SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / "El mundo necesita una nueva manera de hacer un seguimiento de los fondos para la nutrición''

«El mundo necesita una nueva manera de hacer un seguimiento de los fondos para la nutrición»

  |   Blogs
Young Indian mother breastfeeding her newborn child, Amber near Jaipur, Rajasthan, India.

Una joven madre india amamanta a su niña recién nacida, Amber, cerca de Jaipur, Rajastán, India. © Bartosz Hadyniak

Blog escrito por Mary D’Alimonte, Stephanie Heung y Candice Hwang de Results for Development (R4D).

El dicho «no se puede administrar lo que no se puede medir» puede ser un concepto de administración demasiado simplificado, pero capta la idea de por qué es importante hacer un seguimiento de los recursos en la salud mundial. El seguimiento de los recursos implica supervisar cómo las ONG, los donantes y los gobiernos de los países financian los programas en cualquier área de la salud, incluso cuándo dinero se gasta, dónde se envía el dinero y cómo se utilizan los fondos.

Cuando el seguimiento de los recursos se hace de manera correcta, se dispone de datos precisos y oportunos para guiar la planificación de los programas y supervisar los gastos. Como resultado, el seguimiento de los recursos puede ayudar a fortalecer los sistemas de salud de la siguiente manera:

  • Asegurar que los fondos se gasten eficaz y eficientemente. Los encargados de la formulación de las políticas y los donantes pueden evaluar si están invirtiendo en los programas correctos (áreas de programas que son las más rentables y generan el mayor impacto), en los lugares correctos (poblaciones o áreas geográficas más necesitadas) y con los métodos correctos.
  • Alentar a los actores involucrados a redoblar sus compromisos con la salud. La información sobre la cantidad de dinero que se gasta actualmente, junto con la planificación estratégica, el cálculo de costos y el análisis del impacto, puede ayudar a crear un caso de inversión que anime a los actores involucrados a asumir compromisos económicos. La planificación conjunta entre los actores involucrados puede mejorar el desarrollo de los programas y movilizar más recursos.

Desafíos en el seguimiento de los fondos para la nutrición

Si bien hace mucho tiempo que se utilizan métodos de seguimiento de los gastos generales en salud (p. ej., cuentas nacionales de salud), e incluso de los gastos en enfermedades específicas, como el VIH/SIDA (p. ej., evaluación del gasto nacional en la lucha contra el SIDA), el seguimiento de los recursos para la nutrición sigue siendo un área nueva y emergente. Existen pocas herramientas para hacer un seguimiento de las inversiones en nutrición además del Creditor Reporting System (CRS) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es la herramienta principal disponible para hacer un seguimiento de la ayuda mundial de los donantes en todos los sectores.

Como parte de las actividades de financiación de la nutrición de R4D, empleamos el Creditor Reporting System para calcular cuánto gastan los donantes en el área de la nutrición. Sin embargo, en la actualidad, el sistema no hace un seguimiento de los fondos destinados a la nutrición de un modo que satisfaga las necesidades y prioridades del sector de la nutrición. Dicho sector debe calcular los fondos aportados por los donantes para dos tipos de intervenciones: específicas a la nutrición y sensibles a la nutrición. Las intervenciones específicas a la nutrición son aquellas que repercuten en los determinantes inmediatos de la nutrición (p. ej., consumo adecuado de nutrientes y alimentos, alimentación, cuidado y prácticas de crianza) y, por lo general, se encuentran en el sector de la salud. Las intervenciones sensibles a la nutrición son aquellas que abordan los determinantes subyacentes de la nutrición que, a menudo, se relacionan con sectores como la agricultura, la educación y el saneamiento.

El Creditor Reporting System clasifica la nutrición con un código de seguimiento (el código básico de nutrición) que no se ajusta del todo a la definición ampliamente aceptada de las intervenciones específicas a la nutrición. Por ejemplo, los programas de alimentación escolar, en la actualidad, se identifican con el código básico de nutrición, pese a que la alimentación escolar no es una intervención específica a la nutrición. Las comidas escolares raras veces son lo bastante variadas y enriquecidas para aportar los micronutrientes adecuados, y estos programas, por lo general, se centran en niños que superan los 1000 días de vida (el período que abarca del embarazo de una mujer al segundo año de vida de su hijo), durante los cuales se pueden prevenir daños graves e irreparables causados por la malnutrición. Además de no ajustarse del todo a la definición de las intervenciones específicas a la nutrición, el Creditor Reporting System tampoco cuenta con un mecanismo para hacer un seguimiento de las intervenciones multisectoriales sensibles a la nutrición. En consecuencia, hoy en día, es muy difícil hacer un seguimiento de los fondos para la nutrición de manera oportuna y precisa, lo que a su vez impide la coordinación y la promoción de la nutrición.

 

Fuente: Informe normativo de R4D: Tracking Funding for Nutrition: Improving how aid for nutrition is reported and monitored (Seguimiento de los fondos para la nutrición: cómo mejorar la manera en que se informa y supervisa la ayuda destinada a la nutrición).

Con miras al futuro

Para superar estos desafíos que plantea a nivel mundial el seguimiento de los fondos para la nutrición, R4D publicó un informe normativo con recomendaciones sobre cómo el CRS podría hacer un seguimiento de los fondos para la nutrición de manera tal que se ajuste mejor a las necesidades y prioridades del sector de la nutrición. La primera recomendación es asegurar que la definición que da el CRS de «nutrición básica» se alinee con la definición ampliamente aceptada de las inversiones específicas a la nutrición de la revista médica The Lancet. La segunda recomendación es crear un indicador de políticas que identifique las inversiones en nutrición en todos los sectores. Un grupo de defensores liderados por Acción contra el Hambre adaptará estas recomendaciones en una propuesta formal para presentarla ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en la primavera de 2017 a los fines de mejorar el método de seguimiento de los fondos para la nutrición del CRS.

Además, como el seguimiento de los recursos mejora a nivel mundial, es igualmente importante hacer un seguimiento a nivel nacional de los recursos de financiación que los gobiernos y los donantes destinan a la nutrición porque los datos específicos de cada país son un aporte fundamental cuando se formulan las políticas nacionales. R4D es un líder emergente en este ámbito, dado que ya completó un análisis presupuestario para los programas de nutrición en el estado de Rajastán, India, y evaluó la brecha que existe entre las necesidades y la financiación disponible para la nutrición en el estado.En Etiopía, R4D está trabajando de manera estrecha con el Ministerio de Salud para trazar un mapa de las inversiones multisectoriales en nutrición, con el propósito de ayudar a asegurar que las inversiones actuales se adapten a las prioridades del Plan Nacional de Nutrición, así como de apoyar los esfuerzos del Gobierno para erradicar la malnutrición para 2030.

El seguimiento de los recursos puede brindar datos cruciales que los Gobiernos, los donantes y los defensores necesitan para utilizar de manera eficaz los recursos limitados y maximizar el impacto en la nutrición. A raíz de que los fondos para la nutrición están aumentando, de acuerdo con el Marco de inversión mundial, para la nutrición, será muy importante hacer un seguimiento habitual de los fondos para mejorar la transparencia, la rendición de cuentas y, en definitiva, la planificación oportuna y la fijación de las debidas prioridades para los programas de nutrición en todo el mundo.

Lea el artículo original en el sitio web de R4D

Post A Comment

No Comments