SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Los líderes africanos se comprometen a vencer la malnutrición y considerar a la nutrición como impulsor del crecimiento económico

Los líderes africanos se comprometen a vencer la malnutrición y considerar a la nutrición como impulsor del crecimiento económico

  |   Red de países SUN, Secretariado y Grupo líder del Movimiento SUN

El 29 de enero de 2018, los líderes africanos asumieron el compromiso histórico de quitar los obstáculos relativos a la nutrición que impiden que los niños y las sociedades alcancen su máximo potencial. Los líderes asumieron el compromiso en el marco del lanzamiento de la iniciativa Líderes Africanos de la Nutrición, que impulsan el Banco Africano de Desarrollo y la Comisión de la Unión Africana en Addis Abeba, donde acordaron luchar juntos para vencer a la malnutrición y considerar a la nutrición como impulsor del crecimiento económico y el desarrollo sostenible.

De acuerdo con el presidente del Banco Africano de Desarrollo, Akinwumi Adesina, los niños con retraso en el crecimiento de hoy generarán economías con retraso en el crecimiento el día de mañana. Las consecuencias que acarrea el retraso en el crecimiento son irreversibles, pero se pueden evitar. La nutrición deficiente genera retraso en el crecimiento, lo que repercute en el desarrollo educativo y las perspectivas económicas futuras de los niños. En 2016, se registraron 59 millones de niños africanos con retraso en el crecimiento y 14 millones con emaciación. El Sr. Adesina señaló que si se sumaran estas cifras, superarían a la población de Francia y de Sudáfrica, y septuplicarían a la población de Suiza.


“Hay razones para preocuparse, ya que la nutrición deficiente es la principal responsable de la muerte de millones de niños menores de cinco años. En realidad, 3 millones de niños mueren todos los años en África debido a la malnutrición. Si las tendencias actuales continúan hasta 2030, una cantidad sobrecogedora de 36 millones de niños africanos habrán perdido la vida debido a que no disponen de suficientes alimentos o no se alimentan lo suficientemente bien”.

Akinwumi Adesina, presidente del Banco Africano de Desarrollo y miembro del Grupo líder del Movimiento SUN


La Unión Africana aprobó la iniciativa Líderes Africanos de la Nutrición y alentó a sus impulsores a que siguieran dialogando y fortalecieran sus esfuerzos de promoción en aras de mejorar la nutrición. El primer ministro de Lesoto, Motsoahae Thomas Thabane, pronunció la resolución de los líderes africanos sobre la iniciativa Líderes Africanos de la Nutrición, en la que acordaron que si la seguridad alimentaria no se acompaña de una mejora en la nutrición, no será posible alcanzar los resultados socioeconómicos inclusivos esperados, en especial, debido a que el número de personas afectadas por el hambre y la malnutrición no ha disminuido en los últimos años.

En la declaración se elogió a los Estados Miembros que han avanzado en la lucha contra el retraso en el crecimiento infantil y se han encargado de corregir el problema de los niños con peso inferior al normal, así como alentado a que otros siguieran su ejemplo. “La nutrición es un tema prioritario en nuestra agenda continental y es una cuestión de desarrollo. La seguridad nutricional sigue siendo importante para todos los programas vigentes y genera un efecto positivo en el desarrollo. Si trabajamos en equipo, podemos marcar una diferencia”, expresó el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, en una declaración efectuada en el evento.

El presidente Adesina se refirió a África como la única región donde el número de niños con retraso en el crecimiento aumentó de 47 millones en 1990 a 59 millones en 2016. “Tenemos la obligación moral y económica de resolver esta catástrofe africana que, desde luego, se puede evitar. África puede derrotar el retraso en el crecimiento y la malnutrición si sus líderes se alinean y aúnan esfuerzos”, declaró dirigiéndose a los líderes africanos.

“Hoy hablo en nombre de las víctimas del asesino silencioso: la malnutrición. Dios no creó a los niños para que padecieran hambre. No hay nada más doloroso que ver a una madre que no puede callar el estómago de su hijo que cruje de hambre. Hay un proverbio en idioma yoruba que reza lo siguiente: “Los mayores no podemos andar por el mercado y mirar cómo cuelgan las cabezas de los bebés cuando sus madres los sujetan a la espalda”.

 

Dirigiéndose a los líderes, expresó: “Ustedes son los mayores. No pueden mirar mientras 3 millones de bebés mueren a causa de la malnutrición en las espaldas de madres que también padecen malnutrición. Necesitamos escuchar las voces de esas madres y esos niños, y actuar de inmediato”. Describió la infraestructura de materia gris como la infraestructura más importante de África y destacó la determinación del Banco Africano de Desarrollo en su labor de ayudar a que África se alimente y alcance la autosuficiencia alimentaria, con alimentos nutritivos.

“La iniciativa Líderes Africanos de la Nutrición dispondrá de una tarjeta de calificación, un sistema de puntuación de rendición de cuentas de la nutrición en África, que permitirá calificar a los países de manera científica en cuanto a su avance en la lucha contra la malnutrición y la formación de la infraestructura de materia gris. Esta innovación en materia política creará un incentivo que complementará y fortalecerá el compromiso. A fin de lograr un mayor impacto en la nutrición, los gobiernos deben dar prioridad a las inversiones nutricionales, a través de la presupuestación sensible a la nutrición”.


«El hambre, la inseguridad alimentaria y la pobreza guardan una estrecha relación. El crecimiento agrícola sostenible e inclusivo es fundamental para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 1 sobre la pobreza y el Objetivo 2 sobre el hambre, así como influir en muchos otros Objetivos. Esto implica adoptar planes de inversión y políticas agrícolas nacionales que se centren no solo en el desarrollo del sector agrícola, sino también en la pobreza, el hambre y la resiliencia al cambio climático».

António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas


El presidente de Madagascar, Hery Rajaonarimampianina, quien presentó un estudio de la Comisión de la Unión Africana sobre el costo del hambre en África (Cost of Hunger in Africa, COHA), se refirió a la malnutrición como uno de los principales obstáculos que impide que los niños y las sociedades alcancen su máximo potencial. “Los niños con retraso en el crecimiento se enferman con mayor frecuencia, lo que genera costos de salud elevados para las familias y la economía, que equivalen al 1,30 % del presupuesto público total asignado a la salud o al 3 % del Producto Interno Bruto (PIB). Si logramos reducir al 50 % los índices actuales de retraso en el crecimiento de aquí a 2025, se puede prever un ahorro de USD 21 700 millones. Si alcanzamos la meta de la Declaración de Malabo por parte de la Unión Africana de reducir el retraso en el crecimiento al 10 % y el índice de niños con peso inferior al normal al 5 % de aquí a 2025, se prevé un ahorro de hasta USD 39 300 millones”, expresó.

Información relacionada

Declaraciones del secretario general de las Naciones Unidas en el evento de alto nivel en Addis Abeba

Post A Comment

No Comments