SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Estudio de viabilidad de las inversiones en nutrición: nuevo informe de Chatham House

Estudio de viabilidad de las inversiones en nutrición: nuevo informe de Chatham House

  |   Red de empresas SUN

La malnutrición es un problema que detiene el desarrollo de las personas, las comunidades y las economías de todo el mundo. Se trata del primer informe de esta índole en el que se revelan los costos ocultos de la malnutrición para las empresas; además se plantea hasta qué punto las empresas multinacionales reconocen y analizan estos costos.

Las empresas juegan un papel esencial en la mejora de la nutrición, tanto de la fuerza de trabajo como de la comunidad. Si se tomaran medidas eficaces, se podrían recudir los casos de muerte a raíz de la malnutrición y aumentar considerablemente la productividad económica.

La malnutrición es un problema que detiene el desarrollo de las personas, las comunidades y las economías de todo el mundo. La malnutrición, que engloba a la desnutrición (la cual genera otros trastornos, como el retraso en el crecimiento y la anemia) y a la sobrealimentación (el sobrepeso y la obesidad), es la causa principal de muerte a escala mundial y la principal responsable de muchas discapacidades. Si se padece durante la infancia, la malnutrición genera daños permanentes en el desarrollo físico y cognitivo, así como en el potencial de ingresos. Se trata de un problema intergeneracional que atrapa a las familias y a las comunidades en un ciclo de pobreza. No obstante ello, los avances en la lucha contra la malnutrición están estancados. No solo se registra una insuficiencia crónica de inversiones en posibles soluciones, sino que, al mismo tiempo, el problema es cada vez más complejo.

Si bien en investigaciones anteriores se analizaron las repercusiones de la nutrición deficiente en los sistemas sanitarios o en la sociedad en general, los efectos en las empresas prácticamente no se han tratado. Se trata del primer informe de esta índole en el que se revelan los costos ocultos de la malnutrición para las empresas; además se plantea hasta qué punto las empresas multinacionales reconocen y analizan estos costos. Se comprueba que, en total, las empresas de los países de ingresos bajos y medianos pierden entre USD 130 000 millones y USD 850 000 millones al año debido a la merma de la productividad por problemas relacionados con la malnutrición. Esta pérdida representa entre el 0,4 % y el 2,9 % del total del producto interno bruto de estas economías.

En realidad, es probable que los costos sean mucho más elevados. En el modelo, que elaboró Vivid Economics a los fines del informe, solo se contemplan los costos directos de ciertas formas de malnutrición en la fuerza de trabajo adulta en función de la merma de la productividad. No se evalúan los costos que genera el deterioro del desarrollo cognitivo o el escaso logro educativo ─producto de la desnutrición en la infancia─, ni los costos indirectos, como la licencia por enfermedad remunerada debido a afecciones relacionadas con la malnutrición. En otras palabras, si bien en el estudio solo se calcula una proporción de los costos totales, estos siguen representando una pérdida de miles de millones de dólares por año.

A pesar de las grandes consecuencias de la malnutrición, las empresas ignoran o subestiman el costo de este flagelo en sus actividades y no logran detectar las oportunidades para tomar medidas tendientes a mejorar la alimentación y los resultados sanitarios consiguientes.

• Estudio de viabilidad de las inversiones en nutrición Lea el informe (en inglés)

Post A Comment

No Comments