y la biodiversidad deben ubicarse en el centro de este cambio.

 

Gerda Verburg

Siga a Gerda Verburg en Twitter:

@GerdaVerburg

Descubra más información sobre Fomento de la nutrición

Post A Comment

No Comments