SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / La “sindemia” mundial de obesidad, desnutrición y cambio climático

La “sindemia” mundial de obesidad, desnutrición y cambio climático

  |   Red de países SUN

Fotografía de VCG/VCG a través de Getty Images

El nuevo informe de la Comisión Lancet, que dirigieron la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), la Universidad George Washington (EE. UU.) y la Federación Internacional de Obesidad (Reino Unido), es el resultado de un proyecto de tres años encabezado por 43 expertos en diversas áreas, provenientes de 14 países. El informe se centra en la “sindemia” mundial de la obesidad, la desnutrición y el cambio climático y destaca el hecho de que estas tres problemáticas coexisten y se sustentan gracias a las deficiencias en los sistemas alimentarios, de transporte, diseño urbano y uso de la tierra. Según el informe es preciso enfocarse en el punto donde convergen estos tres desafíos mundiales de salud a fin de crear medidas que puedan abordar estos tres problemas, lo que a su vez nos puede ofrecer una oportunidad verdadera de proteger la salud humana, el medio ambiente y nuestro planeta. El informe constituye una continuación de la publicación (17 de enero) de la Comisión Lancet-EAT, donde se fijaron las primeras metas científicas para una alimentación saludable dentro de los límites planetarios. En el presente informe, se analizan todos los sistemas que sustentan la pandemia mundial de la obesidad y se proponen soluciones para reparar las décadas de políticas deficientes.

La nueva Comisión define el término “sindemia” como aquellas interacciones que suceden entre la pandemia de obesidad, desnutrición y cambio climático, que comparten factores desencadenantes comunes y las mismas soluciones. Los factores causantes de la sindemia mundial son las políticas agrícolas y los sistemas alimentarios, de transporte, diseño urbano y uso de la tierra, que están acompañados de políticas e incentivos económicos que promueven el consumo y las desigualdades.

Entre las medidas recomendadas, la Comisión exige el establecimiento de un convenio marco sobre los sistemas alimentarios (similares a los convenios para el control del tabaco y sobre el cambio climático) que restrinja la influencia de la industria alimentaria en la formulación de políticas y movilice la creación de medidas nacionales en favor de sistemas alimentarios saludables, sostenibles y equitativos.

 

Es necesario modificar los incentivos económicos, y los subsidios de USD 5 billones que los Gobiernos destinan a los combustibles fósiles y a las grandes empresas agrícolas del mundo se deben reorientar hacia las actividades sostenibles, saludables e inocuas desde el punto de vista ambiental. Además, se debe establecer un fondo filantrópico mundial de USD 1000 millones para respaldar las actividades de promoción del cambio que realice la sociedad civil.

“El modelo empresarial imperante de grandes empresas internacionales de bebidas y alimentos que pretenden aumentar al máximo las ganancias a corto plazo genera un consumo excesivo de bebidas y alimentos poco nutritivos en los países de ingresos altos, aunque esta tendencia crece cada vez más en los países de ingresos bajos y medianos. La coexistencia de obesidad y retraso en el crecimiento en un mismo niño es una señal de alerta que requiere atención urgente; además, el cambio climático agravará esta situación en algunos países. A fin de derribar la sindemia mundial, es preciso que reflexionemos sobre nuestra forma de comer, vivir, consumir y trasladarnos; incluso, es necesario realizar un cambio radical por un modelo empresarial sostenible que promueva la salud y se adecue a los cambios futuros que hoy enfrentamos”, afirma el Dr. Richard Horton, redactor jefe, The Lancet.

La sindemia mundial: los factores desencadenantes comunes requieren soluciones compartidas

La sindemia mundial representa una sinergia de pandemias y condiciones ambientales que ocurren de manera simultánea en el mismo tiempo y lugar, interactúan entre sí y comparten factores subyacentes sociales comunes. Por ejemplo, los sistemas alimentarios no solo generan las pandemias de obesidad y desnutrición, sino también producen entre el 25 % y el 30 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, y la producción ganadera representa más del doble de estos porcentajes. Los sistemas de transporte basados en automóviles favorecen los estilos de vida sedentarios y generan entre el 14 % y el 25 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. Estas tendencias se afianzan por medio de sistemas débiles de gobernanza política, la incuestionable búsqueda económica de crecimiento del producto interno bruto (PIB) y la poderosa ingeniería comercial del hiperconsumo.

Las consecuencias de la obesidad, la desnutrición y el cambio climático también interactúan. Por ejemplo, el cambio climático incrementará la desnutrición debido a la mayor inseguridad alimentaria como consecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías y los cambios en la agricultura. De igual modo, la desnutrición infantil y fetal incrementa el riesgo de obesidad en la adultez. El cambio climático también puede afectar los precios de los productos alimentarios básicos, en especial de las frutas y las verduras, lo que podría generar un aumento en el consumo de alimentos procesados.

“Debemos reconocer estas conexiones e implementar medidas que aborden los dos problemas: la obesidad y la desnutrición. Asimismo, por otro lado, es preciso adoptar medidas que ataquen los tres problemas, es decir que incidan en las diferentes facetas de la sindemia simultáneamente”, expresa la profesora Corinna Hawkes, integrante de la comisión de la Universidad City de Londres (Reino Unido). Las guías para una alimentación sostenible, la restricción de la influencia comercial, el derecho a una legislación de bienestar y las políticas en favor de sistemas alimentarios saludables, equitativos, sostenibles desde el punto de vista ambiental y rentables generarían repercusiones en la obesidad, la desnutrición y el cambio climático (es decir, medidas que aborden los dos o tres problemas).

 

Más información

La sindemia mundial de obesidad, desnutrición y cambio climático PDF (en inglés)
La Comisión Lancet: la sindemia mundial (en inglés)

Post A Comment

No Comments