SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Los efectos de la pandemia de COVID-19 en la seguridad alimentaria futura de Asia Sudoriental

Los efectos de la pandemia de COVID-19 en la seguridad alimentaria futura de Asia Sudoriental

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

Mientras la enfermedad por coronavirus (COVID-19) sigue poniendo en vilo la vida y los medios de subsistencia de millones de personas en Asia Sudoriental, surgen otras preocupaciones sobre la sostenibilidad a largo plazo de los sistemas alimentarios subregionales. Estos sistemas constituyen una matriz compleja en la que participan mujeres y hombres agricultores, pescadores, jornaleros, conductores, encargados del procesamiento de los alimentos y del almacenamiento frigorizado, minoristas y consumidores.

Si se observan los mercados de los pequeños poblados hasta las grandes cadenas de supermercados de las populosas ciudades, como Bangkok, Manila y Yakarta, parece haber suficientes alimentos, y el pánico en las compras se ha calmado. De hecho, la mayoría de los países han reconocido la necesidad de mantener abiertas las cadenas de suministro agrícolas y alimentarias, y echaron manos a la obra para lograr este cometido.

Sin embargo, el efecto del confinamiento y de la interrupción del libre intercambio de otros bienes y servicios —sumado a la falta de mano de obra— han levantado la sospecha de que se produzcan perturbaciones en la vida cotidiana, los medios de subsistencia y el efectivo en caja a largo plazo. ¿Puede que esto lleve a que los alimentos se pudran en los campos? ¿Habrá suficiente comida? ¿Habrá un aumento importante en el precio de los alimentos, lo que perjudicará más aún a los sectores pobres y marginados? Esta incertidumbre despierta preocupación.

La colaboración para encontrar respuestas y un camino a seguir

A fin de lograr una mejor comprensión de la situación actual de nuestros sistemas alimentarios de cara a la pandemia y poder prever las consecuencias actuales y futuras en los sistemas alimentarios de Asia Sudoriental, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Internacional de Investigaciones sobre el Arroz (IRRI) organizaron un seminario web sobre “el futuro de los sistemas alimentarios en Asia Sudoriental tras la COVID-19”.

En dicho seminario web se analizaron los problemas en los sistemas alimentarios de la subregión en el contexto de la COVID-19, el futuro de los sistemas alimentarios en Asia Sudoriental tras la pandemia y se expusieron las posibles medidas tendientes a proteger los sistemas alimentarios.

En sus palabras de apertura, el Dr. Matthew Morell, director general del IRRI, se refirió a los efectos de la crisis en los sectores más vulnerables de la población. “La crisis se percibe de modo generalizado, aunque no afecta a todos por igual. Los efectos de la pandemia plantean una amenaza inmensa para la salud de las comunidades que ya viven en situación de hambruna y para los medios de vida de los grupos vulnerables, incluso de los agricultores”.

Además de los oradores de la FAO y el IRRI, el evento reunió a expertos en agricultura de una variedad de organismos regionales, entre ellos, el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) y Grow Asia.

Los oradores enfatizaron la importancia de la investigación innovadora en desarrollo, las inversiones en los sistemas alimentarios y la implementación de medidas de política con base empírica para proteger los sistemas alimentarios y asegurar la resiliencia tras la pandemia. Sobre todo, la colaboración será fundamental para lograr resultados.

“Este tipo de colaboración es esencial para que podamos trabajar juntos en aras de poner en marcha las innovaciones que serán necesarias para superar los desafíos que atraviesan nuestros sistemas alimentarios. Necesitamos aunar esfuerzos”, afirmó Jong-Jin Kim, oficial encargado y representante regional adjunto, Oficina Regional de la FAO para Asia y el Pacífico. “La FAO cuenta con una larga trayectoria en cuanto a la colaboración estrecha con una amplia variedad de socios para el desarrollo: los gobiernos, los institutos de investigación, el mundo académico, el sector privado, las organizaciones no gubernamentales y las organizaciones internacionales, y por medio de estos vínculos avanzaremos con mayor confianza en la concreción de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

La mitigación de los efectos en los pequeños agricultores y los más vulnerables

Entre las principales dificultades que los oradores plantearon, se aludió a las repercusiones de la pandemia en los distintos grupos de la sociedad: los productores primarios de alimentos, como los pequeños agricultores, y quienes no han percibido un ingreso durante un período significativo, tanto de las zonas urbanas como rurales.

Se trataron además las diferentes maneras que los países podrían ayudar a los pequeños productores y otros sectores, sobre todo, a las personas de las zonas urbanas y rurales que se quedaron sin empleo. En el corto plazo, se debe buscar una solución a esta incapacidad económica de acceder a los alimentos, según se señaló en el seminario web. En algunos casos, esta podría ser el desembolso de efectivo y en otros, la distribución gratuita de alimentos. Se destacó que los gobiernos, el sector privado y las personas particulares estaban ayudando a quienes lo necesitaran, aunque es preciso redoblar los esfuerzos.

Garantizar la disponibilidad de productos inocuos y nutritivos

El arroz es un alimento básico para más de la mitad de la población mundial, y Asia Sudoriental concentra la mayor parte del arroz que se produce, comercializa y consume en el mundo. En 2018, la producción de arroz en Asia Sudoriental superó los 220 millones de toneladas. Si bien, según la proyecciones de la FAO y el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), las reservas de arroz alcanzarán para cubrir las necesidades de 2020 en toda la región de Asia y el Pacífico, las medidas que se debieron tomar para detener la propagación del coronavirus podrían ocasionar interrupciones en las cadenas de suministro, que pondrían en juego la seguridad alimentaria.

En un extracto de la declaración de los ministros de Agricultura y Silvicultura de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) en la respuesta a la pandemia de enfermedad por coronavirus (COVID-19) para garantizar la seguridad alimentaria, la inocuidad alimentaria y la nutrición en los países que integran la ASEAN se afirma lo siguiente “Enfatizamos la importancia de los sectores alimentario, agrícola y forestal, e instamos a que se vele por que los productos esenciales, inocuos y nutritivos sigan llegando a los mercados de la ASEAN durante la pandemia de COVID-19”.

Post A Comment

No Comments