SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Fortalecer las acciones a favor de la nutrición

Fortalecer las acciones a favor de la nutrición

  |   La contribución de la agricultura y de la protección social al fortalecimiento de la nutrición, SUN en la práctica

Dr. Déo-Guide RUREMA, Jefe del gabinete adjunto del vice-presidente de la República

“Invertir en la seguridad alimentaria y nutricional: un requisito previo para el desarrollo sostenible”.

Su Excelencia Dr. Ir Gervais RUFYIKIRI,

segundo vicepresidente de la República, diciembre 2011 (apertura del primer foro sobre la seguridad alimentaria y nutricional).

El 67 % de la población de Burundi vive por debajo del umbral de pobreza. El 35,6 % de la población padece hambre (Índice Global del Hambre, 2014). El aporte calórico en Burundi es el más bajo de África oriental (1600 kcal/día). Esto supone una de las mayores tasas de malnutrición crónica en África.
El hecho de que las producciones agrícolas y animales sean estructuralmente deficitarias desde el año 2000 (+/- 30 % de las necesidades anuales), como consecuencia del precio alto de los productos alimenticios, de la tasa de cambio y de la presión demográfica, demuestra que los desafíos de la malnutrición son indisociables de los de la inseguridad alimentaria. Por esa razón, el Gobierno de Burundi trabaja para reunir al sector agrícola y al sector social en la lucha contra la malnutrición y la inseguridad alimentaria.

Sistemas multisectoriales para hacer frente a la malnutrición

Gracias a constantes esfuerzos de promoción y sensibilización, el compromiso político de alto nivel en cuanto a la malnutrición y la inseguridad alimentaria es ahora una realidad. La gobernanza nutricional, formalizada por el decreto N°100/31 del 18 de febrero de 2014, se organiza en la Plataforma Multisectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (PMSAN) que garantiza las actividades de seguridad alimentaria y nutricionales. Está compuesta por un comité directivo, un secretariado de SUN/REACH y un comité técnico.

El comité directivo incluye a miembros de alto nivel: el segundo vicepresidente de Burundi, los ministros de Salud Pública y de Lucha contra el SIDA, de Agricultura y Ganadería, de Comercio e Industria; de Finanzas y de Planificación del Desarrollo Económico; de Agua, de Medio Ambiente, de Ordenamiento Territorial y de Urbanismo; de Desarrollo Municipal; de Solidaridad Nacional, de Derechos Humanos y de Género.

Para impulsar las iniciativas necesarias destinadas a mejorar la nutrición, el comité directivo se encarga, entre otras cosa, de:

  • integrar indicadores de seguridad alimentaria y nutricional en los planes sectoriales;
  • aprobar las políticas y los planes sectoriales para la seguridad alimentaria y nutricional, y supervisar las políticas y los programas aplicados en estos ámbitos;
  • establecer una línea presupuestaria específica para la seguridad alimentaria y nutricional en el presupuesto de cada ministerio.

Integración de la nutrición en las políticas sectoriales y de desarrollo

Las políticas y estrategias agrícolas integran la nutrición mediante acciones destinadas a las poblaciones vulnerables, para mejorar la producción, el acceso y la diversificación de los alimentos.

A petición del comité directivo, el secretariado SUN/REACH ha apoyado en el primer semestre de 2014:

1) la identificación de las prioridades del Plan Estratégico Multisectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Se han previsto dos medidas mayores en las comunidades y las actividades que deben ponerse en práctica a corto y medio plazo;
(2) los esfuerzos relacionados con la información, la comunicación y la sensibilización destinados a cambiar las costumbres para adoptar buenas prácticas alimentarias.

Los objetivos del Plan Estratégico Multisectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional, frutos de un proceso inclusivo y participativo, están destinados a hacer frente a las carencias de micronutrientes y a la falta crónica de seguridad alimentaria. Las dos prioridades identificadas son:

Î La promoción de huertas para los hogares y las escuelas con miras a diversificar la alimentación. Los participantes (jefes tradicionales, monitores agrícolas, trabajadores de salud) han recibido formación en 6 de las 17 provincias, a fin de establecer una cobertura social a finales de 2016.
Î La promoción del lavado de las manos mediante la vulgarización de los tippy-taps o Kandagira Ukarabe (dispositivos fabricados con material local).

Paralelamente, la seguridad alimentaria y nutricional forman parte de las prioridades del Marco Estratégico del Crecimiento y de la Lucha contra la Pobreza II (2012-2015), en el que el objetivo del sector agrícola es « proporcionar a los burundianos una alimentación suficiente en calidad y cantidad, y de reducir la insuficiencia ponderal de un 29 % a un 21 % en 2015».

El Plan nacional de desarrollo sanitario (PNDS) 2011-2015 y el Plan nacional de inversión del sector agrícola (PNIA) 2012-2017 conceden gran importancia al acceso de las poblaciones a los productos agrícolas nutritivos (p. ej. las verduras) y a los desafíos climáticos. El refuerzo de las acciones de lucha contra la malnutrición hace parte del eje estratégico 1 del PNDS 2011-2015 sobre las enfermedades transmisibles y no transmisibles. En el marco del programa “Aumento sostenible de la producción alimentaria y mejora de la seguridad alimentaria”, el PNIA incluye un subprograma específico a la nutrición en relación con la vulnerabilidad. Está destinado a reducir el número de personas en situación de inseguridad alimentaria extrema durante más de 3 meses.
Los ejes del PNIA son los siguientes:

EJE 1: La mejora de la productividad agrícola mediante la intensificación del sector agrícola, estimulada por el incremento de las semillas altamente productivas (mandioca, patata, banana, frutas, verduras, nuez de macadamia) distribuidas. El objetivo final es el aumento de la producción de alimentos y su diversificación. Las subvenciones a los fertilizantes químicos también han permitido duplicar la cantidad de fertilizantes utilizada en los cultivos alimentarios.

EJE 2: La intensificación de la producción de carne y de leche, mediante la distribución de animales a las familias vulnerables. Los beneficiarios son elegidos por la población, de manera participativa e inclusiva, mientras que los comités de seguimiento de la cadena de solidaridad comunitaria identifican a los beneficiarios de las generaciones siguientes. Los animales (bovinos, caprinos, porcinos, conejos, pollos) son elegidos en función de las capacidades de las familias. Las más desfavorecidas reciben ganado menor, y las otras, propietarias de tierras, reciben bovinos. En 2013, se distribuyeron 9800 bovinos entre familias rurales.

EJE 3: El desarrollo de las piscifactorías y de la acuacultura. Mientras el PNIA tenía previsto adecuar 100 estanques, más de 5000 eran funcionales a finales de 2014.

Conclusión

Mientras la producción agrícola aumentó de aproximadamente un 35 % entre 2011 y 2013, la malnutrición crónica y la malnutrición aguda en niños menores de cinco años bajaron respectivamente de 58 % y 6 % en 2010 a 48,9 % y 5,4 % en 2014. Si no se puede relacionar directamente la disminución de la malnutrición con los avances logrados por el sector agrícola, tampoco se puede negar su papel en la obtención de esos resultados.


burundi-02

PHOTO3

Retos

Siguen existiendo mayores retos en cuanto al refuerzo de los esfuerzos multisectoriales con respecto a la agricultura y a la protección social:

  • La armonización y la alineación de las opiniones, las prácticas y las costumbres entre los ministerios, las ONG y los donantes que trabajan en la seguridad alimentaria y nutricional.
  • El costeo del Plan Estratégico Multisectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional aún no se ha ultimado para permitir la movilización de los recursos.
  • La puesta en relieve en la PMSAN de algunos sectores como la protección social y el medio ambiente aún se puede mejorar.
  • La promoción del cambio de comportamiento y la adopción de buenas prácticas y costumbres en la producción alimentaria y agrícola siguen siendo difíciles.
  • En un ambiente de transición de una agricultura familiar de subsistencia hacía una producción agropecuaria intensiva y menos dependiente de las condiciones meteorológicas, la comprensión de las causas subyacentes de la malnutrición y sus efectos a medio y largo plazo sigue siendo un reto.

Lecciones claves

  • El primer foro sobre seguridad alimentaria, celebrado del 1 al 14 de diciembre de 2011, desempeñó un papel fundamental en la sensibilización y el compromiso político de alto nivel en cuanto a la malnutrición y la inseguridad alimentaria. Además, la participación en el Movimiento SUN y en la iniciativa REACH permite organizar y coordinar mejor las actividades nacionales. También permite hacer frente a las múltiples causas de la malnutrición con un enfoque multisectorial y multiactor.
  • La participación en el Movimiento SUN y en la iniciativa REACH también mejoró la organización y la coordinación de las actividades nacionales, y contribuyó a enfrentarse con las múltiples causas de la malnutrición con un enfoque multisectorial y multiactor.
  • La distribución de bovinos a familias rurales permitió aumentar la producción y el consumo de leche de manera significativa.
  • La promoción del abono orgánico y de los jardines de explotación agrícola intensiva así como las facilidades para obtener un crédito y subvenciones a los fertilizantes permitieron aumentar y diversificar la producción agrícola y el consumo de alimentos de la población (especialmente las verduras).
  • En cuanto a la protección social, es indispensable identificar a los beneficiarios para la distribución de animales entre las familias vulnerables. Se ha establecido un mecanismo de identificación para las próximas generaciones.

Post A Comment

No Comments