SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / La lucha contra la anemia infantil en las comunidades indígenas del Perú

La lucha contra la anemia infantil en las comunidades indígenas del Perú

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

Hace tres años, en la región peruana de Ayacucho, distrito de Iguaín, el 65 % de los niños y niñas menores de tres años tenían anemia, lo que los ponía en riesgo de sufrir graves efectos a largo plazo en la salud y perjudicar el desarrollo cognitivo y el rendimiento escolar. Hoy en día, esa tasa se ha reducido a tan solo el 12 %, gracias a un sólido trabajo en equipo entre los distintos sectores y, en particular, con los habitantes de la comunidad local.

Este éxito fue reconocido con el Premio Sasakawa para la Salud 2019 en la 72.a Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra. Al aceptar el premio en nombre del ministro de Salud peruano, la directora de la Oficina General de Cooperación Técnica Internacional del Ministerio agradeció a las autoridades y a los pueblos indígenas andinos y amazónicos de la región de Ayacucho, distrito de Iguaín, “por su contribución a la prevención de los graves efectos a largo plazo de la anemia en el desarrollo de los niños y las niñas”.

Todos cumplen una función

Cuando el exalcalde de Iguaín, el Sr. Eusebio Quispe Rodríguez, recibió por primera vez datos del Ministerio de Salud sobre la desnutrición crónica infantil y la anemia en su distrito, inmediatamente tomó medidas y creó un grupo de trabajo para abordar la problemática, recuerda el Dr. Gustavo Rosell del Ministerio de Salud de Perú. Las autoridades municipales, regionales y nacionales unieron sus fuerzas para introducir centros de vigilancia comunitaria para abordar este grave problema de salud.

El trabajo fue realizado por un equipo de expertos en salud, educación, protección social y derecho, con una amplia gama de profesionales, como enfermeras, parteras, ingenieros de la industria alimentaria, antropólogos, trabajadores sociales, psicólogos, médicos, maestros de escuela, técnicos en computación, abogados, alcaldes y miembros del consejo municipal.

Los líderes de la comunidad participaron en todas y cada una de las actividades del equipo. Lo que realmente cambió la situación fue la forma en que la población local aceptó la iniciativa.

El objetivo principal de las autoridades de salud era ayudar a las familias a cambiar sus hábitos alimentarios porque, si bien la iniciativa se centraba exclusivamente en los niños, el cambio en la dieta podría aportar beneficios a la salud que se mantuvieran a lo largo de la vida.

 

La clave del éxito fue el enfoque de la atención primaria de la salud, en el que los equipos de vigilancia comunitaria realizaron visitas a domicilio para hablar con las familias y trabajar para introducir un nuevo modelo de alimentación y nutrición. Se enseñó y capacitó a las personas para que mejoraran su dieta, consumiendo productos cultivados en el lugar, como papas, quinua y maíz, algunos de ellos fortificados con micronutrientes proporcionados por el Gobierno. El proyecto también prestó apoyo a las personas vulnerables que carecen de un seguro médico integral.

Desde la perspectiva de los actores locales, es indispensable contar con el interés y el apoyo de una amplia gama de instituciones, autoridades y socios a fin de prevenir, reducir y erradicar la anemia. Las personas que trabajan en la educación, la producción local de productos agrícolas y la salud deben unirse para lograr el objetivo común de mejorar la calidad de vida.

“Quiero que toda la comunidad trabaje con las madres, los padres y las familias, ya que son los responsables directos de los niños”, sostuvo el alcalde de Iguaín, el Sr. Fidel Canales. “También nos fijamos nuevas metas, por ejemplo, sobre distintos grupos de edad que requieren soluciones diferentes”.

Difusión del éxito

El Premio Sasakawa es un fuerte impulso a la motivación de los equipos técnicos y de la comunidad de Iguaín. Los equipos ya están debatiendo planes futuros, como la creación de becas que permitan compartir experiencias locales positivas, y nuevos proyectos para atacar las diversas causas que deterioran la salud.

A nivel nacional, el Gobierno peruano considera esta iniciativa como su compromiso de implementar el principio de salud de la Declaración de Alma Ata en todas las políticas. Ha aprobado un Plan Multisectorial de Lucha contra la Anemia, en el que participan todos los sectores y 15 ministerios y que está dirigido por el presidente de la República, y que reúne a políticos, medios de comunicación, la sociedad civil y, lo que es más importante, a ciudadanos de todo el país.

“Este trabajo no es solo de salud”, agregó el alcalde de Iguaín, el Sr. Fidel Canales, “sino que contribuye al desarrollo sostenible de nuestra región”. Esto ha sido reconocido en todo el país, ya que el modelo aplicado en Iguaín se está extendiendo y replicando en otras partes del Perú.

El mensaje de Iguaín es que el distrito quiere seguir siendo un ejemplo a seguir. Esto también es fundamental para los actores involucrados a nivel nacional, ya que establecen objetivos muy ambiciosos y a largo plazo. La anemia es un grave problema de salud pública en el país, pero si todas las comunidades están tan comprometidas como los ciudadanos de Iguaín, el Perú estará bien encaminado para reducir y finalmente erradicar la anemia.

 

© OMS/L. Cipriani
La Dra. Wieslawa de Pawlikowski, directora de la Oficina General de Cooperación Técnica Internacional del Ministerio de Salud del Perú, acepta el «Premio Sasakawa para la Salud» en nombre del Dr. Eusebio Quispe Rodríguez

 

La lucha contra la anemia infantil en las comunidades indígenas del Perú (sitio de la OMS, en inglés)

Post A Comment

No Comments