SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Las vacunas y la nutrición deben ir de la mano

Las vacunas y la nutrición deben ir de la mano

  |   Red de donantes SUN

*Artículo de la coordinadora del Movimiento SUN, Gerda Verburg, en ocasión de la tercera conferencia sobre promesas de contribuciones de la Alianza Gavi, la Cumbre Mundial sobre Vacunas 2020.

La pandemia de la enfermedad provocada por el coronavirus (COVID-19) ha despertado sensaciones de incertidumbre y temor. En las familias surgen dificultades acuciantes a la hora de conservar su propia salud física y mental y la de sus hijos. La curva de aprendizaje también fue pronunciada. Se nos ha recordado de manera desagradable lo valiosa que son las vacunas, ya que sin la protección que confieren, las enfermedades se propagan rápidamente con consecuencias terribles y perdurables. Aprendimos la lección que, en este planeta interconectado, cualquier brote epidémico que se produzca en algún punto del mundo es una amenaza para la salud y la nutrición futura de toda la humanidad.

La malnutrición es la inmunodeficiencia más común en el plano mundial. Antes de la crisis, la malnutrición solamente era responsable de alrededor el 45 % de las muertes de las niñas y los niños menores de cinco años en los países en desarrollo, sobre todo, como producto de las infecciones. [1] Sin embargo, en las últimas décadas, se lograron reducir de manera notable las muertes infantiles prevenibles, gracias al aumento de la prestación de los servicios sanitarios ─entre estos están las vacunas y la nutrición─ y de agua, saneamiento e higiene (WASH). Estas medidas rentables, además de evitar millones de muertes por año, constituyen los pilares esenciales de la salud y el desarrollo, y generan un circulo virtuoso que permite sacar a las familias, a las comunidades y a los países de la pobreza y colocarlos en el camino de la prosperidad, en aras de alcanzar todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Esta semana, representantes de distintas partes del mundo se reunirán (en forma virtual) para proteger a la próxima generación con las vacunas, reducir las desigualdades sanitarias y crear un mundo más sano, seguro y próspero, en el marco de la tercera conferencia sobre promesas de contribuciones de la Alianza Gavi. Es fundamental que los socios que trabajan en los distintos sectores y los actores involucrados, como la Alianza Gavi, cuenten con los fondos necesarios, no solo para hacer frente a la situación actual, sino también para que en el futuro se ayude a los países a seguir adelante con los programas de inmunización y a reforzar la atención primaria de la salud. Es alentador observar que los países (y las empresas) comprometen sus recursos en pos de un futuro con mejor protección, porque son conscientes de que este acto tiene mucho sentido, así como las inversiones en nutrición.

La inmunización y la buena nutrición van de la mano, puesto que se complementan entre sí y una amplía los efectos de la otra. La nutrición es clave para adquirir inmunidad y protegernos contra las enfermedades y las infecciones. Un buen estado nutricional también facilita los procesos de recuperación.

Por este motivo, quisiera aprovechar esta oportunidad para emitir un firme llamamiento: las intervenciones de inmunización y nutrición deben ejecutarse como una unidad, como elemento básico de un enfoque integral de la cobertura sanitaria universal. Tanto la Alianza Gavi como el Movimiento SUN se centran en la infancia y en el asesoramiento a las madres y a las familias, con el propósito de crear un futuro próspero en el que nadie se quede atrás. De cara al futuro, los sistemas nacionales deben consolidarse, a modo de estar preparados para las próximas crisis. La combinación de las iniciativas de vacunas con las de nutrición es una medida que beneficia a todos y debe quedar en manos de cada país.

En calidad de coordinadora del Movimiento SUN que llevan adelante los 61 países y cuatro estados de la India que lo integran, me doy cuenta de que existen oportunidades prometedoras de aunar esfuerzos en los países donde tanto la Alianza Gavi como el Movimiento SUN tienen presencia.

Los científicos no logran encontrar una vacuna contra el COVID-19, del mismo modo que los socios bilaterales, multilaterales y filantrópicos no consiguen reunir los fondos que la Alianza Gavi necesita para que todas las personas, donde sea que se encuentren, estén vacunadas. En caso de que, en el transcurso de esta semana, se consiga la totalidad de los fondos que la Alianza Gavi necesita, los invito a crear una situación beneficiosa para todos: mediante el apoyo a los países y a las comunidades subatendidas, mantengamos y restablezcamos los programas de inmunización y nutrición a fin de evitar enfermedades prevenibles y, a la vez, fomentar la resiliencia durante la etapa de recuperación. En otras palabras, seamos los creadores del futuro que queremos ver. ¿Y qué lección podría ser más poderosa que esta?

[1] Consulte, por ejemplo (en inglés): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4527386/.

.

Post A Comment

No Comments