SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Lecciones de valor de Guatemala y Perú donde los gobiernos subnacionales desempeñan diversas funciones

Lecciones de valor de Guatemala y Perú donde los gobiernos subnacionales desempeñan diversas funciones

  |   SUN en la práctica
Physicians in Ayacucho District in Peru talk about the effects of aneamia on children

Médicos del Distrito de Ayacucho en Perú hablan sobre los efectos de la anemia en los niños. © Secretariado del Movimiento SUN

En Guatemala, las intervenciones del gobierno en materia de nutrición forman parte de una estrategia más amplia para alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional que se ha estado promoviendo desde 2005. El actual Plan Hambre Cero (PH0) 2012-2016 considera la malnutrición crónica como el principal objetivo y al mismo tiempo aborda la malnutrición y el hambre estacional. El Plan Hambre Cero es un plan multisectorial y se implementa mediante programas ejecutados por instituciones nacionales a través del presupuesto nacional; estos programas se combinan en un único presupuesto y plan operativo anual elaborado por la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN).

En Perú, las intervenciones relacionadas con la nutrición se basan en un informe descriptivo contra la malnutrición que surgió a principios del año 2000, ubicado en el marco de la reducción de la pobreza y el desarrollo social. Las intervenciones se realizan mediante losprogramas presupuestales que son multinstitucionales, ya que generalmente involucran a por lo menos una institución nacional, gobiernos regionales y locales. Los programas presupuestales suelen operar dentro de un sector, p. ej., salud, y agua y saneamiento; no existe una consolidación de los programas presupuestales de nutrición en un único presupuesto y plan operativo anual.

 

Los principales hallazgos en Guatemala y Perú se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Mientras que en ambos países la nutrición es una prioridad de interés nacional, en Perú la legislación nacional de descentralización y algunos incentivos en el marco de las asignaciones de recursos fiscales proporcionan instrumentos para promover la agenda de nutrición a nivel subnacional.    No existen instrumentos similares en Guatemala, donde los esfuerzos a nivel local o departamental se limitan a la promoción y a la creación de espacios para la coordinación multisectorial.
  • Existen grandes diferencias en términos de planificación estratégica y operativa. En Guatemala, la planificación de las intervenciones sobre la seguridad alimentaria y nutricional ocurre en dos niveles: a través de un documento de planificación estratégico válido durante cuatro años y a través de un plan operativo elaborado durante los primeros meses del mandato del nuevo gobierno. En Perú, hay planes multisectoriales o sectoriales a medio plazo que, en la práctica, podrían superponerse y no incluir proyecciones financieras; por lo tanto, no existe un plan multianual consolidado de nutrición.
  • Ambos países han promovido el uso de Sistemas Integrados de Información de Gestión Financiera con acceso público a información presupuestaria actualizada y otros datos de gestión. En ambos casos, el diagrama de cuentas incluye un segmento del programa adecuado, que constituye la base para la asignación de recursos y el seguimiento de los gastos a nivel de las intervenciones en el marco de los programas de nutrición.
  • En el caso de Guatemala, el seguimiento de los gastos se consolida en los informes mensuales elaborados por SESAN, con datos extraídos del Sistema de Contabilidad Integrada del Gobierno (SICOIN) gestionados por el Ministerio de Finanzas Públicas. En el caso de Perú, el seguimiento de los gastos se realiza a través de un portal electrónico público (Consulta Amigable) gestionado por el Ministerio de Economía y Finanzas.
  • En ambos países, el papel del Ministerio de Finanzas es fundamental para realizar ajustes en los Sistemas Integrados de Información de Gestión Financiera para mejorar la asignación de recursos destinados a las intervenciones sobre la nutrición y el correspondiente seguimiento de los gastos.
    • En Perú, el Ministerio de Finanzas tiene una considerable influencia sobre los elementos claves en la formulación de programas a través del fomento de presupuestos basados en los resultados. Además, el complejo sistema de transferencias a los gobiernos subnacionales impone el papel del Ministerio de Finanzas en la planificación operativa. En Guatemala, el papel del Ministerio de Finanzas es mucho menos pronunciado.

Lecciones aprendidas:

Las principales lecciones de valor para otros países son:

-Aunque los gobiernos subnacionales no siempre desempeñen un papel destacado en la implementación de los programas de nutrición, resulta útil identificar el alcance de ese rol y en qué sectores se lleva a cabo esta actividad antes de realizar un trabajo analítico más detallado.

-Si los presupuestos de los gobiernos subnacionales no están plenamente integrados en el presupuesto nacional, es necesario establecer una metodología para registrar los gastos de nutrición a nivel subnacional. Esta metodología puede variar de país a país.

-Un segmento del programa del diagrama de cuentas, y su aplicación a nivel del presupuesto bajo la forma de una estructura programática, es la base para un seguimiento adecuado de los gastos. Durante el proceso de desarrollo de una estructura programática, sería útil establecer un vínculo con este proceso y realizar aportes que sirvan a los propósitos específicos del seguimiento de los gastos de nutrición.

Cuando corresponda, los gastos públicos en proyectos de inversión deberían considerarse como parte de los gastos de nutrición. Esto es especialmente pertinente para el sector de agua y saneamiento. Por lo tanto, el seguimiento debe incluir los gastos recurrentes y las inversiones públicas.

-Es necesario consolidar el vínculo entre los puntos focales SUN y los Ministerios de Finanzas.    Además, es posible que sea necesario formar al personal de cada sector (p. ej., Salud, Agricultura, Desarrollo Social) en cuestiones básicas relativas al presupuesto de su país para mejorar el diálogo sobre los gastos en nutrición.

 

Otros desafíos de Guatemala

Desde 2012, se realizaron tres intentos de identificar y realizar una esquematización de los participantes externos en el ámbito de la seguridad alimentaria y nutricional en Guatemala. Todos fueron muy ambiciosos: se proporcionó una gran cantidad de información y se identificaron la mayoría de las intervenciones. Sin embargo, ninguno de los informes elaborados se puede utilizar como base para el seguimiento de los gastos externos al presupuesto porque no se tuvieron en cuenta varios factores en ese momento. Estos incluyen los siguientes:

  • No se estableció una diferencia entre gastos dentro del presupuesto y fuera del presupuesto, lo que resulta fundamental ya que algunas intervenciones se encuentra dentro del presupuesto nacional y, por lo tanto, su seguimiento es realizado por el SICOIN (p. ej., apoyo presupuestario de la Unión Europea y los financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola y el Banco Mundial).
  • No se prepararon las cifras anuales de gastos para los proyectos identificados, solo las cifras globales basadas en los acuerdos de financiación.
  • En al menos dos casos, la metodología de recopilación de datos estuvo basada en la elaboración y la difusión de un cuestionario que se envió a los organismos de cooperación internacional y a algunas ONG, sin el seguimiento necesario mediante entrevistas personales.

Post A Comment

No Comments