SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / El Reino Unido destina nuevos fondos para que el UNICEF haga frente a la desnutrición infantil en Níger

El Reino Unido destina nuevos fondos para que el UNICEF haga frente a la desnutrición infantil en Níger

  |   Red de donantes SUN, Red de países SUN

UNICEF Niger/Dicko

El Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido ayudará al programa de nutrición del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Níger con una contribución complementaria de USD 6,7 millones durante el transcurso de dos años. Estos aportes permitirán reforzar la labor que el UNICEF y sus socios llevan adelante en Níger en aras de reducir la incidencia de la desnutrición aguda y prevenir la mortalidad en los niños que padecen desnutrición aguda grave, así como servirán para fortalecer los sistemas y aumentar la resiliencia en las zonas en situación de emergencia.

“Estos nuevos fondos serán esenciales para la ejecución de nuestros programas en las zonas más afectadas a fin de poder proteger el estado nutricional de los niños en alto riesgo y salvar la vida de quienes padecen desnutrición aguda. Estamos profundamente agradecidos de que el gobierno del Reino Unido se haya comprometido una vez más con los niños de Níger”, sostuvo la Dra. Félicité Tchibindat, representante del UNICEF en Níger.

La asistencia se concentrará en cuatro regiones —Zinder, Maradi, Tahoua, Tillaberi—, donde se registran índices elevados de desnutrición aguda o conflictos. La reciente encuesta nacional de nutrición que se realizó en Níger (agosto-septiembre de 2019) ha demostrado que la situación nutricional sigue siendo un problema grave en el país, ya que la prevalencia de la desnutrición aguda global es del 10,7 % y de la desnutrición aguda grave, del 2,7 %. A pesar de las iniciativas recientes, la carga y la prevalencia de la desnutrición aguda grave siguen siendo extremadamente elevadas. En promedio, entre 350 000 y 400 000 niños menores de cinco años se suman por año a los programas nutricionales de Níger.

“Los niveles elevados de malnutrición acarrean consecuencias multidimensionales para los niños, que repercuten en la resiliencia y el desarrollo a largo plazo de las familias y los niños, incluso, generan efectos intergeneracionales. Hacer frente a la malnutrición no solo permite salvar vidas, sino también es esencial para fortalecer la resiliencia de las comunidades y los sistemas, para respaldar los objetivos de desarrollo a largo plazo y mejorar el capital humano”, señaló la Dra. Tchibindat.

Gracias a estos fondos, el UNICEF logrará que los niños que padecen desnutrición aguda grave reciban tratamiento de calidad y a tiempo en forma integrada con los centros y los servicios comunitarios. El UNICEF también apoyará la adopción de un enfoque coordinado e integrado para abordar la desnutrición aguda infantil, ya que velará por la continuidad de los servicios nutricionales y la asistencia a las madres y a sus hijos. Durante la prestación de estos servicios, que constarán de un paquete de intervenciones nutricionales con base empírica y específicas del contexto, se depositará la atención en la prevención —una medida sumamente necesaria—, en especial, en los niños que corren un gran riesgo de padecer desnutrición aguda.

En 2019, el financiamiento del Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido permitió que el UNICEF tratara más de 157 000 niños que sufrían desnutrición aguda grave en el país. Asimismo, en colaboración con otros socios, trabajó para la puesta en marcha de la estrategia de medición del perímetro braquial en la región de Maradi. Se les enseñó a las madres y a todas las mujeres en edad reproductiva a medir el perímetro braquial de los niños con un brazalete codificado por color que permite detectar la desnutrición; además, aprendieron a aplicar las prácticas apropiadas de alimentación del lactante y del niño pequeño. Hasta el momento, 872 000 mujeres recibieron esta formación. Esta estrategia, que se implementó en colaboración con la alianza ALIMA y el Programa Mundial de Alimentos, es una de las formas más eficaces y promisorias de detección sostenible de la desnutrición en Níger.

 

Post A Comment

No Comments