SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / La coordinación es fundamental

La coordinación es fundamental

  |   La contribución de la agricultura y de la protección social al fortalecimiento de la nutrición, SUN en la práctica

El compromiso del Gobierno de Malí para hacer frente a la malnutrición de manera sostenible y multisectorial se ha concretizado con el reconocimiento explícito de la responsabilidad y del papel colectivo de todos los sectores en la mejora de la nutrición y especialmente de los sectores agrícolas y sociales.

Modibo Diarra, Centro de Coordinación Nutrición del Ministerio de Salud e Higiene Pública y, Punto focal SUN en el gobierno.

La malnutrición y la inseguridad alimentaria están indisolublemente vinculadas

A pesar de los numerosos retos (productividad baja; gestión compleja de pérdidas posteriores a las cosechas y de los mercados; condiciones climáticas difíciles), la agricultura maliense experimentó mayores evoluciones estas últimas décadas: un fuerte aumento de la producción de cereales (aunque a un ritmo inferior al crecimiento demográfico, así como un aumento del rendimiento de las zonas productoras de arroz) de 2 a 6 toneladas por hectárea entre 1988 y 2008. Entre 2000 y 2013, la producción de arroz ha pasado de 742 808 a 2 211 920 toneladas, la de maíz ha pasado de 214 548 a 1 502 717 toneladas y la de mijo ha pasado de 759 114 a 1 152 331 toneladas.

Sin embargo, encuestas demuestran que la zona de producción agrícola más grande del país es la que presenta la mayor tasa de malnutrición. Además, algunas regiones siguen dependiendo de la ayuda alimentaria. Esto puede indicar que el impacto de los rendimientos agrícolas sobre la situación nutricional de la población es limitado. En este sentido, para hacer frente a la malnutrición de manera sostenible y multisectorial, el compromiso del Gobierno de Malí se ha concretizado con el reconocimiento explícito de la responsabilidad y del papel colectivos de todos los sectores en la mejora de la nutrición y, especialmente, de los sectores agrícolas y sociales. El Marco Estratégico para el Crecimiento y la Reducción de la Pobreza (Cadre Stratégique pour la Croissance et la Réduction de la Pauvreté, CSCRP 2012-2017) hace hincapié en la seguridad alimentaria y nutricional como ámbitos prioritarios de intervención.

Contribuciones de los sectores agrícola y social al Plan de Acción Multisectorial para la Nutrición

La Política Nacional de Nutrición, adoptada por el gobierno en enero 2013, se ha puesto en práctica a través de un Plan de Acción Multisectorial para la Nutrición (2014-2018) gracias al apoyo técnico y financiero de REACH.

Más de 100 representantes de ministerios, de socios técnicos y financieros, de la sociedad civil y del sector privado desarrollaron el plan entre julio 2013 y abril 2014. Este fue adoptado el 5 de junio de 2014 antes de su evaluación financiera correspondiente a 605 238 299 USD en un período de 5 años. El plan cubre 14 ejes estratégicos e incluye los Ministerios de Salud, de Desarrollo Rural y la Comisión de Seguridad Alimentaria, así como los Ministerios de Educación, de Desarrollo Social, de Promoción de la Mujer y de Comunicación. El tema de la protección social se aborda en todos los ejes estratégicos.

El Ministerio de Desarrollo Rural y el Ministerio de Desarrollo Social están especialmente vinculados a la gestión del sexto eje, “Producción alimentaria familiar a pequeña escala y transferencias sociales”, para el que se han definido 7 actividades prioritarias subyacentes (acciones relativas a la selección de los beneficiarios, a la promoción de intervenciones de desarrollo rural a favor del aumento y de la diversificación alimentaria, y al aumento de las capacidades de las cooperativas y de las colectividades agrícolas). Por tanto, la parte sobre la “producción familiar” ha de permitir una diversificación de la producción y del consumo de los alimentos, así como una mejora del rendimiento de los hogares que contribuye al empoderamiento de las mujeres.

mali02

El Ministerio de Desarrollo Rural es responsable de la vulgarización de las semillas mejoradas, de la promoción del riego de proximidad para los cultivos con alto valor nutricional o del refuerzo de la integración de las actividades agropecuarias a nivel familiar. A su vez, el Ministerio de la Familia es responsable de la promoción del acceso a la tierra y de la seguridad de la tenencia de la tierra para las mujeres en las zonas rurales. La parte sobre las “transferencias sociales”, influyendo en los ingresos de los hogares, se refiere a las causas subyacentes de la malnutrición (falta de acceso a productos alimenticios variados, falta de acceso a la asistencia médica). El Ministerio de Desarrollo Social es responsable de las transferencias sociales destinadas a mejorar la situación nutricional de los hogares, influyendo no sólo en la alimentación, sino también en el higiene y el saneamiento, o incluso apoyando la creación y la promoción de organizaciones locales, incluyendo a las mujeres y a los jóvenes. El costo de estas actividades (aproximadamente 50 000 000 USD en un período de 5 años) representa un 8,27 % del coste total del Plan de Acción.

mother

El Ministerio de Desarrollo Rural y el Ministerio de Acción Humanitaria también están vinculados a la dirección del duodécimo eje, relativo a la preparación y a la respuesta ante emergencias, que promueve intervenciones integradas y para el que se definieron 10 acciones prioritarias. El Ministerio de Desarrollo Rural es responsable de la sensibilización sobre la gestión de las reservas de alimentos y de productos forrajeros con fines de warrantage (sistema de crédito garantizado por una reserva de productos agrícolas que pueden cambiar de valor con el tiempo), de la protección de las zonas de pasto y de los manantiales, de la vigilancia de los fenómenos meteorológicos y de la situación agrosilvopastoral. A su vez, la Comisión de Seguridad Alimentaria es responsable de las evaluaciones de la situación en equipos multidisciplinarios antes o después de los desastres, de la distribución de productos alimentarios y de la venta a precio moderado de los productos agrícolas. El coste de estas actividades (aproximadamente 29 000 000 USD en 5 años) representa un 4,85 % del coste total del Plan Multisectorial.

Integración de la nutrición en el Plan Sectorial Agrícola

La integración explícita de objetivos nutricionales en la Política de Desarrollo Agrícola (PDA) y en el Plan Nacional de Inversión en el Sector Agrícola 2015/2025 (PNISA) es un reconocimiento explícito de la contribución del sector agrícola a la lucha contra la malnutrición.

Por tanto, la primera de las 8 orientaciones estratégicas de la Política de Desarrollo Agrícola (PDA), desarrollada en 2013, contempla “la seguridad alimentaria y nutricional de la población” “corrigiendo las carencias con la diversificación de las producciones agrícolas”. Además de la oferta de productos alimentarios, su transformación y conservación también se mencionan, así como la preservación de los ingresos de los pequeños productores. La reducción de la dependencia alimentaria con un límite de las importaciones constituye también uno de los principales objetivos de la PDA. El componente de la seguridad alimentaria del Plan Nacional de Inversión en el Sector Agrícola 2015/2025 está en etapa de redacción, para así poner en práctica esta política.

Concrete examples

En 2013, la FAO, junto con el gobierno, las Naciones Unidas y las ONG, pusieron en práctica un proyecto de refuerzo de los medios de resiliencia beneficiando a más de 5600 hogares que volvieron en el Norte (zona de Tombuctú) para desarrollar su producción de cereales y hortalizas, y enriquecer su alimentación (especialmente con verduras frescas). Se han proporcionado cursos de formación en centros comunitarios sobre las buenas prácticas de producción de hortalizas y de arroz de riego, de nutrición, de actividades asociativas y cooperativas (con la presentación de recetas nutritivas) FOTO 3. Además, estos centros han distribuido productos a las familias: semillas de cereales (mijo, sorgo, maíz, arroz, trigo) y de hortalizas (cebolla, gombo, tomate, pepino, col), fertilizante, gasóleo y materiales fungibles. Más de la mitad de los 35 000 beneficiarios del proyecto son mujeres y niñas adolescentes. La considerable documentación (kits de nutrición, carteles educativos, cajas de imágenes) permite duplicar el proyecto.

Desde 2013, el Banco Mundial financia un proyecto de ayudas sociales de emergencias que proporciona transferencias de efectivo a los hogares en situación de inseguridad alimentaria. Esto permite aumentar su consumo alimentario de manera sostenible y mejorar su capacidad de resistencia ante las crisis, reforzando y protegiendo la acumulación de capital humano de sus niños. De aquí a 2018, este proyecto también debe integrar acciones preventivas relativas a la suplementación con micronutrientes y vitamina A, actividades de sensibilización nutricional, y debe sentar las bases de un sistema nacional de protección social que pueda también proteger a las poblaciones vulnerables en caso de crisis.

A estas alturas, tres lecciones claves han sido extraídas del proyecto:

  1. Es necesario un sólido marco institucional en cuanto a la protección social para establecer un sistema de ayudas sociales.
  2. Algunas estrategias sostenibles para apoyar a los hogares que sufren de inseguridad alimentaria crónica exigen, entre otras cosas, transferencias regulares de efectivo para los períodos de entre 24 y 36 meses.
  3. Algunos sistemas de información pueden facilitar la toma de decisiones estratégicas.
  4. Se debe garantizar una alta calidad en cuanto a la selección de las poblaciones.

En el marco de los Clusters Seguridad Alimentaria y Nutricional, se ha organizado un taller de refuerzo de capacidades sobre la integración de la nutrición y de la seguridad alimentaria. Este taller ha reunido 40 participantes del gobierno, de las ONG internacionales y nacionales. Ha permitido reforzar las capacidades de los actores para una mejor integración de la nutrición en los programas de seguridad alimentaria y de resiliencia en situaciones de emergencia, con el fin de mejorar las condiciones nutricionales de las poblaciones.

Próximas etapas

  • En función del Plan de Acción Multisectorial presupuestado, se está llevando a cabo un análisis de las financiaciones disponibles y de las desigualdades de financiación. Este análisis permitirá conocer mejor los recursos disponibles del gobierno y de los distintos actores, y así se podrán estimar las desigualdades y las necesidades de financiación para los próximos 5 años.
  • El gobierno le ha pedido a REACH organizar una mesa redonda entre el gobierno y los donantes para utilizar los resultados anteriormente mencionados. Esto permitirá al gobierno y a los asociados identificar las acciones prioritarias, las financiaciones disponibles y mejorar la planificación para los próximos 5 años. Especialmente para la ampliación de las intervenciones. Esta mesa redonda está prevista para abril/mayo 2015.
  • Se está estableciendo una célula de coordinación de la nutrición que se encontrará en el Ministerio de Salud. Esta célula tendrá un papel político y técnico: abordar el aspecto multisectorial de la nutrición y el seguimiento del Plan de Acción Multisectorial. La cooperación REACH respaldará técnica y financieramente esta célula.
  • Malí privilegia la descentralización y la experimentación a nivel local. Con el apoyo de la Unión Europea, la Cornell University y Unicef, el país experimenta la puesta en práctica de los planes a escala de los distritos y a través de los modelos consensuales. El objetivo es llegar a un acuerdo entre los actores sobre una manera de trabajar juntos, a través de la planificación conjunta de las actividades por un consorcio (armonización de las actividades), de la integración de los indicadores de nutrición, del establecimiento de comités de seguimiento y de evaluación que orientan las autoridades locales.

mali05

mali04

Lecciones claves:

  • La implicación de todas las partes interesadas, y especialmente de los técnicos en el ámbito del agua y del saneamiento, es necesaria desde el inicio del desarrollo de las políticas y de los planes.
  • La elaboración del plan de acción necesita tiempo y un apoyo técnico y financiero intenso.
  • Es fundamental tener una estructura de coordinación estable para garantizar el seguimiento de la ejecución y para tener un papel tanto técnico como político.

mali06

El proyecto: “Movilizar a la sociedad civil para reforzar la nutrición en Malí”

La ONG OMAES (Œuvre Malienne d’Aide à l’Enfance au Sahel: obra maliense de ayuda para la infancia en el Sahel) fue designada Punto focal SUN de la sociedad civil en Malí. A través de la ONG OMAES, la sociedad civil tiene que organizar campañas de promoción a favor de los responsables para una mejor consideración de la nutrición sectorial, especialmente la agricultura y la protección social. La sociedad civil ha actualizado el PROFILE, una herramienta de promoción que hace hincapié en las consecuencias de la malnutrición sobre la salud, la educación y la prosperidad económica de un país. Esta herramienta permitirá sensibilizar a los responsables y otros actores sobre la nutrición y sus repercusiones. Se hará una presentación del PROFILE en la Asamblea Nacional y en las regiones (ante los gobernadores y los directores regionales). La OMAES tiene previsto formar a los actores de la sociedad civil, incluso los comunicadores tradicionales, sobre el uso del PROFILE para ayudarles en la promoción de la nutrición ante las poblaciones.

JH213302

Post A Comment

No Comments