SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Cubrir el déficit de financiación en la nutrición como estrategia para acabar con el hambre en el mundo

Cubrir el déficit de financiación en la nutrición como estrategia para acabar con el hambre en el mundo

  |   Red de donantes SUN, Red de países SUN

* Artículo redactado por la coordinadora del Movimiento SUN, Gerda Verburg


Aunque pueda parecer un cliché, el año 2020 no nos ha dado suficientes oportunidades para celebrar nuestros logros y reconocer el crecimiento y la capacidad de adaptación que hemos alcanzado. Es importante celebrar para no perder la motivación y mantenernos encaminados hacia nuestros objetivos. Hoy, 16 de octubre, el calendario indica que es el Día Mundial de la Alimentación, por lo que no solo es el momento propicio para celebrar el progreso conseguido, sino también para reconocer cuán lejos estamos de erradicar la malnutrición y el hambre del mundo. Incluso en la actualidad, más de una cuarta parte de las mujeres, los hombres y los niños de todo el mundo no tienen acceso a los servicios de nutrición, y 3000 millones de personas no pueden afrontar el costo de una alimentación saludable. Si no se fijan las prioridades estratégicas y políticas adecuadas, creo que estos valores serán mucho más elevados el año que viene cuando conmemoremos el Día Mundial de la Alimentación.

Si se analizan la nutrición, la salud y la agricultura, de la granja a la mesa, estas se relacionan íntegramente. La buena nutrición empieza en la casa, donde criamos a nuestros hijos y nos cuidamos unos a otros. Las dificultades mundiales que ocasionó o agravó la pandemia de enfermedad provocada por coronavirus (COVID-19), como la inestabilidad económica y el cambio climático, afectan de manera desproporcionada a los pequeños productores —sector conformado en su mayoría por mujeres—, quienes cultivan los alimentos que muchos de nosotros servimos en nuestras mesas todos los días.

Surge entonces el interrogante de que si se produjeran alimentos nutritivos y saludables en cantidades suficientes, ¿cómo haríamos para que todas las personas tengan acceso a estos alimentos, sin que nadie se quede atrás?

Debemos evitar a toda costa que se desate una emergencia alimentaria,[1], como lo describe el secretario general de las Naciones Unidas. Hay una respuesta clara: cubrir el déficit de financiación para conseguir el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2 (hambre cero y malnutrición). Las cumbres de 2021 «Nutrición para el Crecimiento» y «Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios» ofrecen oportunidades únicas para presentar compromisos nacionales concretos, inclusivos y multisectoriales que permitan erradicar la malnutrición y lograr hambre cero. Esta es la oportunidad de velar por que todos los sistemas alimentarios se diseñen mejor en favor de todas las personas, desde el productor hasta el consumidor, al tiempo que se nutra al planeta en virtud del Pacto Verde Europeo.

La nutrición no es solo un problema de salud o agrícola. También es un problema económico. Dicho esto, la nutrición se debe integrar mejor en los planes de desarrollo nacional para que generen un impacto duradero. Las familias bien nutridas crean comunidades más pacíficas y resilientes, desarrollo económico, empleo, lo que disminuye el riesgo de conflicto, desplazamiento y migración. No obstante, las estimaciones recientes[2] sugieren que para superar este desafío, los gobiernos donantes deben destinar, en promedio, USD 14 000 millones más por año hasta 2030 para acabar con el hambre, duplicar los ingresos de 545 millones de pequeños productores y limitar las emisiones de contaminantes agrícolas en consonancia con el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. En términos generales, esto implica que todos los años, los socios para el desarrollo deben duplicar el importe de las inversiones en nutrición y seguridad alimentaria. Además, los países de ingresos bajos y medianos también deben aportar USD 19 000 millones más por año a partir de sus propios presupuestos en aras de acompañar la asistencia para el desarrollo.

En busca de un futuro mejor: trabajar juntos en la mejora de los sistemas alimentarios

Es fundamental invertir en desarrollo agrícola no solo para acabar con el hambre y la malnutrición, sino también para transformar los sistemas alimentarios y responder al cambio climático y la pandemia de COVID-19. No se trata de una reconstrucción, ya que los sistemas alimentarios eran deficientes anteriormente, por lo que prefiero pensar en una construcción para mejorar de aquí en más.

©FAO/Alessia Pierdomenico

Aquí es donde necesitamos iniciativas y alianzas multiactor y multisectoriales, como el Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP, por sus siglas en inglés), ya que no es posible avanzar cuando se trabaja por separado.

A principios de esta semana, me impresionó ver cómo el gobierno alemán reforzaba su participación como promotor de la nutrición y organizó una serie de eventos, entre ellos, la presentación del período de reposición de recursos del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria. Hasta el momento, más de un millón de personas de algunos de los países más empobrecidos del mundo tienen más acceso a alimentos nutritivos y a una alimentación más variada, debido al apoyo integral de dicho programa.

De cara al futuro, el Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria y el Movimiento SUN incrementarán su colaboración y trabajarán más estrechamente en calidad de socios, en las actividades de promoción en pro de mayores acciones para conseguir el ODS 2. La oferta del Programa Mundial es atractiva, ya que provee una fuente adicional de financiamiento que los países pueden usar para incentivar la acción en materia de nutrición a escala nacional, además de tratarse de un financiamiento, que junto a las inversiones internas, es muy necesario. Este modelo de financiamiento puede servirles a los actores involucrados del Movimiento SUN de los 62 Estados que lo conforman para lograr que los resultados de nutrición se reflejen mejor en las políticas, las inversiones y los resultados agrícolas. Este incentivo ha dado lugar a más y mejores intervenciones de nutrición hasta la fecha.

Citaré algunos ejemplos al respecto. En Laos, se logró reducir la pobreza y la malnutrición (se atendió a 140 829 personas, el 82 % eran mujeres), gracias a que se reforzaron los servicios públicos, se crearon intervenciones de nutrición basadas en la agricultura e impulsadas por la comunidad y se vinculó a los productores con los mercados. En Nepal, país anfitrión de la Reunión Mundial 2019 del Movimiento SUN,[3] se logró aumentar la disponibilidad de alimentos y la productividad agrícola y ganadera, así como se mejoraron las prácticas de alimentación (656 245 personas pobres; el 91 % eran mujeres, entre 2011 y 2018). El modelo ágil del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria ha demostrado ser sumamente útil durante la crisis por COVID-19, dado que permitió asignar alrededor de USD 60 millones más en forma de financiación mediante subsidios al sector público y a los proyectos de organizaciones de productores.

Así que aprovechemos este Día Mundial de la Alimentación como punto de partida para renovar nuestro compromiso de invertir y colaborar para alcanzar un mundo sin malnutrición, inseguridad alimentaria y hambre. De este modo, cuando terminemos de celebrar nuestros logros y crecimiento, nos reuniremos para impulsar un mayor crecimiento en los años venideros y construir juntos un futuro mejor.


 

 

Gerda Verburg
Subsecretaria general de las Naciones Unidas
y coordinadora del Movimiento SUN

 

Fotografía: © UNICEF/UNI223919/Frank Dejongh

 

[1] La emergencia alimentaria se define como “una situación extraordinaria en la que las personas no pueden satisfacer sus necesidades básicas de supervivencia, o existen amenazas graves e inmediatas para la vida y el bienestar humanos”.
[2] Ceres2020: Los donantes deben duplicar la ayuda para acabar con el hambre, la cual se debe gastar con prudencia
[3] Para obtener más información, tenga a bien visitar: https://scalingupnutrition.org/es/acerca-de/reunion-global-anual-del-movimiento-sun/

Post A Comment

No Comments