SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Desnutrición Crónica Infantil en el Perú. Aspectos que contribuyeron a su disminución

Desnutrición Crónica Infantil en el Perú. Aspectos que contribuyeron a su disminución

  |   Blogs

Authors: José Enrique Velásquez Hurtado, Rommy Rios Nuñez, Jose Negron Juarez, Maria Elena Ugaz Villacorta, María Boggio Carrillo

Niña y niño en Chullcupampa, Perú. Foto: Néstor Deras

Niña y niño en Chullcupampa, Perú. Foto: Néstor Deras

En el Perú, desde inicios de la década del 2000, se desarrolla una mayor incidencia en la asignación de fondos públicos que cubran las brechas sociales en salud y educación, promovido inicialmente por organismos internacionales y la sociedad civil y posteriormente por la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza y el Acuerdo Nacional, quienes en el 2005 conciertan 11 acciones prioritarias de Atención a la Infancia que son presentadas y posteriormente aprobadas por el Congreso Nacional. En este proceso se suma la iniciativa contra la Desnutrición Crónica Infantil –IDI, que promueve un acuerdo político alrededor de una meta nacional de reducción de la Desnutrición Crónica Infantil (DCI) que involucró a todos los candidatos a la presidencia.

La implementación de estos compromisos llevó a considerar la reducción de la DCI como una prioridad política, con un cambio en la gestión presupuestal del Estado, dejando de lado la programación basada en tendencia histórica por un enfoque por resultados. Así, desde el año 2007, el Estado adopta el Presupuesto por Resultados como un proceso fundamental en la planificación y ejecución de sus actividades con prioridad en las de atención a la infancia.

Las intervenciones del Estado consideran aquellas de mayor efecto sobre la desnutrición y su multicausalidad, en base a evidencia científica, siendo incluidas en el presupuesto nacional para su articulación en Programas Presupuestales (Programa de Salud Materno Neonatal y Programa Articulado Nutricional). Estos programas responden a un modelo lógico causal que identifica resultado e intervenciones clave y su medición a través de sistemas que entregan información periódica, alimentada por encuestas nacionales y registros administrativos (registros de prestación de salud o el administrativo financiero para el tema presupuestal).

Esta lógica de los programas y la disponibilidad de información han favorecido procesos de articulación intersectorial e intergubernamental y en una mayor participación de la sociedad civil; desde ella se promueven acuerdos de gobernabilidad en los procesos electorales priorizando la primera infancia y su seguimiento.

Para el seguimiento permanente y oportuno, se ha implementado un sistema de seguimiento y programación financiera, transparente y de actualización diaria, que permite a los usuarios disponer de información en tiempo real sobre la asignación presupuestal y ejecución del gasto de los diferentes niveles de gobierno, a través de una plataforma web denominada “consulta amigable”.

Recientemente se han sumado estrategias con abordaje integral como la Política de Desarrollo Infantil Temprano (DIT) enfocada en niñas y niños menores de 5 años, que llevaron al ajuste de las metas nacionales en DCI y Anemia. Así mismo, en el marco del DIT se implementaron planes y mecanismos financieros para el logro de resultados como el Fondo de Estímulo al Desempeño y Logro de Resultados Sociales –FED. Este Fondo establece con las regiones, metas multianuales para la cobertura de servicios, rompiendo el paradigma de la provisión desarticulada de productos y servicios y posicionando en los implementadores territoriales una lógica integral en la atención a la infancia.

Post A Comment

No Comments