SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Laos aprueba un decreto sobre comercialización de sucedáneos de la leche materna en aras de proteger y promover la lactancia materna

Laos aprueba un decreto sobre comercialización de sucedáneos de la leche materna en aras de proteger y promover la lactancia materna

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

(c) UNICEF Laos/AKarki

El Gobierno de Laos consiguió un nuevo hito con la aprobación del decreto de comercialización de sucedáneos de la leche materna, cuya finalidad es proteger y promover la lactancia materna en el país. El decreto, que forma parte de la legislación nacional, guarda una relación directa con los compromisos y las directrices mundiales, es decir con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, que se adoptó en la Asamblea Mundial de la Salud en 1981.

El Código protege y promueve la lactancia materna mediante el suministro de la información correcta sobre la alimentación adecuada del lactante, así como por medio del dictado de normas estrictas sobre la comercialización de sucedáneos de leche materna, biberones y tetinas.

“Quisiéramos felicitar al Gobierno de Laos por la elaboración y promulgación de una ley tan importante y firme, que sin lugar a dudas generará enormes repercusiones en el país”, afirmó el Sr. Leo Faber, embajador de la Unión Europea en Laos. “La Unión Europea asume el compromiso de seguir colaborando con la supervisión y el cumplimiento futuros de este decreto por medio de nuestro apoyo presupuestario a la nutrición que se brinda al Gobierno de Laos, así como mediante otro tipo de apoyo que prestan nuestros socios de nutrición”, añadió.

La leche materna es el alimento ideal para el lactante y el niños pequeño, ya que es el único que es inocuo, limpio y ecológico, y contiene los anticuerpos que brindan protección contra muchas enfermedades prevalentes de la infancia, como las enfermedades respiratorias, las infecciones gastrointestinales y las infecciones de oído.

Aunque el Gobierno de Laos insiste constantemente en la práctica de la lactancia materna exclusiva en lactantes durante los primeros 6 meses de vida y que luego se continúe con la lactancia acompañada de otros alimentos inocuos y nutritivos hasta que la niña o el niño cumpla dos años de edad, menos de la mitad de los niños (45 %) toma leche materna únicamente hasta los 6 meses. Y solo 1 de cada 4 madres (27,2 %) continúa con la práctica de la lactancia hasta que su hija o hijo cumple los 2 años de edad.

«La lactancia materna no solo es la base del desarrollo saludable de un niño, sino también es el cimiento del desarrollo de un país. Es una práctica rentable y salva y mejora la vida de los niños, las familias y las sociedades, ya que acaba con las muertes infantiles prevenibles. Si se mejora la salud maternoinfantil, la sociedad obtendrá beneficios significativos que se traducirán en un aumento de los logros educativos y mayor productividad”, señaló la Sra. Beate Dastel, representante interina del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

 


La comunidad internacional, de la que forman parte el UNICEF, la Unión Europea y Save The Children, aplauden este hito histórico que ha logrado el Gobierno de Laos, ya que permitirá que los lactantes crezcan más sanos gracias a la lactancia materna.


 

(c) UNICEF/Lao PDR

Hasta 2018, 136 de los 194 países habían implementado alguna medida legal en relación con el Código. Si bien anteriormente Laos contaba con un acuerdo que era vinculante aunque no en términos legales, el nuevo decreto que firmó el primer ministro es jurídicamente obligatorio. Permitirá adoptar un enfoque estricto para controlar la comercialización, la promoción y el cumplimiento de las medidas y vigilar la comercialización de sucedáneos de la leche materna.

Alive & Thrive ha llevado a cabo investigaciones recientes que indican que Laos pierde 1714 vidas y USD 235 millones por año debido a las prácticas inadecuadas de la lactancia materna. Durante décadas, la promoción masiva y poco ética por parte de la industria de sucedáneos en el mundo puso en riesgo la lactancia materna; sin embargo, el decreto que se acaba de aprobar tiene por objeto detener esta práctica en Laos.

“El nuevo decreto sobre los sucedáneos de la leche materna establece que es ilegal que las empresas y personas individuales promocionen preparados para lactantes, leches de continuación, las llamadas leches para niños pequeños y productos afines a los consumidores de Laos. Conforme al decreto también se prohíben las donaciones de estos productos”, señaló la Sra. Kelley Khamphouxay, representante de Save The Children en Laos. “Es un instrumento que protege a las familias laosianas frente a las prácticas comerciales inescrupulosas de la industria de preparados para lactantes que busca convencer a las familias de que sus productos son superiores a la leche materna. Las familias merecen contar con información de salud objetiva y recibir apoyo práctico para el correcto ejercicio de la lactancia materna. Este decreto permite que las familias puedan tomar la mejor decisión para sus hijos y brindarles el mejor futuro posible”, declaró.

El próximo gran paso que se debe dar para proteger la lactancia materna es conseguir que todos los productores, distribuidores, distribuidores minoristas y profesionales de la salud conozcan las disposiciones del decreto, así como vigilar y hacer cumplir la legislación.

La Unión Europea ha respaldado la promoción de la lactancia materna en Laos durante muchos años por medio de los socios para el desarrollo, como el UNICEF y Save The Children. A finales de 2019, el Código, que en el país se denomina Decreto sobre Productos Alimenticios y Equipos de Alimentación para Lactantes y Niños Pequeños, se pudo concluir gracias a la ayuda de la operación de apoyo presupuestario a la nutrición de la Unión Europea. La comunidad internacional en Laos aplaude de pie este importante logro que ha conseguido el Gobierno de Laos en favor de la protección de la salud, el desarrollo y la prosperidad de las niñas, los niños, las comunidades y toda la sociedad.

 

Post A Comment

No Comments