SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Informe de políticas del secretario general de las Naciones Unidas: las repercusiones del COVID-19 en Asia Sudoriental

Informe de políticas del secretario general de las Naciones Unidas: las repercusiones del COVID-19 en Asia Sudoriental

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

© UNICEF/Fauzan Ijazah

“A fin de que Asia Sudoriental se recupere de la pandemia será fundamental combatir la desigualdad, cerrar la brecha digital, ecologizar la economía y defender los derechos humanos y las prácticas de buena gobernanza”, señaló el secretario general de las Naciones Unidas en el marco de la presentación de su último informe de políticas sobre la enfermedad provocada por el coronavirus (COVID-19).

António Guterres ha presentado su último informe de políticas sobre la crisis, donde se analizan las repercusiones en los 11 países de la subregión y se exponen recomendaciones para el futuro inmediato, que confieren a la igualdad de género un lugar protagónico en todas las medidas de respuesta.

“Como en otras partes del mundo, el COVID-19 ha tenido importantes repercusiones en toda Asia Sudoriental, y está golpeando más a los más vulnerables, afirmó en un video que se difundió en el marco del lanzamiento.

El desarrollo sostenible está muy lejos

La subregión de Asia Sudoriental alberga a Brunei Darussalam, Camboya, Laos, Indonesia, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia, Timor-Leste y Vietnam. Antes de la pandemia, los países tenían dificultades para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) antes del plazo fijado en 2030.

Pese al firme crecimiento económico, en el informe de políticas se señala que la subregión ya enfrentaba varios desafíos, como una enorme desigualdad, bajos niveles de protección social y un gran sector informal, así como una regresión en la paz, la justicia y las instituciones sólidas.

Además, el daño ecosistémico, la pérdida de biodiversidad, las emisiones de gases de efecto invernadero y la calidad del aire ya eran “preocupantes”.

Las desigualdades a la vista, el surgimiento de tensiones

“La pandemia ha puesto de relieve profundas desigualdades, deficiencias en la gobernanza y el imperativo de seguir una vía de desarrollo sostenible. Y ha traído nuevos desafíos, incluso para la paz y la seguridad”, afirmó el secretario general. La situación actual está generando recesión y tensiones sociales, se han paralizado distintos procesos políticos, con lo cual varios conflictos de larga data han quedado estancados.

“Todos los gobiernos de la subregión han apoyado mi llamamiento en favor de un alto el fuego internacional, y cuento con que todos los países de Asia Sudoriental traduzcan ese compromiso en un cambio considerable sobre el terreno”, añadió.

Elogio a la cooperación regional

El nuevo coronavirus que provoca el COVID-19 apareció por primera vez en Wuhan, China, a finales de 2019, y la pandemia se declaró en marzo. En todo el mundo, se han registrado más de 16,5 millones de casos, que ocasionaron alrededor de 657 000 muertes, según informó el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si bien los primeros casos de COVID-19 en Asia Sudoriental se registraron antes de que en el resto del mundo, el secretario de las Naciones Unidas felicitó a los gobiernos por su rápida actuación en la lucha contra la pandemia.

En promedio, demoraron 17 días en declarar el estado de emergencia o el confinamiento después de que se confirmaron 50 casos de la enfermedad, según se indica en el informe de políticas. “Las medidas de contención han ahorrado a Asia Sudoriental el grado de sufrimiento y trastorno que se observa en otros lugares”, sostuvo el Sr. Guterres, quien también elogió la cooperación entre los países.

Cuatro áreas decisivas que necesitan respuestas

El secretario general señaló cuatro áreas que serán decisivas para que el futuro de Asia Sudoriental tras la recuperación de la pandemia sea más sostenible, resiliente e inclusivo. “En primer lugar, hacer frente a la desigualdad de ingresos, en la atención de la salud y en la protección social, tanto con medidas de estímulo a corto plazo como en los cambios en las políticas a largo plazo”, señaló. El Sr. Guterres también recomendó a los países que cerraran la brecha digital para que ninguna persona se quede atrás en este mundo cada vez más conectado.

Debido a la dependencia excesiva del carbón y otras industrias del pasado, aconsejó “ecologizar” la economía, lo que también incluye crear los puestos de trabajo del futuro. “Defender los derechos humanos, proteger el espacio cívico y promover la transparencia son objetivos intrínsecos de toda respuesta eficaz”, concluyó.

Fomentar la igualdad de género

“En esos esfuerzos es imperioso fomentar la igualdad entre los géneros, hacer frente a los aumentos de la violencia de género y centrarse en las mujeres en todos los aspectos de la recuperación económica y los planes de estímulo”, sostuvo el secretario de las Naciones Unidas. “Eso mitigará los efectos desproporcionados que tiene la pandemia en las mujeres, y es también una de las vías más seguras hacia una recuperación sostenible, rápida e inclusiva para todos”.

• Informe de políticas: Las repercusiones de la COVID-19 en Asia SudorientalDescargar

 

Post A Comment

No Comments