SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Creciente cantidad de personas enfrentan escasez grave de alimentos en Sudán del Sur

Creciente cantidad de personas enfrentan escasez grave de alimentos en Sudán del Sur

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

© PMA/Gabriela Vivacqua

El informe de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (IPC) —publicado en Yuba por el Gobierno de Sudán del Sur en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA)— pone de manifiesto que la cantidad de personas con inseguridad alimentaria grave ha aumentado en un 13 % desde enero del año pasado.

En dicha cifra, se incluyen cerca de 30.000 personas que ya están sufriendo inseguridad alimentaria extrema (fase de catástrofe o 5 de la Clasificación, la más elevada para la inseguridad alimentaria) en los estados de Lagos y Yunqali (sudeste y centro de Sudán del Sur).

El informe pone de relieve que la inseguridad alimentaria es el resultado de los efectos acumulativos de los conflictos, la producción insuficiente de alimentos y el consecuente desplazamiento de la población. En 2019, la producción local de cereales abastecerá solamente al 52 % de las necesidades del país, en comparación con el 61 % alcanzado en 2018.

Los conflictos siguen interrumpiendo la producción de alimentos, reduciendo el ganado y limitando el acceso de las personas a fuentes alternativas de alimentos. Las sequías prolongadas, las inundaciones, las enfermedades de los cultivos y las infestaciones de plagas han repercutido con gravedad en la producción agrícola, que depende en gran medida de las lluvias. Los pobres han sido particularmente vulnerables a los elevados precios de los alimentos y a su limitada disponibilidad en los mercados.

Resulta imperioso obtener más fondos para ampliar la ayuda humanitaria con el fin de salvar vidas y proteger los medios de vida. Con los niveles actuales de ayuda, el informe señala que cerca de 50.000 personas quedarán dentro de la fase de catástrofe (inseguridad alimentaria extrema) entre mayo y julio. Sin ayuda, dicha cifra podría aumentar a 260.000.

“Las proyecciones son alarmantes a medida que la seguridad alimentaria se deteriora. Debemos actuar sin demoras con los sursudaneses para revertir esta tendencia. Nuestra prioridad radica en apoyar a las familias para mantener y aumentar su producción, y en ayudar a las comunidades agropastoriles a proteger sus medios de vida. El año pasado, la FAO distribuyó semillas y herramientas agrícolas, lo que tuvo una positiva repercusión en la seguridad alimentaria del país. Pero no es suficiente”, dijo Pierre Vauthier, el representante de la FAO en Sudán del Sur. “Si se sostiene plenamente el acuerdo de paz firmado en septiembre, la FAO podrá apoyar a los repatriados a reconstruir sus medios de vida y a recuperar su nación”, agregó.

 


Las áreas con elevados niveles de inseguridad alimentaria enfrentarán un riesgo real de hambrunas si la situación general en el plano nacional se deteriora y si existe una prolongada ausencia de la ayuda humanitaria. Las zonas del país particularmente en riesgo son Unidad, Yunqali, Alto Nilo y Lagos.

“La inseguridad alimentaria está aumentando en 2019”, afirmó Simon Cammelbeeck, director nacional interino en Sudán del Sur. “A menos que ampliemos la ayuda humanitaria y la actividades de recuperación, cada vez más personas se encontrarán en riesgo. Esta realidad es preocupante, en particular, dado que la mayoría de las personas que requieren ayuda son mujeres y niños malnutridos. Nos estamos preparando para dar respuesta ante el gran aumento de necesidades alimentarias”.

Los niveles de malnutrición siguen siendo críticos en muchas zonas: cerca de 860.000 niños menores de cinco años sufren malnutrición grave. Sin embargo, es probable que la incidencia de la malnutrición grave aumente durante la próxima temporada de escasez en la mayor parte del país.

“A medida que se logra acceder a cada vez más personas con necesidades gracias al proceso de paz, se han hecho avances significativos en el tratamiento de la malnutrición grave en niños, con una tasa de recuperación mayor del 80 %”, afirmó Andrea Suley, representante del UNICEF en Sudán del Sur. “Sin embargo, nuestro programa de nutrición tiene deficiencias financieras por USD 55,4 millones (88 %). Si no se garantizan los fondos a tiempo, no podremos salvar a los niños, a pesar de tener los conocimientos para ello”.


Más información (en inglés)

IPC Alert on South Sudan – February 2019
Increasing number of people face severe food shortages in South Sudan – WFP

Post A Comment

No Comments