SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Informe Alimentos en el Antropoceno: la Comisión EAT-Lancet sobre dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles

Informe Alimentos en el Antropoceno: la Comisión EAT-Lancet sobre dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles

  |   Red de empresas SUN, Red de la sociedad civil SUN

La Comisión EAT-Lancet de Alimentos, Planeta, Salud reúne a más de 30 científicos destacados en el mundo en aras de llegar a un consenso científico sobre la definición de una dieta saludable y sostenible

Los sistemas alimentarios tienen el potencial de estimular la salud humana y respaldar la sostenibilidad ambiental, sin embargo, nuestras trayectorias actuales ponen en peligro ambos potenciales. La Comisión EAT–Lancet aborda la necesidad de alimentar a la creciente población mundial con una dieta saludable y a la vez definir los sistemas alimentarios sostenibles que minimicen los daños en nuestro planeta.

La Comisión describe cuantitativamente una dieta saludable universal de referencia, que se basa en el aumento del consumo de alimentos saludables (como, verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos) y la disminución del consumo de alimentos poco saludables (como, carnes rojas, azúcar y cereales refinados). Esta dieta proporcionaría mayores beneficios para la salud, así como incrementaría las posibilidades de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La propuesta se plantea con límites científicos definidos que garantizarían un espacio operativo seguro dentro de seis procesos del sistema terrestre que no afectarían al planeta.

La Comisión EAT-Lancet publica los objetivos científicos destinados a orientar una transformación urgente en la manera en que comemos y producimos los alimentos a fin de crear un sistema alimentario sostenible para las personas y el planeta. El principal aporte del informe, que fue redactado por 37 expertos en salud, sostenibilidad ambiental, sistemas alimentarios, economía y gobernanza política, es que resulta posible alimentar a la creciente población mundial con una dieta saludable y sostenible sin dañar aún más al planeta, pero exigirá que se generen cambios significativos.

Dado que el número de personas con malnutrición asciende a 3000 millones en todo el mundo y contamos con un sistema de producción de alimentos que daña al planeta, la publicación del Informe de la Comisión EAT-Lancet sobre dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles no podría haber sido más oportuna. La buena noticia es que la transformación de los hábitos alimentarios mundiales, la mejora de los sistemas de producción de alimentos y la reducción de los desperdicios alimentarios pueden permitir que una población de 10 000 millones de personas lleve una dieta saludable y sostenible para 2050.

Los resultados en el plato

En el informe se describe lo que constituye una dieta sostenible: una dieta principalmente integrada por alimentos de origen vegetal con bajas cantidades de alimentos de origen animal, cereales refinados, alimentos sumamente procesados o azúcares añadidos. Para lograr este objetivo, será preciso reducir el consumo mundial de alimentos, como las carnes rojas y el azúcar, en un 50 % y duplicar la ingesta de frutos secos, frutas, verduras y legumbres.

Los rangos de consumo en la tabla de arriba pretenden representar las variaciones en los tipos de alimentos, los sistemas agrícolas, las tradiciones culturales y las preferencias alimentarias individuales, es decir, dietas vegetarianas o veganas.

Si bien se trazaron como objetivos mundiales, estos objetivos científicos puede que varíen en el plano local a modo de representar los hábitos alimentarios, los sistemas de producción de alimentos y la generación de desperdicios de cada país. Por ejemplo, en los países de América del Norte se ingiere prácticamente 6,5 veces más de la cantidad recomendada de carnes rojas, mientras que en Asia Meridional se consume solo la mitad de lo recomendado. En este sentido, estos países deberán aplicar una medida distinta para crear una dieta saludable a partir de sistemas de producción de alimentos sostenibles.

Las recomendaciones de arriba permiten cumplir con los requerimientos nutricionales y la sostenibilidad ambiental. En lo que respecta a la nutrición, el patrón alimentario especificado aumentaría el consumo de la mayoría de los nutrientes y micronutrientes. Al mismo tiempo, este sistema de producción de alimentos a favor de una dieta saludable puede darse dentro de límites planetarios en lo que respecta al uso de la tierra, los nutrientes, el agua dulce, la pérdida de la biodiversidad y el cambio climático y se puede intensificar de manera sostenible para alimentar a la creciente población mundial.

 

Recursos pertinentes

• Alimentos en el Antropoceno: la Comisión EAT-Lancet sobre dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles English (PDF)
• Informe resumido English | Français | Español | Árabe | Ruso
• Mire la presentación en Oslo, Noruega (en inglés) Facebook LIVE
Lista actualizada de las presentaciones mundiales (en inglés)
Comisión EAT-Lancet: Alimentos, Planeta, Salud: centro de promoción del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2

 

Presentación en el mundo del informe de EAT-Lancet

 

Post A Comment

No Comments