SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Generando consenso

Generando consenso

  |   La contribución de la agricultura y de la protección social al fortalecimiento de la nutrición, SUN en la práctica

En respuesta a los altos niveles de malnutrición e inseguridad alimentaria, el gobierno de Yemen ha reunido a los sectores agrícola, de seguridad alimentaria y de protección social para implementar un plan de acción integrado y multisectorial a largo plazo para combatir la malnutrición.

Equipo nacional de SUN en Yemen Dr. Mutahar Al-Abassi, Viceministro, Coordinador Nacional de SUN en Yemen

Sr. Abdullah Al-Shatter, Ministro Adjunto, Asistente del Coordinador Nacional de SUN en Yemen

El Ministerio de Planificación y Cooperación Internacional en Yemen ha dirigido el desarrollo de un plan de respuesta multisectorial integrado para la nutrición involucrando a todos los sectores y representantes relevantes incluyendo el sector agrícola y de pesca, y los socios para el desarrollo. Junto con un equipo de asesores, se ha realizado un análisis causal para identificar los determinantes claves de la malnutrición infantil, completar un análisis de trayectoria, establecer prioridades para las intervenciones y presupuestar un plan de acción de cinco años (2015-2019) (USD 1,2 mil millones).

¿Cuál es la magnitud del problema en Yemen?

  • Los índices de malnutrición crónica (47%) están entre los más altos del mundo
  • Muy pocas mujeres dan de amamantar a sus hijos (los índices de lactancia exclusiva son extremadamente bajos, 11,6%)
  • A menudo, los niños yemeníes tienen una dieta baja en nutrientes durante los primeros años de vida (diversidad dietaria baja)
  • La malnutrición es responsable del 34% de las muertes infantiles en Yemen
  • El índice de inseguridad alimentaria es el más alto en Medio Oriente y es extremadamente alto en comparación con la magnitud general de la economía

Desarrollo y costeo de un plan de acción multisectorial

La malnutrición infantil es generalizada y persiste en Yemen con el 47% de los niños con malnutrición crónica (retraso en el crecimiento) y el 13% de los niños con malnutrición aguda (emaciación). Según el Índice Global del Hambre 2009, Yemen ocupa 74° puesto sobre un total de 84 países analizados (80° puesto sobre un total de 88 países en 2008), con un puntaje de 27/100 (inferior a los 29,8 en 2008), lo que indica un estado «alarmante» de la inseguridad alimentaria. Mientras que otros países en Oriente Medio y Norte de África han experimentado una mejora significativa en la clasificación, el puntaje de Yemen no ha cambiado significativamente durante el período 1990 y 2009. Se han identificado varios factores que contribuyen al estado deficiente de la seguridad alimentaria en Yemen, incluso la falta de ingresos para acceder a los alimentos y las redes de seguridad nacionales inadecuadas. Los últimos cálculos indican que antes de la crisis política en 2011 los niveles de pobreza habian variado del 42 % de la población en 2009 al 54,5 % en 2012.

Alrededor del 41% de la población yemení es víctima de la inseguridad alimentaria, aunque no existen fuertes diferencias en los niveles de malnutrición entre las familias en situación de seguridad e inseguridad alimentaria. Sin embargo, la inseguridad alimentaria no es la única causa de los altos índices de malnutrición en los grupo vulnerables de la población de Yemen. En Yemen, no existen diferencias significativas en los índices de malnutrición (retraso en el crecimiento y emaciación) entre las poblaciones en situación de seguridad e inseguridad alimentaria (CFSS 2014). Por el contrario, la malnutrición es el resultado de una interacción multidimensional y compleja de causas inmediatas, subyacentes y básicas.

Teniendo en cuenta la gravedad de la situación nutricional, los socios para el desarrollo y el gobierno de Yemen han participado intensamente en el desarrollo de un plan de acción multisectorial integrado a largo plazo para combatir la malnutrición. El Ministerio de Planificación y Cooperación Internacional (MoPIC) ha conducido el proceso para desarrollar este plan involucrando a todos los sectores y representantes relevantes.

El equipo nacional del Movimiento SUN en Yemen se ha unido con un equipo de asesores internacionales, Mejorar la Calidad del Movimienot SUN (MCSUN), para realizar un análisis casual que permita identificar los determinantes claves de la malnutrición infantil, llevar a cabo un análisis de trayectoria, establecer prioridades para las intervenciones y presupuestar un plan de acción multisectorial de cinco años (2015-2019) que asciende a USD 1,2 mil millones.

Planificación y resultados comunes

El MoPIC ha trabajado en estrecha colaboración con el Secretariado del Movimiento SUN para completar el plan multisectorial. Se ha incorporado a un equipo de asesores internacionales de MCSUN para que ayude al equipo del Movimiento SUN en Yemen a completar los documentos de planificación a través de áreas específicas de apoyo, es decir, análisis causal, identificación de determinantes claves de la malnutrición que influyen en el análisis de trayectoria de la prevalencia nutricional infantil, borrador de la proyección del impacto de la intervención, intervenciones prioritarias y valoración de costes de estas intervenciones.

La planificación y el desarrollo del marco común de resultados estuvieron orientados por los resultados del análisis causal que destaca los determinantes claves relacionados con la seguridad alimentaria que influyen en la nutrición infantil. Estos incluyen una diversidad dietaria mínima entre los niños – especialmente productos no básicos y productos de origen animal, consumo de sal yodada en el hogar, posesión de ganado, endeudamiento, etc. Una diversidad dietaria mínima combinada con una atención y prácticas de alimentación deficientes contribuyen a la alta prevalencia de índices de crecimiento y retraso en el crecimiento no lineales en Yemen. La encuesta exhaustiva de seguridad alimentaria de 2014 reveló que solamente el 12,4% de los niños menores de dos años ingiere una dieta debidamente diversa. El análisis de regresión reveló que los niños que consumieron al menos 4 de los 7 grupos de alimentos tuvieron menor riesgo de sufrir emaciación.

A partir del análisis de causalidad, se identificaron las áreas de intervención claves a través de una consulta técnica en Amán el 19-20 de marzo de 2014. El objetivo de la reunión fue generar conciencia y compromiso de parte del sector relevante para las intervenciones sectoriales (salud, agricultura, agua, educación, pesca) para una estrategia nacional de nutrición integrada. Los conjuntos de intervenciones identificadas incluyen actividades específicas de nutrición y sensibles a la nutrición. Durante el proceso de planificación los sectores y los representantes acordaron que el plan debe concentrarse en los programas a gran escala relacionados con las intervenciones específicas de nutrición, además de la diversificación de productos agrícolas, la mayor disponibilidad y uso de los alimentos, la mejora de los servicios de agua y saneamiento, la mayor producción y disponibilidad de productos pesqueros que tienen un impacto indirecto, pero significativo sobre la malnutrición.

Los sectores involucrados participaron en el desarrollo de un consenso sobre el Marco Común de Resultados para la nutrición. Esto implica llegar a un acuerdo sobre un conjunto de intervenciones a partir del análisis causal y el marco común de resultados acordado, la articulación de un enfoque nutricional en el sector correspondiente tal como «horticultura para la nutrición» en vez de «horticultura en el hogar», identificación de los objetivos de nutrición a través de la reflexión sobre la disponibilidad, el acceso y la utilización de los recursos y servicios, e identificación de grupos objetivo claves, es decir, mujeres y niños menores de cinco años y áreas geográficas de preferencia y calendario para el período 2015-2019. Todos los sectores participaron en la preparación de un plan nacional multisectorial de nutrición presupuestado.

El sector agrícola y el sector pesquero trabajaron en estrecha colaboración con el Consejo Superior del Grupo de Seguridad Alimentaria que se creó en 2013. Las áreas prioritarias para la Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria y el Plan de Acción Multisectorial de Nutrición se alinearon para abordar la malnutrición predominante de los grupos más vulnerables.

¿Cuáles son las prioridades de inversión y las consideraciones claves a tener en cuenta para abordar la malnutrición en Yemen?

Se han identificado cuatro áreas de prioridad:

  • Garantizar la adecuación y diversidad de las dietas
  • Mejorar los servicios de salud de madres y niños
  • Mejorar el alcance y el acceso a servicios de agua y saneamiento adecuados
  • Ofrecer oportunidades educativas para las niñas en relación con la dimensión general de la economía

Identificación de las áreas objetivo comunes

Los sectores agrícola, de seguridad alimentaria y de protección social llegaron a un acuerdo sobre el principio de convergencia programática y geográfica, ya que todos los sectores trabajaran juntos en 145 distritos de un total de 333 con una alta carga de malnutrición, lo que contribuye al 75% de la carga total nacional de malnutrición. Dentro de estos 145 distritos, cada sector propuso un número de distritos objetivo comunes usando los criterios específicos del sector que incluyen seguridad alimentaria, disponibilidad de servicios de agua y saneamiento, pobreza, matriculación escolar, además de altos los altos índices de retraso en el crecimiento (más del 40%) y emaciación (más del 10%).

El sector agrícola y el sector pesquero desempeñan un papel clave al momento de garantizar el suministro de alimentos nutritivos y de generar conciencia sobre los alimentos ricos en nutrientes disponibles a nivel local. A nivel nacional, existe una dependencia significativa respecto de los alimentos importados. La producción de frutas y vegetales, que proporcionan vitaminas y minerales, se reemplaza, a menudo, por la producción de avena, mientras que el sector pesquero se concentra principalmente en el mercado externo más que en el mercado nacional. Veinticuatro distritos costeros, con la prevalencia más alta de retraso en el crecimiento, de un total de 145 distritos identificados fueron seleccionados para realizar mejoras en el sector pesquero. Las intervenciones específicas incluyen una mayor producción y almacenamiento de alimentos del mar, promoción de dichos alimentos como parte de la diversidad dietaria, aumentando la cantidad de actividades generadoras de ingresos gracias a la disponibilidad de pequeños préstamos las familias pesqueras.

En Yemen, la malnutrición afecta a las personas de todas las clases sociales. Aunque no se pone de relieve explícitamente en este marco nacional, se prevé el refuerzo de los sistemas nacionales existentes para abordar las causas subyacentes y básicas de la malnutrición, en especial, el Fondo para el Bienestar Social (FBS), el Fondo Social para el Desarrollo (FSD). El fondo para el bienestar social brinda apoyo a los más vulnerables en Yemen a través de transferencias de dinero cada tres meses. El fondo social para el desarrollo trabaja en estrecha colaboración con el Banco Mundial brindando apoyo técnico y financiero directo a varios ministerios. El MoPIC, el Banco Mundial y el FBS están analizando la posibilidad de incluir criterios específicos de nutrición en el programa de transferencias de dinero en efectivo, que no están sometidas a condición alguna, para los 1,5 millones de habitantes, que podrían ayudar a abordar las necesidades nutricionales de las poblaciones vulnerables.

Abordar los desafíos

El equipo de SUN en Yemen enfrentó algunos desafíos al comienzo del proceso. Llevó tiempo llegar a un acuerdo sobre la planificación del marco común de resultados, la alineación con la situación política emergente y el nuevo gobierno y las limitaciones de capacidad en la coordinación y la planificación multisectorial. Estos desafíos fueron abordados con la ayuda de los socios de las Naciones Unidas y el Secretariado del Movimiento SUN.

(29833098)-

Mientras Yemen avanza hacia la implementación, el verdadero desafío será trasformar estos documentos de planificación en medidas, especialmente, implementar las intervenciones sensibles a la nutrición. En la situación actual, será un gran desafío para el gobierno y la Red de donantes de SUN movilizar los recursos financieros para este plan.

Bibliografía de los estudios de caso

  1. Índice Global del Hambre 2009. El desafío de erradicar el hambre: Enfoque en la crisis financiera y la desigualdad de género. Informe 62 de IFPRI, noviembre de 2009
  2. http://www.worldbank.org/en/country/yemen/ overview
  3. Encuesta Exhaustiva de Seguridad Alimentaria para Yemen 2014, Naciones Unidas, Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
  4. MCSUN (Mejorar la Calidad de SUN) es un consorcio de organizaciones importantes que trabajan en nutrición y están financiadas por el Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID). El proyecto tiene como objetivo proporcionarle al DFID servicios técnicos para mejorar la calidad de los programas específicos de nutrición y sensibles a la nutrición. El grupo se compromete a:

    • ampliar las evidencias sobre las causas de malnutrición
    • mejorar las habilidades y la capacidad de apoyo para fomentar los programas específicos de nutrición y sensibles a la nutrición
    • proporcionar la mejor orientación disponible para apoyar el diseño, la implementación, el monitoreo y la evaluación de programas
    • incrementar la innovación en los programas de nutrición
    • intercambiar conocimientos para garantizar que las lecciones se aprendan en todo el DFID y fuera de él

  5. Khat es una planta con efecto narcótico que al ser mascada libera sustancias estimulantes. El cultivo de khat en Yemen está aumentando alrededor de un 12% por año, según los datos aportados por el Ministerio de Agricultura y Recursos Hídricos, y está reemplazando la producción de otros cultivos como frutas, vegetales y café. http://www.foreignaffairs. com/articles/139596/adam-heffez/how-yemenchewed-itself-dry#

Lecciones claves

  • El análisis de regresión realizado por MCSUN fue un paso muy importante en el proceso de elaboración del documentos marco nacional. Conocer los factores claves de la malnutrición en el contexto de Yemen fue de gran utilidad para dirigir al equipo nacional hacia una comprensión colectiva de las causas subyacentes de la malnutrición y lo que es más importante la respuesta posterior a la malnutrición.
  • El análisis de regresión también presentó algunas conclusiones contradictorias que obligaron al equipo nacional a explorar algunas cuestiones y prácticas contextuales que son específicas del contexto de Yemen. Este ejercicio fue especialmente útil para comprender el rol de las niñas adolescentes como niñeras en los hogares y, como resultado, el impacto potencial de la escolaridad en los indicadores de nutrición en los hogares.
  • Gracias al proceso del análisis de regresión, el proceso de valoración de costes y el análisis de trayectoria, los diferentes sectores y ministerios ahora tienen un mejor entendimiento de lo que significa incluir los objetivos de nutrición en la planificación de las intervenciones que no tienen necesariamente un objetivo de nutrición.

Post A Comment

No Comments