SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Informe Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional: un llamado de atención a los gobiernos de América Latina y el Caribe

Informe Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional: un llamado de atención a los gobiernos de América Latina y el Caribe

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

Latin America Report_001El 19 de enero del 2017, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) publicaron el informe Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe. El informe señaló que cerca de 360 millones de personas, aproximadamente el 58 % de los habitantes de la región, tienen sobrepeso y los índices más altos se registraron en las Bahamas (69 por ciento), México (64 por ciento) y Chile (63 por ciento).  Con excepción de Haití (38,5 por ciento), Paraguay (48,5 por ciento) y Nicaragua (49,4 por ciento), el sobrepeso afecta a más de la mitad de la población de todos los países de la región.

Descargar el informe: Español


«Los índices alarmantes de sobrepeso y obesidad en América Latina y el Caribe deben considerarse un llamado de atención a los gobiernos de la región para que implementen políticas que aborden todas las formas de hambre y malnutrición, estableciendo un vínculo entre seguridad alimentaria, sostenibilidad, agricultura, nutrición y salud».

Eve Crowley, representante regional de la FAO


Vínculo entre agricultura, alimentos, nutrición y salud

El informe Panorama de la FAO/OPS señala que uno de los principales factores que contribuye al incremento de los índices de obesidad y sobrepeso es el cambio en los hábitos alimentarios. El crecimiento económico, la mayor urbanización, el aumento de los ingresos promedio y la incorporación de la región en el mercado internacional ha reducido el consumo de preparados tradicionales y ha aumentado el consumo de productos ultraprocesados, un problema que ha tenido mayor repercusión en aquellas regiones y países que son importadores netos de alimentos. Para abordar esta situación, la FAO y la OPS exigen la promoción de sistemas alimentarios sostenibles y saludables que establezcan un vínculo entre agricultura, alimentos, nutrición y salud. Para tal fin, los países deben promover la producción sostenible de alimentos frescos, seguros y nutritivos, garantizando su abastecimiento, diversidad y acceso, en especial, para los sectores más vulnerables. Esto debe complementarse con educación nutricional e información para el consumidor sobre la composición nutricional de los alimentos con alto contenido de azúcar, grasas y sal.

La malnutrición infantil disminuye, pero todavía afecta a los más pobres

Según el informe, la región ha logrado disminuir considerablemente los índices de hambre y actualmente solo el 5,5 por ciento de la población está desnutrida, siendo el Caribe la subregión con la prevalencia más alta (casi el 20 por ciento) debido en gran parte al hecho de que Haití tiene el índice más alto de desnutrición del mundo: 53 por ciento. La situación del retraso en el crecimiento en América Latina y el Caribe también ha mejorado: los índices disminuyeron de aproximadamente un 25 por ciento en 1990 a un 11 por ciento en el 2015, una reducción de 7,8 millones de niños. Pese a estos avances, cerca de 6 millones de niños todavía sufren de retraso en el crecimiento mientras que 700 000 (1,3 por ciento de niños menores de 5 años) sufren de emaciación. Prácticamente todos los países lograron mejorar el estado nutricional de sus niños, aunque se debe señalar que la malnutrición afecta mayormente a los más pobres y las zonas rurales.

Aumento del sobrepeso infantil

El informe muestra que en América Latina y el Caribe aproximadamente 4 millones de niños menores de 5 años, un poco más del 7 por ciento, tienen sobrepeso. Desde 1990, el mayor incremento de sobrepeso en niños, en términos de números, se evidenció en Mesoamérica y, en términos de prevalencia, en el Caribe donde el índice aumentó de un 4 por ciento a casi un 7 por ciento.

Políticas para mejorar la nutrición

El informe señaló que varios gobiernos han introducido políticas para mejorar la nutrición de sus ciudadanos. Por ejemplo, Barbados, Dominica y México han aprobado impuestos sobre las bebidas endulzadas con azúcar, mientras que Bolivia, Chile, Perú y Ecuador tiene leyes de alimentación saludable que regulan la publicidad y el etiquetado de los alimentos. La Directora de la OPS, Carissa F. Etienne, destacó que estas medidas deben complementarse con políticas que aumenten el suministro y mejoren el acceso a alimentos frescos y agua potable, y con otras medidas que se concentren en reforzar la agricultura familiar y el desarrollo de circuitos de producción y comercialización cortos, programas de contratación pública y programas de educación alimentaria y nutricional.

Mejora de la sostenibilidad de la agricultura

Según el informe, la trayectoria actual de crecimiento agrícola regional no es viable debido a, entre otros factores, las graves consecuencias para los ecosistemas y los recursos naturales de la región. En América Latina y el Caribe, se pierden o se desperdician 127 millones de toneladas de alimentos por año. Según la FAO y la OPS, se debe hacer un uso más eficiente y sostenible de las tierras y otros recursos naturales, se deben mejorar las técnicas de producción, almacenamiento y procesamiento de los alimentos, y se deben reducir las pérdidas y los desperdicios de alimentos para garantizar el acceso equitativo a los alimentos para todas las personas.

Post A Comment

No Comments