SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Madagascar apunta a reducir el retraso en el crecimiento a través de un nuevo programa transformador de 10 años

Madagascar apunta a reducir el retraso en el crecimiento a través de un nuevo programa transformador de 10 años

  |   Red de donantes SUN, Red de países SUN

En diciembre de 2017, el Gobierno de Madagascar y el Banco Mundial lanzaron un ambicioso programa que respaldará los esfuerzos destinados a reducir el retraso en el crecimiento (estatura demasiado baja para la edad) a través de un enfoque programático de varias fases. El Banco Mundial aprobó el Programa de Mejora en los Resultados de Nutrición. Estará vigente durante un período de 10 años, y la Asociación Internacional de Fomento (AIF) aportará fondos de hasta USD 200 millones.

En Madagascar, donde uno de cada dos niños presenta retraso en el crecimiento, la malnutrición crónica es el mayor impedimento para que un niño despliegue su potencial, así como para el crecimiento económico y el desarrollo del capital humano a largo plazo de Madagascar. Se estima que los costos anuales del país asociados con la malnutrición constituyen entre el 7 y el 12 % del Producto Interno Bruto (PIB). El retraso en el crecimiento, que es un indicador de alerta, se relaciona con una variedad de temas complejos, como la escasa diversidad de la dieta, el escaso acceso a los servicios de salud, agua y saneamiento de mala calidad y prácticas alimentarias perjudiciales en el embarazo y la primera infancia.

 


“El Gobierno está decidido a reducir el retraso en el crecimiento del 47 % al 38 % de aquí a 2021. Nos sentimos muy orgullosos que, como parte de nuestro Plan Nacional de Acción de Nutrición, el Ministerio de Salud y la Oficina Nacional de Nutrición hayan trabajado en la creación de un programa de inversiones locales que permitirá que las madres embarazadas y los niños menores de 5 años reciban el apoyo necesario en sus comunidades para que los niños comiencen su vida de la mejor manera posible, desarrollen todo su potencial y contribuyan al desarrollo de nuestro país. Tenemos la confianza de que las nuevas estrategias que el Gobierno ha implementado, el papel de la AIF como entidad proveedora de fondos y el creciente compromiso de los socios para el desarrollo otorgarán un impulso histórico a la agenda de nutrición de Madagascar

Solonandrasana Olivier MAHAFALY, primer ministro de la República de Madagascar


Este programa pretende llegar a cerca del 75 % de los niños menores de 5 años y se empezará a aplicar en las 8 regiones con las tasas de retraso en el crecimiento más altas del país, pero luego se extenderá paulatinamente a 15 regiones. Se espera que para 2028 el programa permita reducir la cantidad de niños con retraso en el crecimiento en un 30 % en las regiones donde se ha implementado. Esto significa que 600 000 niños de Madagascar tendrán mejores posibilidades en la vida.

Todos los elementos constitutivos que respaldarán los programas sólidos destinados a los primeros años de vida ya están en marcha o preparados para actuar en Madagascar. Estamos muy contentos de que se transformen en una alianza a largo plazo que siente una base firme para el desarrollo del capital humano, para la prosperidad de las familias individuales y la perspectiva económica general de la nación”, afirmó Keith Hansen, vicepresidente de Desarrollo Humano del Banco Mundial y miembro del Grupo líder del Movimiento SUN, quien visitó Madagascar en junio de 2017. “La inversión sostenida en las personas no solo es lo que se debe hacer, sino que existen pruebas contundentes que confirman que también es una medida inteligente”.

El enfoque programático de varias fases, que permitirá que los países puedan forjar un compromiso prolongado, profundo o complejo como un conjunto de operaciones (o fases vinculadas) más pequeñas dentro de un programa, constituye una nueva iniciativa que el Banco Mundial acaba de aprobar. Este novedoso enfoque invita a un mayor aprendizaje y adaptación para garantizar que las operaciones puedan responder mejor a las cambiantes circunstancias del país. Además, respalda una integración más rápida de las experiencias dentro de las fases y entre sí para maximizar los resultados. Las fases siguientes del programa se prepararán como operaciones separadas en plena conformidad con todas las políticas vigentes del Banco Mundial en lo que respecta a los exámenes de gestión, las evaluaciones fiduciarias y las evaluaciones de protección ambiental y social, así como las declaraciones públicas y las consultas oportunas con las personas afectadas.

 

El programa está compuesto de varias fases que se superponen. La primera fase, que se solventa con los fondos que provee la AIF por USD 80 millones y recibe aportes por USD 10 millones por parte del fondo fiduciario Power of Nutrition, abarca un período de cinco años. Al principio, el programa se encargará de fomentar la utilización de un paquete de intervenciones de nutrición y salud de gran impacto que apunta a reducir el retraso en el crecimiento, como, por ejemplo, la suplementación con micronutrientes y la promoción de la lactancia.

La prioridad del programa es aplicar un conjunto de intervenciones de nutrición de gran impacto en los primeros 1000 días (desde la concepción hasta los dos años de edad). La nutrición adecuada durante los “primeros 1000 días” de vida genera un profundo impacto en la capacidad de un niño de crecer, aprender y prosperar.

 

Información relacionada

Madagascar: Enfoque Integrado para Mejorar los Resultados Nutricionales (Banco Mundial)
• Perfil del país Madagascar (2017) – English | Français | Español

Post A Comment

No Comments