SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / El fondo común del Movimiento SUN y la crisis del COVID-19

El fondo común del Movimiento SUN y la crisis del COVID-19

  |   Red de la sociedad civil SUN, Red de países SUN

Si bien las consecuencias de la crisis de la enfermedad provocada por coronavirus (COVID-19) no han terminado de revelarse, las comunidades ya están sufriendo los efectos que van más allá del peligro que el virus representaba al principio. La pandemia de COVID-19 se ha convertido en una crisis que amenaza la seguridad alimentaria y la nutrición de millones de personas en todo el mundo. Esto también perjudica a los beneficiarios del fondo común del Movimiento SUN, así como a los logros recientes que consiguieron la alianzas de la sociedad civil, ya que la nutrición quedó rezagada entre las prioridades nacionales.

Durante estos momentos difíciles, el fondo común del Movimiento SUN ha estado trabajando en estrecha colaboración con sus beneficiarios. Bajo la dirección del grupo consultivo, el fondo común del Movimiento SUN actuó de inmediato y ayudó a las alianzas de la sociedad civil a adaptarse y a mitigar los efectos de la pandemia de COVID-19.

El equipo del fondo común del Movimiento SUN logró modificar las actividades y los presupuestos a fin de establecer una nueva prioridad de las actividades en el contexto de la pandemia en más de 21 países. En este sentido, también se incluyó la extensión de los contratos para quienes lo habían solicitado. Esta flexibilidad permitió la inclusión de la nutrición multisectorial en las respuestas al COVID-19 en varios países, ya que las prioridades de las alianzas de la sociedad civil cambiaron rápidamente.

La beneficiaria del fondo común en Nigeria, la Sociedad Civil para el Fomento de la Nutrición de Nigeria, ha tomado la iniciativa de desarrollar un plan nutricional de respuesta al COVID-19 de carácter multiactor y multisectorial. Este plan engloba a todos los actores involucrados, como el gobierno, los organismos de las Naciones Unidas, los socios de la red de empresas SUN, los representantes de los organismos donantes y las organizaciones no gubernamentales. Los participantes determinaron planes inmediatos, a mediano plazo y a largo plazo para mitigar los efectos de la pandemia en las intervenciones de nutrición. A medida que todos los socios vayan aunando esfuerzos para asumir sus funciones en la respuesta, la alianza de la sociedad civil en Nigeria cumple un papel vital a la hora de evaluar los efectos a varios niveles de la pandemia en la seguridad alimentaria y nutricional como parte de su plan de mitigación.

En Madagascar, el fondo común del Movimiento SUN, en colaboración con el Programa Mundial de Alimentos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), sigue apoyando a la alianza nacional de la sociedad civil, a modo de supervisar y contribuir con el Plan nacional de acción para la nutrición. Hasta el momento, la alianza de la sociedad civil ha logrado incluir un estudio sobre los efectos del COVID-19 en la nutrición en tres regiones, que se presentó en el plan nacional. Esta actividad se realiza de manera suplementaria a los mensajes informativos sobre el COVID-19 y la capacitación especializada complementaria que se imparte al nuevo y creciente comité ejecutivo de la alianza de la sociedad civil. Todas estas actividades aseguran que quienes dirigen el estudio sea un grupo capacitado de líderes de la sociedad civil. Además, permitirán obtener un claro análisis de los efectos de la pandemia en la planificación nacional de la nutrición.

En Nepal, el fondo común del Movimiento SUN está trabajando en la elaboración de una respuesta al COVID-19 sensible a la nutrición por medio de su apoyo a la alianza nacional de la sociedad civil con sede en la Red de investigaciones sobre la alimentación del lactante en Asia Meridional (SAIFRN). Además, la alianza de la sociedad civil está usando la financiación complementaria que recibió del fondo común para distribuir paquetes de socorro (que contienen jabón, mascarillas o cubrebocas y suplementos nutricionales) y lleva adelante actividades de concienciación en los grupos de apoyo entre madres de 4 municipalidades, donde aún no se ha prestado ayuda a estos grupos destinatarios. La distribución de los paquetes se acompañará de mensajes relacionados con la nutrición y sobre el COVID-19.

Además, los beneficiarios del fondo común del Movimiento SUN también han participado en la prestación de apoyo directo a sus comunidades.

En Guatemala, la Fundación de la Caficultura (FUNCAFE) entregó artículos para la prevención y desinfección al sistema de salud del municipio de Momostenango, Totonicapán. Cuando recibió las mascarillas (o cubrebocas), guantes y varios litros de desinfectante, el alcalde Santiago Vicente agradeció a FUNCAFE por sus aportes a la municipalidad y resaltó que la contención del virus estaba en las manos de cada ciudadano cuando usa una mascarilla y practica el distanciamiento físico.

FUNCAFE, que es beneficiaria del fondo común del Movimiento SUN conforme a la convocatoria de propuestas de la Ventana II para el ciclo 1, distribuyó artículos para la prevención y desinfección en las comunidades guatemaltecas.

En vista de los posibles efectos a largo plazo de la pandemia de COVID-19, el equipo del fondo común lanzó pequeños subsidios destinados a apoyar la ardua tarea de las alianzas de la sociedad civil de incluir a la nutrición en las medidas del COVID-19, tanto en los planos nacionales como subnacionales. Con el objetivo de ayudar a las alianzas nacionales de la sociedad civil seleccionadas a superar la crisis del COVID-19 y a reconstruir un sistema nacional y de la sociedad civil “que se adapte al propósito”, los subsidios permitirán que las alianzas de la sociedad civil se encuentren en una posición adecuada para participar en la implementación conjunta de los planes nacionales de nutrición en la fase siguiente del Movimiento SUN.

La alianza de la sociedad civil en Zambia, en colaboración con otras redes SUN, usó el fondo común del Movimiento SUN para presionar al gobierno y abogar por un enfoque sistémico de la pandemia que englobara a otros sectores, además del área de salud. Entre las actividades de promoción también respaldó al sistema alimentario para reducir las interrupciones en el suministro de alimentos a las poblaciones vulnerables y fortalecer las redes de protección social a fin que estas poblaciones puedan acceder a los alimentos y a otros servicios esenciales en las fases activas y de recuperación de la pandemia.

Estos ejemplos solo reflejan un pequeño panorama de la tarea que lleva adelante el fondo común del Movimiento SUN para que la nutrición siga ocupando un lugar en la agenda política en estos tiempos difíciles. Independientemente de las dificultades que se presenten, el fondo común sigue sosteniendo el compromiso de ayudar a sus socios en todo el mundo, que trabajan con la misma misión de poner fin a todas las formas de malnutrición para 2030.

Post A Comment

No Comments