SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Elaboración de un marco común de resultados para la nutrición en Somalia

Elaboración de un marco común de resultados para la nutrición en Somalia

  |   Red de países SUN

©Programa Mundial de Alimentos/Georgina Goodwin

* Artículo originalmente publicado por el foro en línea ENN, en la edición número 11 de Nutrition Exchange (enero de 2019)

Somalia, que está situada en el Cuerno de África, ha experimentado cambios en la gobernanza, la seguridad, el desarrollo y el entorno humanitario durante los dos últimos decenios. Se estima que su población es de unos 12,3 millones de habitantes, de los cuales 2,8 millones viven en zonas rurales y 5,2 millones (aproximadamente el 42 % de la población total), en zonas urbanas. Alrededor de una cuarta parte de la población es nómada. Las estimaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) indican que más de 1,1 millones de somalíes son desplazados internos.

El país atraviesa una crisis humanitaria desde los años noventa cuando estalló la guerra; se trata de una de las situaciones de emergencia más complejas y prolongadas del mundo. El país se caracteriza por las tasas elevadas y sostenidas de mortalidad, malnutrición infantil, las graves carencias de servicios básicos y los movimientos de población a gran escala. La prevalencia de la desnutrición aguda en niños menores de cinco años es superior al 15 %, un porcentaje que se ubica por encima del umbral de emergencia; y el índice de retraso en el crecimiento se calcula que es del 23,5 %. El estado de salud de los somalíes es crítico, y el país tiene uno de los peores indicadores de salud y mortalidad del mundo, lo que incluyen una mortalidad de menores de cinco años de 136 niños por cada 1000 nacidos vivos y una mortalidad materna de 732 mujeres por cada 100 000 nacidos vivos.

Si bien se han realizado grandes inversiones y acciones humanitarias en el país, no han ido acompañadas de inversiones en actividades de fomento de la capacidad de resiliencia y desarrollo, lo que ha dado lugar a un patrón recurrente de respuesta anual a las crisis. Las iniciativas para establecer un marco común de resultados para la nutrición tienen como objetivo “cambiar el rumbo” hacia enfoques de desarrollo más sostenibles.

Somalia se incorporó al Movimiento SUN en 2014. En ese momento, había elaborado una Estrategia Nacional de Nutrición, una Estrategia de Micronutrientes y una Estrategia de Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño. Se decidió que era necesario contar con un plan de acción sobre nutrición presupuestado (que funcionara como un marco común de resultados) como documento estratégico general para mejorar el estado nutricional de la población mediante el fortalecimiento y la creación de sistemas multisectoriales e integrados (fuerza de trabajo, suministros, finanzas y gobernanza) y la incorporación de ideas multidisciplinarias en los programas viables.

Identificación de los actores involucrados

El primer paso fue identificar a los principales actores involucrados que harían una contribución significativa al desarrollo y a la aplicación del marco común de resultados. Entre 30 y 40 socios gubernamentales, del sector privado, de desarrollo y humanitarios participaron en un evento de sensibilización, que se celebró en Kenia en mayo de 2018. El proceso cuenta con el apoyo del consorcio Maximizar la calidad de los programas para el fomento de la nutrición plus (MQSUN+), por lo que más de cinco consultores internacionales y cuatro expertos nacionales participaron en el desarrollo técnico del marco. Anteriormente, se habían celebrado tres foros de consulta a nivel estatal en los estados de Jubalandia, Puntlandia y el Estado Sudoccidental, y se llevaron a cabo entrevistas a nivel sectorial con diferentes actores involucrados en el gobierno, los organismos y las instituciones. En este período también se establecieron redes SUN del mundo académico, de empresas y la sociedad civil, ya que desempeñarán un papel importante en la aplicación del marco común de resultados. Dentro del plan de aplicación del marco común de resultados, se espera que las plataformas existentes que dirigen las Naciones Unidas, es decir, los grupos sectoriales de la nutrición nacionales y regionales, se utilicen para la promoción, el desarrollo y la validación de evaluaciones, así como el apoyo en la recopilación de información sobre los indicadores.

Enfoque basado en los resultados

La estructura del marco común de resultados se elaboró utilizando un enfoque basado en los resultados, en virtud del cual los resultados intermedios se incorporan a los estratégicos. El objetivo general del marco común de resultados es contribuir a la reducción de la malnutrición en un 30 % en los próximos cinco años en Somalia, así como controlar las tasas fluctuantes, mediante la fijación de un patrón más predecible y estable del estado nutricional. El plan tiene siete objetivos estratégicos, entre ellos, la creación de un entorno propicio; la coordinación multisectorial; el desarrollo de los recursos humanos; un conjunto amplio de intervenciones en materia de nutrición; la utilización óptima de programas que tengan en cuenta la nutrición; y el tratamiento de las cuestiones sociales y culturales que obstaculizan la equidad.

Aumento de la resiliencia nutricional

La visión del marco común de resultados es todo un cambio de paradigma en la interpretación, implementación e integración de programas sensibles a la nutrición y específicos de la nutrición. En Somalia, durante muchos años los programas y proyectos específicos de nutrición han desaprovechado las oportunidades de financiación y formación, que se presentan al integrarse con una programación a largo plazo, sostenible y sensible a la nutrición. Se está tratando de aumentar los niveles de integración de las actividades a través del plan de respuesta humanitaria, que asegura que no se proporcione financiación a los agentes de nutrición si no demuestran un nivel mínimo de integración con medidas de salud, nutrición, y agua, saneamiento e higiene (WASH). El principal efecto que se espera del marco común de resultados es la activación de todo el marco causal de la malnutrición (es decir, las causas inmediatas, subyacentes y básicas de la malnutrición), con un enfoque deliberado para asegurar la convergencia de las políticas, los planes sectoriales y la ejecución de programas a escala.

Desafíos

Las colaboraciones multisectoriales y multiactor tienen su cuota de desafíos. Uno de ellos es la falta de un entendimiento común sobre la nutrición, que se abordó hasta cierto punto gracias a la procuración de un consenso entre los participantes, mediante el aporte de información nutricional clave y, al mismo tiempo, la introducción de la idea de integrar las cuestiones nutricionales en sus sistemas sectoriales. Dado que el marco abarca todos los factores causales de la malnutrición, el proceso de acordar nuevos indicadores, incluidas las cifras de referencia y las metas, fue todo un reto e implicó un gran debate, en particular, sobre el uso de datos de algunos de los indicadores clave, que datan de cinco años.

Lecciones aprendidas

Una de las principales lecciones aprendidas durante el proceso fue admitir que, aunque hace tiempo que existe el concepto del marco común de resultados y se reconoce su importancia, no se lo había adoptado como un método estándar ni se lo había plasmado en el sistema nacional de coordinación de la nutrición. Los distintos sectores sienten ahora la necesidad de adoptar un método común, lo que da una señal de compromiso con el proceso. El compromiso político de la Oficina del Primer Ministro y la claridad de los objetivos permitieron que el proceso de elaboración del marco común de resultados cuente con el apoyo tan necesario de diversos sectores.

El documento final del marco presupuestado se presentará en una reunión de alto nivel que congregará a los principales actores involucrados y agentes para garantizar el compromiso con la aplicación.

 


Autores del presente artículo:

Dr. Mohamed Abdi Farah es el asesor especial sobre salud y coordinador nacional de nutrición (punto focal SUN) del Movimiento para el fomento de la nutrición (Movimiento SUN).

Mohamed Abdi Hasan es el asesor de Desarrollo Social y Humano de la Oficina del Primer Ministro del Gobierno Federal de Somalia.

Job Gichuki es nutricionista de Salud Pública especializado en nutrición de emergencia, vigilancia e investigación y actualmente trabaja en Horn Population Research and Development (HPRD).

Post A Comment

No Comments