SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / La igualdad de género en el trabajo también se aplica al Movimiento SUN: el informe de Global Health 50/50 2019

La igualdad de género en el trabajo también se aplica al Movimiento SUN: el informe de Global Health 50/50 2019

  |   Secretariado y Grupo líder del Movimiento SUN

El informe de Global Health 50/50 2019 es un análisis de las prácticas y las políticas relativas a las cuestiones de género de 198 organizaciones mundiales que participan en el área de la salud, en el que se hace un enfoque especial en la igualdad de género en el lugar de trabajo. En 2019, el Movimiento SUN se ha presentado como una de las 17 organizaciones más sobresalientes en materia de igualdad de género.

El informe de Global Health 50/50 surge de la profunda frustración que genera el hecho que en las organizaciones mundiales que participan en el área de la salud siguen imperando los casos perniciosos de insensibilidad a las diferencias de género. En todo el sector, no hemos logrado analizar, ni abordar el papel que las cuestiones de género desempeñan en la distribución del poder y los privilegios, las oportunidades y las expectativas de crecimiento profesional enfocados en el género y el empoderamiento de las personas en función del género a la hora de ejercer el derecho a disfrutar del nivel más alto posible de salud y bienestar.

El informe de este año, que se titula: Equality Works (La igualdad de género en el trabajo), se centra especialmente en la temática de la igualdad de género en el lugar de trabajo y en él se analizan las políticas que permitirían evitar el acoso sexual y respaldar la licencia parental y la modalidad de trabajo flexible. Además, se publican las desigualdades salariales por razón de género, junto con otras variables que abordan la igualdad de género, tanto interna como operativamente, en las organizaciones.

 


“Creo que las organizaciones mundiales de la salud pueden allanar el camino que conduzca a un mejor bienestar al crear lugares de trabajo más justos y equitativos”.

La Muy Honorable Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda (prefacio del informe)


Las políticas son necesarias, pero no alcanzan: es hora de pasar a la acción

Las organizaciones se clasificaron en función de si habían implementado políticas no sexistas y si contaban con algunos indicadores de la práctica, a saber: datos desglosados por sexo, presentación de informes sobre la desigualdad salarial por razón de género y paridad en el personal directivo superior y las juntas. Este análisis permite lograr una comprensión esencial sobre si una organización cuenta con las bases adecuadas de políticas para fomentar un lugar de trabajo equitativo en cuanto al género y orientar la programación no sexista.

Sin embargo, con mira al futuro, en el sector claramente se necesita una mejor comprensión de la magnitud y el modo en que las políticas no sexistas conducen a prácticas equitativas en materia de género y mejores resultados de salud, así como a lugares de trabajo inclusivos, diversos y dignos. La experiencia indica que el liderazgo progresista, el personal organizado y empoderado y la supervisión independiente juegan un papel importante. No obstante, se necesitan más investigaciones cualitativas para comprender mejor las medidas que funcionan, al igual que la urgente implementación de las mejores prácticas.

 

Post A Comment

No Comments