SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / La nutrición en el manifiesto de los partidos políticos

La nutrición en el manifiesto de los partidos políticos

  |   Blogs, Red de la sociedad civil SUN

Acerca del autor: William Chilufya es defensor de la buena nutrición y coordinador nacional de la Alianza de la Sociedad Civil del Movimiento SUN de Zambia (OSC-SUN).

Este artículo se publicó originalmente en Daily Mail

WilliamSi están llevando a cabo tareas de promoción como yo, entonces 2016 es un año en el que probablemente estén preocupados por cómo lograr que los actores políticos aborden sus problemas. También es probable que estén pensando en cómo lograr que sus asuntos ocupen un lugar prioritario en la agenda de desarrollo de los partidos políticos. No están solos. Estoy buscando un lugar para la nutrición en todos los partidos políticos. Esto se debe a que la nutrición tiene que ver con salvar vidas y tener votantes con un buen estado de salud. Por lo tanto, debe tener la atención que merece en todos los partidos políticos. La nutrición tiene que estar en el corazón de todos los partidos.

El resumen del Informe Global de Nutrición (IGN) 2015 ofrece fuertes perspectivas y alienta a concentrarse más en el desarrollo de la nutrición. Pone de relieve que la buena alimentación es necesaria para el desarrollo humano y que es fundamental para alcanzar nuestra máximo potencial.

Las mejoras en el estado nutricional traen consigo numerosos resultados positivos para los individuos y sus familias. Si se mejora la calidad de la nutrición en Zambia, muchos más niños superarán los cinco años de edad, su crecimiento se verá menos afectado y aumentarán su estatura y su peso. Además, y quizá lo que es más importante, sus capacidades cognitivas se desarrollarán completamente, lo que les permitirá adquirir más conocimientos dentro y fuera de la escuela.  Es más probable que los niños que reciben una nutrición adecuada durante la primera infancia y crecen en un entorno seguro consigan mejores trabajos y, de este modo, contribuyan más a la sociedad, y padezcan menos enfermedades durante la adultez, envejeciendo de manera saludable y prolongando tu tiempo de vida.

Además, gracias al resumen de África sobre el Informe Global de Nutrición 2015 descubrimos que la «mala» nutrición, lo contrario de buena nutrición, adopta muchas formas. Estas van desde niños y adultos que están desnutridos y sufren de emaciación, niños con un retraso en el crecimiento tan pronunciado que parece que tienen la mitad de su edad, personas que no pueden combatir las infecciones porque sus dietas carecen de nutrientes, personas que son más propensas a sufrir accidentes cerebrovasculares porque son obesas, hasta personas cuyos vasos sanguíneos colapsan porque tiene diabetes. Estas múltiples formas de malnutrición tienen causas comunes: dietas deficientes, cuidados insuficientes para las madres y los niños, falta de acceso a los servicios de salud y entornos insalubres.

A pesar de las iniciativas para combatir la malnutrición, ésta sigue siendo un problema de una magnitud asombrosa a nivel mundial, que afecta a casi una de cada tres personas en el mundo.  Se cree que la mayoría de los esfuerzos por abordar la desnutrición se han concentrado en gran medida en las soluciones técnicas y aún así, combatir la malnutrición en toda su complejidad requerirá de un conjunto de medidas, que incluyen qué actitud adopta la política/los políticos frente a la nutrición.  Esto me lleva a plantear el siguiente interrogante: ¿cómo podemos lograr que los partidos políticos contribuyan efectivamente al desarrollo de la nutrición? Sabemos muy bien que cada partido político es un gobierno en potencia.

El nivel de atención que un partido político le presta a la nutrición les podría dar una idea de qué lugar tendrá la nutrición cuando formen un gobierno.  De otro modo, el progreso de la nutrición al momento de gobernar el país depende del lugar que ésta ocupe en el manifiesto del partido.  En este contexto, creo que los partidos políticos ofrecen un terreno fértil para el desarrollo de la nutrición y continuidad en la aplicación de intervenciones sobre la nutrición. Para ello, los partidos políticos deben asegurarse de que sus manifiestos engloben una agenda de nutrición clara.

La buena noticia es que no estamos lejos de lograr que los partidos políticos participen adecuadamente en la nutrición. Digo esto porque hoy en día escuchamos a algunos políticos en los distintos partidos alzar sus voces y decir algo sobre la nutrición. Esto nos da ánimo, ya que estos esfuerzos, en gran medida, hacen que la nutrición se vuelva popular.  En la Alianza de la Sociedad Civil del Movimiento SUN (OSC-SUN), vemos qué tan especial es este año con respecto a las elecciones generales, vemos esto como una oportunidad para incluir la nutrición en la agenda política de todos los partidos políticos.

El primer paso será que OSC-SUN ayude a que nuestros líderes políticos tengan un mayor acceso a la información disponible sobre qué se puede hacer para mejorar la nutrición y qué es lo que funcionaría mejor, en especial, compartir los beneficios inmediatos y a largo plazo del desarrollo de la nutrición.  Nos gustaría ver que los partidos políticos incluyan absolutamente la nutrición en las próximas elecciones. Esto se debe a que los esfuerzos por abordar el desafío de la malnutrición requieren de recursos y voluntad política. Además, los partidos que prioricen la nutrición podrán cosechar beneficios políticos porque toda la población quiere un país donde todos gocen de una estado nutricional óptimo.

Por consiguiente, es más probable que los votantes estén interesados en un partido político que muestre una agenda de nutrición clara y alcanzable de manera realista. Como se mencionó anteriormente, la malnutrición requiere de múltiples esfuerzos.  Se debe empezar por reconocer la importancia de la nutrición e incluir la agenda en todos los manifiestos de los partidos políticos para que los ciudadanos tengan el poder de exigir y responsabilizar al gobierno de todas las promesas realizadas.

Es más, el gobierno, a su vez, priorizará la asignación de los recursos adecuados para la implementación de intervenciones sobre la nutrición según el manifiesto.  Nuestro sueño es que los dirigentes elegidos sigan promoviendo las iniciativas de nutrición vinculando los esfuerzos políticos con los beneficios políticos a largo plazo de mantener a los votantes en un estado saludable.

En OSC-SUN, estamos realmente convencidos de que en un futuro cercano, la malnutrición no será uno de los problemas sin solución que deberemos enfrentar, siempre y cuando sea una prioridad en la planificación e implementación.  Hoy en día, existen fuertes incentivos para mejorar la nutrición y Zambia puede progresar rápidamente en la reducción de la malnutrición.

Post A Comment

No Comments