SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / El Programa Mundial de Alimentos ayuda a Tanzania en la lucha contra la malnutrición y el retraso en el crecimiento

El Programa Mundial de Alimentos ayuda a Tanzania en la lucha contra la malnutrición y el retraso en el crecimiento

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

© UNICEF/UNI161964/Holt

Según las palabras de David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), se debe luchar contra el retraso en el crecimiento desde todos los frentes, ya que también repercute en el crecimiento del producto interno bruto (PIB). En el marco de una conferencia de prensa durante el fin de semana, Beasley señaló que el plan estratégico nacional de cuatro años del Programa Mundial de Alimentos para Tanzania, que se lanzó el año pasado, apunta a supervisar un programa nutricional multisectorial destinado a 185 000 mujeres embarazadas y lactantes, y niños menores de dos años.

“El retraso en el crecimiento no solo tiene consecuencias físicas, sino que incide hasta en el desarrollo del país. El Programa Mundial de Alimentos asume el compromiso de ayudar a Tanzania a superar este desafío”, afirmó.

Asimismo, Beasley hizo mención a los programas de alimentación escolar como una iniciativa vital que podría ayudar al país a mitigar las dificultades. “La puesta en marcha de los programas de alimentación escolar permitirá que los niños crezcan más sanos y, en última instancia, mejoren su desempeño escolar. Zambia cuenta con estos programas que ofrecen comida a los niños en las escuelas”, afirmó.

Michael Dunford, representante nacional del Programa Mundial de Alimentos en Tanzania, sostuvo que el país ha logrado avances notables en muchos indicadores de salud, pero aún queda mucho por hacer para mejorar el estado nutricional. “El Programa Mundial de Alimentos está trabajando codo a codo con el gobierno para corregir el problema… ahora está implementando un proyecto para mejorar la seguridad alimentaria y nutricional de más de 40 000 personas, a la vez que contribuye a la reducción de la malnutrición en varios distritos de las regiones de Dodoma y Singida”, señaló Dunford.

 

Conforme a los principales resultados de la encuesta de salud y demografía de Tanzania de 2015–2016, uno de cada tres niños menores de cinco año presenta retraso en el crecimiento, debido a la carencia crónica de los nutrientes esenciales para el crecimiento, como las vitaminas y los minerales. En las áreas más afectadas del país, esta proporción se incrementa a casi un niño de cada dos.

El Programa lanzó su plan estratégico nacional de cuatro años para Tanzania en 2017, que se alinea con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible y apunta a erradicar la pobreza, reducir las desigualdades, hacer frente al cambio climático y lograr una agricultura sostenible y la seguridad alimentaria en todo el mundo.

Conforme al plan estratégico, el Programa Mundial de Alimentos pretende mejorar el acceso a los mercados de 250 000 pequeños agricultores y supervisar un programa de nutrición multisectorial destinado a 185 000 mujeres embarazadas y lactantes, y niños menores de dos años, además de brindar asistencia alimentaria a más de 300 000 refugiados.

Según las palabras de Dunford, “el desarrollo del plan estratégico nacional permite que el gobierno tenga la oportunidad de identificar las áreas prioritarias, donde junto con sus socios, pueda reducir el impacto de las crisis en las poblaciones vulnerables a fin de que puedan ser más resilientes y gozar de una mejor seguridad alimentaria”.

El Programa se centra específicamente en dos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) que se adoptaron a escala mundial: el ODS 2 (hambre cero) y el ODS 17 (alianzas para lograr los objetivos). El ODS 2 apunta a erradicar el hambre para el año 2030, mientras que el ODS 17 promueve las alianzas, tanto de carácter público como privado.

Post A Comment

No Comments