SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Creación de programas basados en evidencias

Creación de programas basados en evidencias

  |   De la ciencia a la acción, SUN en la práctica

“La relación entre los acdémicos y los responsables políticos ha mejorado visiblemente en los últimos años. Lo más notable ha sido la participación de diversos académicos distinguidos en algunos de las instituciones normativas más importantes.”

Dr. Joyceline Kaganda,

Directora gerente interina, Centro de Alimentación y Nutrición de Tanzania

Antecedentes

info-graph02-20160412

En el 2011, el gobierno de la República Unida de Tanzania y sus socios de las Naciones Unidas (OMS, UNICEF, REACH y PAM), sus socios donantes (USAID, Irish AID, DFID, DANIDA, CIDA, Micronutrient Initiative, el Banco Mundial y la Fundación de Fondos de Inversión para la Infancia) y organizaciones no gubernamentales bajo la organización madre Asociación para la Nutrición en Tanzania (PANITA, ver Fig. 1) desarrollaron la Estrategia Nacional de Nutrición. La estrategia contiene ocho áreas prioritarias y se concentra principalmente en la investigación, el monitoreo y la evaluación, dado que son esenciales para la toma de decisiones basada en evidencias y una mejor rendición de cuentas.

info-graph03

A pesar de que se reconoce ampliamente la importancia de la investigación para facilitar la toma de decisiones eficaz, las inversiones permanecen insuficientes, incluida la asignación de presupuestos para la investigación. Después de tres años de implementar la Estrategia Nacional de Nutrición, más del 80 % del presupuesto se ha utilizado para servicios de nutrición y desarrollo de capacidades. A todos los niveles, gran parte del trabajo realizado para mejorar la nutrición es consultativo. Cuarenta y ocho por ciento del presupuesto total ha provenido de socios del desarrollo internacional con un enfoque limitado en la investigación misma (Revisión del Gasto Público, 2014) (ver Fig. 2). Por lo tanto, surge la pregunta de si los responsables de la toma de decisiones comprenden plenamente la esencia de las actividades de investigación para orientar la toma de decisiones.

Participación

La Comisión de la Ciencia y la Tecnología es el principal organismo que coordina las actividades de investigación en Tanzania. La Comisión de la Ciencia y la Tecnología es una organización paraestatal responsable de coordinar y promover las actividades de desarrollo tecnológico e investigación en el país. Es el principal asesor del gobierno en todas las cuestiones relacionadas con la ciencia, la tecnología y su aplicación al desarrollo socioeconómico del país. Establecida por la Ley Parlamentaria n.° 7 de 1986 como sucesora del Consejo Nacional de Investigación Científica de Tanzania, la Comisión de la Ciencia y la Tecnología entró en funcionamiento en 1988. La ley proporciona el marco estructural de la comisión, que reúne en un mismo foro a los líderes más importantes de las instituciones científicas y tecnológicas del país.

pic-high-level-delegation-during-Presidential-call-for-action-to-nutrition

En algunos casos, sin embargo, las investigaciones sobre la nutrición son coordinadas y realizadas por el Ministerio de la Salud y del Bienestar Social a través del Centro de Alimentación y Nutrición de Tanzania y de diversas instituciones y organizaciones, que no están vinculadas directamente con la Comisión de la Ciencia y la Tecnología o el Centro de Alimentación y Nutrición de Tanzania. Estas incluyen universidades, instituciones de investigación y ONG.

La relación entre los académicos y los responsables políticos ha mejorado visiblemente en los últimos años. Lo más notable ha sido la participación de diversos académicos distinguidos en algunas de los órganos de creación de políticas más importantes. Varios miembros de la academia de la Universidad de Agricultura de Sokoine también ocupan cargos en órganos responsables de la toma de decisiones como el Ministerio de Agricultura y Desarrollo de la Ganadería, el Ministerio de Industria, la Oficina de Estándares de Tanzania, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Recursos Naturales y Silvicultura, entre otros. Además, es cada vez más común que los responsables políticos y los académicos se reúnan en diversos foros, donde comparten, analizan y discuten los hallazgos de la investigación. Estos incluyen reuniones de coordinación técnica para los principales problemas de nutrición en Tanzania, como el control de la deficiencia de vitamina A, la nutrición del lactante y del niño pequeño, la comunicación para el cambio social y de comportamiento, la alianza de fortificación de los alimentos, y reuniones de revisión para el sector de salud y nutrición.

Copyright-SUN-Movemetnt-Secretariat-Maria-Pizzini

Ejemplos

A continuación se presenta una lista de encuestas y evaluaciones realizadas a través de la Estrategia Nacional de Nutrición para la creación de programas de nutrición. Los datos recopilados mediante estas encuestas y evaluaciones fueron utilizados para orientar las decisiones sobre la creación de programas. La Encuesta demográfica y de salud de Tanzania es realizada por la Oficina Nacional de Estadística. El Centro de Alimentación y Nutrición de Tanzania realiza otras encuestas en colaboración con la Oficina Nacional de Estadística , socios donantes y otras instituciones de aprendizaje.

      • Análisis del panorama de la disposición de Tanzania para acelerar la acción para la nutrición (2012) a cargo del Centro de Alimentación y Nutrición de Tanzania, con el apoyo de la OMS. El análisis identificó brechas, limitaciones y oportunidades para fomentar las intervenciones en la nutrición y, al hacerlo, facilitó el análisis de las capacidades y los recursos existentes. A partir de estos estudios, se desarrollaron o se revisaron líneas directrices sobre asuntos específicos, como la alimentación del lactante y del niño pequeño, el VIH, el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, la vitamina A y el procesamiento de la mandioca. También se priorizó el desarrollo de líneas directrices sobre la planificación, la presupuestación, estrategias y normas para la fortificación de los alimentos.
      • Evaluación de la capacidad institucional para la nutrición (2011) Esta evaluación examinó las instituciones de nutrición, desde la estructura hasta los servicios, con el objetivo de identificar las brechas para mejorar la prestación de servicios de nutrición en toda Tanzania. Los resultados ayudaron a acelerar el despliegue de oficiales de nutrición a nivel nacional y reforzar los mecanismos de coordinación.
      • Una evaluación de las necesidades en cuanto a las competencias de los puntos focales y de los funcionarios nutricionistas. A partir de esta evaluación, se desarrollaron módulos basados en habilidades, y se utilizan actualmente. Estos módulos incluyen lo siguiente: i) La situación nutricional en Tanzania, ii) La integración de la Estrategia Nacional de Nutrición en los planes distritales, la presupuestación y la adquisición, iii) El monitoreo de la situación nutricional, y iv) La movilización de recursos, abogacía y habilidades para el desarrollo de capacidades.
      • La Revisión del Gasto Público para la nutrición (2014), incluido un informe de política, se utilizó para abogar por el aumento de la asignación de recursos en el gobierno tanto a nivel nacional como local.
      • La Estrategia Nacional de Nutrición se realiza con la metodología de “Monitoreo y Evaluación estandarizados de Asistencia y procesos de Transicion” (Standardized Monitoring and Assessment of Relief and Transitions) (ver Fig. 3). Los resultados revelaron que el promedio nacional de los índices de retraso en el crecimiento disminuyó del 42% al 35%.

figure-03

      • En el 2010, se llevaron a cabo encuestas de biomarcadores de micronutrientes como parte de la Encuesta demográfica y de salud. Los datos de estas encuestas aceleraron la formación de la alianza de fortificación de los alimentos y el desarrollo de líneas directrices para las políticas de fortificación de micronutrientes en el país.
      • Las evaluaciones de la seguridad alimentaria a nivel de los hogares, que incluye el proyecto de adición de valor agregado a la mandioca y el desarrollo de regulaciones sobre la yodación universal de sal para abordar el predominio de bocio determinado por las encuestas en la década de 1980.
      • Recientemente, se hallaron evidencias de contaminación por aflatoxinas en importantes reservas de granos que indicaron la presencia de una especie de hongo potencialmente toxigénico en cantidades importantes en granos de maíz almacenados. Estos resultados incentivaron la formación del Comité de pilotaje nacional para el control de micotoxinas en el país, que continua la investigación para evaluar los niveles de micotoxinas en otros alimentos básicos.
      • Se promovió la preparación de los alimentos para niños con tecnologías de germinación y fermentación utilizando estudios realizados en la década de los años 1980 a partir de los factores que contribuyen a los trastornos de crecimiento en niños en edad de destete.

Aunque Tanzania se ha ocupado del estado nutricional de su población desde su independencia, en especial con su historia exitosa del Programa Conjunto de Apoyo a la Nutrición de Iringa (uno de los principales programas de nutrición que apunta a reducir el alto impacto de la malnutrición y la mortalidad en la década de los años 1980), solo después de haberse unido al Movimiento SUN el país comenzó a experimentar un aumento de las intervenciones para combatir la malnutrición. Desde entonces, el país ha recibido apoyo de diversos socios para el desarrollo y se ha observado un impacto visible en el país a todos los niveles. A pesar de estos avances, la emergencia de muchos actores en el campo de la nutrición ha planteado un desafío para el establecimiento de una respuesta de nutrición multiactor y multisectorial coordinada.

Lecciones claves

  • El compromiso político de alto nivel es fundamental para aumentar las medidas que mejoran la nutrición de todos los habitantes.
  • Es primordial abogar para que los líderes se comprometan en tomar medidas eficientes, en emprender una colaboración multisectorial y garantizar una coordinación eficaz.
  • También es crucial otorgar funciones comunes y claras a los sectores claves, los actores involucrados y al país para que la nutrición sea una responsabilidad de todos, así alcanzar la rendición de cuentas y una buena gobernanza de la nutrición.

Desafíos

  • No hay suficientes datos locales para orientar las políticas y los programas. Las investigaciones se encuentran diseminadas por toda Tanzania y su alcance geográfico es limitado.
  • Existe una falta de capacidad institucional para analizar, sintetizar y aplicar la investigación a la toma de decisiones. Esto incluye el uso mínimo de datos locales para tomar decisiones contextualizadas, una comprensión insuficiente de los informes de políticas y una falta de herramientas suficientes para facilitar el análisis.
  • Las oportunidades para establecer prioridades de forma conjunta entre socios son limitadas.
  • Los recursos financieros para generar evidencias relevantes para las políticas no son adecuados.

¿Qué hay que hacer para superar los desafíos?

  • Desarrollar la capacidad para recopilar y analizar datos, interpretar evidencias, sintetizar datos e identificar brechas en la investigación existente; desarrollar la capacidad del Centro de Alimentación y Nutrición de Tanzania para realizar investigaciones operativas y monitoreo y evaluación;
  • Desarrollar herramientas y canales para facilitar la abogacía y la implementación de un sistema para consolidar y comunicar información sobre nutrición a los actores relevantes, lo que incluye la difusión de los hallazgos de la investigación;
  • Vincularse con instituciones relevantes para mejorar la calidad y la base de evidencias para la planificación, la presupuestación y el seguimiento del progreso;
  • Establecer un foro conjunto para identificar las prioridades de investigación y las responsabilidades entre los actores involucrados;
  • Movilizar recursos, tanto financieros como técnicos, para la investigación y abogar por la inclusión de la investigación sobre nutrición en los presupuestos nacionales;
  • Evaluar el desempeño de los responsables políticos, incluidos los líderes políticos, con indicadores de desempeño mensurables, claros y concisos. Por ejemplo, la inclusión de la mejora de la nutrición en la sociedad como un indicador para evaluar el éxito o el fracaso de un líder en todos los niveles.

Post A Comment

No Comments