Home / Actualizaciones / Mejora de la nutrición de las mujeres y los niños en Kenia gracias al apoyo de Bélgica

Mejora de la nutrición de las mujeres y los niños en Kenia gracias al apoyo de Bélgica

  |   Red de donantes SUN, Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

Pese a las condiciones climáticas adversas, las tierras áridas de África sirven de sustento a millones de personas y hacen un aporte significativo a la economía nacional de Kenia, sobre todo, a través de los productos agropecuarios. Sin embargo, estas mismas zonas actualmente también son unas de las más afectadas por el cambio climático.

Con el aumento en el número de habitantes y la frecuencia de las sequías, así como en las restricciones en la movilidad de las personas, los indicadores muestran porcentajes de desnutrición crónica que superan con creces los umbrales de emergencia reconocidos internacionalmente. En muchas zonas, esto sucede pese a que se hagan inversiones importantes en mecanismos de respuesta a los desastres y en programas de protección social.

Los medios de vida en las zonas áridas y semiáridas de Kenia se relacionan, en su mayoría, con la actividad pastoril, lo que significa que tienen una gran dependencia de la ganadería. Por lo tanto, la capacidad de desplazarse para acceder a pasturas y fuentes de agua adecuadas es esencial para que la actividad sea productiva en todas las estaciones. Lamentablemente, la población aumenta en las comunidades pastoriles y la expansión de la agricultura ha coartado la movilidad de los ganaderos, lo que generó una mayor competencia por las zonas de pastoreo existentes. El aumento en la frecuencia de las sequías ha limitado aún más el forraje para el ganado, un descenso que se relaciona directamente con el deterioro de la nutrición infantil. Los productos de origen animal, como la leche, la carne y la sangre, constituyen una fuente esencial de alimentos para los ganaderos, y en algunas comunidades, los niños menores de cinco años obtienen hasta dos tercio de la energía alimentaria a partir de la leche.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está investigando de qué manera el suministro de pienso y asesoramiento en nutrición puede mejorar el estado nutricional de las familias de ganaderos durante los períodos difíciles de sequía. Gracias al aporte financiero de Bélgica a través de su Fondo especial para actividades de emergencia y rehabilitación (SFERA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura entregará 250 toneladas de pienso altamente nutritivo y conseguirá medicamentos veterinarios y equipamiento para la ganadería en el condado de Marsabit en Kenia, lo que beneficiará a 1800 hogares (o 10 800 personas). La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura trabaja en colaboración con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Universidad Estatal de Washington, el Organismo Nacional de Manejo de Sequías de Kenia, una organización no gubernamental, y el gobierno del condado de Marsabit para cumplir el objetivo de proteger a los niños menores de cinco años y a las mujeres embarazadas y lactantes de los picos estacionales de la desnutrición aguda durante épocas de sequías.

 

Bélgica contribuye a la mejora de la nutrición de las mujeres y los niños en Kenia

Post A Comment

No Comments