SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Más de la mitad de la población de Sudán del Sur se enfrenta todavía a una hambruna grave

Más de la mitad de la población de Sudán del Sur se enfrenta todavía a una hambruna grave

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

Fotografía: IPC

A pesar de una ligera mejora en la situación de la seguridad alimentaria desde junio de 2019, más de la mitad de la población de Sudán del Sur —unos 6,35 millones de personas— no sabe de dónde vendrá su próxima comida, advirtieron hoy tres organismos de las Naciones Unidas.

Según una actualización de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (IPC), publicada conjuntamente por el Gobierno de la República de Sudán del Sur, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el 54 % de la población de Sudán del Sur está en situación grave de inseguridad alimentaria.

El informe estima que 10 000 personas se encuentran actualmente en situación de catástrofe (fase 5 de la IPC) y se enfrentan a una falta extrema de alimentos, mientras que alrededor de 1,7 millones se encuentran en situación de emergencia (fase 4 de la IPC) y otros 4,6 millones de personas están experimentando una crisis aguda de alimentos (fase 3 de la IPC).

Mientras que la región del Alto Nilo sigue siendo la más afectada por la inseguridad alimentaria, seguida de la región del Gran Bahr el Ghazal, las personas que se encuentran en situación de catástrofe están en Yirol, al este del antiguo estado de los Lagos, y necesitarán ayuda humanitaria urgente para salvar sus vidas.

La paz puede mejorar el acceso a los medios de vida, los mercados y la asistencia humanitaria

Aunque la situación de la seguridad alimentaria es grave, la reciente mejora puede atribuirse en gran medida al Acuerdo Revitalizado para la Solución del Conflicto en la República de Sudán del Sur, firmado en septiembre de 2018. La disminución de los conflictos armados ha fomentado el regreso voluntario de los agricultores, lo que ha aumentado el acceso a los medios de subsistencia y mejorado los mercados. Un ambiente político más estable también ha permitido mejorar la prestación de asistencia humanitaria a las poblaciones más vulnerables.

“Con estabilidad política y una paz sostenida, Sudán del Sur podría recuperarse rápidamente de la crisis y potenciar su producción de alimentos. Las conclusiones de la IPC siguen siendo alarmantes, pero también muestran que el Acuerdo Revitalizado está dando sus frutos y que su plena aplicación es de suma importancia para el país”, señaló Meshack Malo, representante de la FAO en Sudán del Sur. “La FAO está trabajando con los agricultores que regresan para ayudarlos a reasentarse, crear sus medios de vida y producir sus propios alimentos”.

Niveles alarmantes de desnutrición aguda

Los niveles de desnutrición aguda en los niños menores de cinco años aumentaron significativamente, del 13 % en 2018 al 16 % en 2019, cifra que supera el umbral de emergencia del 15 %. Se calcula que 1,3 millones de niños se verán afectados por la desnutrición aguda en 2020.

“El aumento de la desnutrición aguda en los niños y niñas de Sudán del Sur no solo nos permite conocer la complejidad de la desnutrición, sino también el tiempo que se tarda en reconstruir un país, en comparación con su destrucción”, expresó Mohamed Ag Ayoya, representante del UNICEF en Sudán del Sur. “Esta situación exige un cambio de paradigma, dando prioridad a la prevención antes de potenciar el tratamiento. Este cambio incluye la promoción de una alimentación complementaria apropiada a la edad de los niños, la prevención del paludismo y la diarrea, el acceso al agua potable, la higiene adecuada y la atención de la salud. Solo entonces los niños podrán prosperar realmente”.

Persistencia en los niveles elevados de hambruna

Se espera que la situación de la seguridad alimentaria en Sudán del Sur mejore a partir de ahora y hacia finales de año, a medida que se disponga de cosechas estacionales. Sin embargo, los organismos de las Naciones Unidas estiman que 4,5 millones de personas seguirán enfrentándose a niveles de inseguridad alimentaria de crisis, emergencia o catástrofe y necesitarán ayuda.

“El último informe demuestra que si se da una oportunidad a la paz, es probable que la seguridad alimentaria se convierta en una realidad”, aseveró Matthew Hollingworth, director del PMA en Sudán del Sur. “Ahora no es el momento de dormirnos en los laureles, ya que millones de personas siguen luchando por sobrevivir en el país. Más bien, necesitamos redoblar nuestros esfuerzos y mantener los logros que la paz ha permitido”.


Las condiciones mejoran, pero más de la mitad de la población de Sudán del Sur sigue enfrentándose a una grave hambruna (FAO)

Post A Comment

No Comments