SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / La desnutrición afecta de manera desproporcionada a la población infantil vietnamita de minorías étnicas

La desnutrición afecta de manera desproporcionada a la población infantil vietnamita de minorías étnicas

  |   Red de donantes SUN, Red de países SUN

En Vietnam, la desnutrición es un problema generalizado, sobre todo, en los niños de las minorías étnicas, sobre quienes recaen las tasas de retraso en el crecimiento más elevadas del mundo, según un nuevo informe que, en el día de la fecha, publicaron el Banco Mundial y el Instituto Nacional de Nutrición de Vietnam.

En el informe “Desnutrición persistente en las minorías étnicas de Vietnam: cuestiones y opciones o políticas e intervenciones” se enuncia que uno de cada tres niños de las minorías étnicas vietnamitas sufre retraso en el crecimiento, y uno de cada cinco tiene un peso insuficiente. En la búsqueda de una solución a este problema, en el informe se plantea la necesidad de adoptar un enfoque innovador y adecuado que tenga en cuenta las dificultades culturales y geográficas únicas que atraviesa este grupo.

Pese a los avances impresionantes de Vietnam en la reducción de la tasa general de desnutrición durante las últimas dos décadas, los niños de las minorías étnicas todavía quedan al margen de estos progresos y la brecha se sigue ampliando”, señaló Ousmane Dione, director del Banco Mundial para Vietnam. “La siguiente fase de medidas de lucha contra la desnutrición debe ser más específica y concentrarse en las provincias con las cargas más altas para generar avances”.

Dado que la coyuntura favorable para recibir la nutrición adecuada que propicie la salud y el desarrollo físico y cognitivo óptimos es breve —comprende los primeros 1000 días de vida—, cualquier episodio de desnutrición que se produzca durante esta etapa puede acarrear daños considerables y, en su mayoría, irreversibles en el crecimiento físico y el desarrollo del cerebro. En el informe se señala que las intervenciones tendientes a mejorar los resultados nutricionales deben centrarse en este grupo etario y en las mujeres en edad reproductiva.

Además, se revela que entre las minorías étnicas, solo el 39 % de los niños de entre 6 y 23 meses recibieron una alimentación con los nutrientes adecuados. A su vez, solo el 32,7 % de las madres de 15 a 49 años asistieron a los centros de atención prenatal, donde se les proveían los minerales y las vitaminas esenciales, así como asesoramiento nutricional.

En el informe se destaca que las normas culturales juegan un papel significativo. El matrimonio precoz y el embarazo en la adolescencia todavía son comunes en las mujeres de las minorías étnicas, ya que el 23,9 % empieza a tener hijos entre los 15 y los 19 años de edad. En este contexto, cabe destacar la reticencia de varios integrantes de la comunidad a acudir a los centros de salud, ya sea para la prevención o para recibir tratamiento.

En definitiva, la desnutrición infantil está arraigada en la pobreza. Si bien los grupos de minorías étnicas en Vietnam constituyen el 14 % de la población del país, en 2016 albergaban al 73 % de los pobres.

Se proponen pasos clave que Vietnam puede tomar para mejorar los resultados nutricionales de los niños de las minorías étnicas:

Formar una alianza de nutrición sólida y mejor coordinada con los dirigentes del gobierno de alto nivel y un órgano coordinador activo con los actores involucrados.

Conseguir el financiamiento adecuado para la nutrición: se deben destinar los fondos adecuados a los programas con mayores pruebas de su eficacia. Las provincias con las cargas más elevadas de malnutrición deben tener acceso a planes de financiación directos o rápidos.

Implementar a gran escala las intervenciones nutricionales directas de eficacia comprobada: identificar y ampliar la ejecución de un paquete integral de intervenciones familiares de alto impacto durante los primeros 1000 días —desde el embarazo de la madre hasta los dos años de vida del niño—, que esté acompañado de actividades de comunicación para lograr cambios sociales y en el comportamiento en las que se respeten las particularidades culturales.

Abordar los factores subyacentes de la desnutrición por medio de enfoques multisectoriales: que la lucha contra la desnutrición se reconozca formalmente como una prioridad en el Programa Nacional Dirigido. Incluir en el paquete los servicios de salud infantil, materna y adolescente. Incrementar el acceso de los pueblos de minorías étnicas a mejores prácticas de agua, saneamiento e higiene. Animar e incentivar a las niñas estudiantes a que continúen con la escolaridad secundaria superior. Ampliar el programa de transferencia monetaria de modo que beneficie e incluya a los hogares más pobres de las minorías étnicas, en los que haya mujeres embarazadas, bebés y niños pequeños, a fin de aprovechar la coyuntura de los 1000 días.

Más información

• Malnutrición persistente en las minorías étnicas de Vietnam (informe en inglés)

• Vietnam: la desnutrición afecta de manera desproporcionada a los niños de las minorías étnicas (comunicado de prensa del Banco Mundial, en inglés)

Post A Comment

No Comments