SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Metodología para evaluar el nivel de integración de la nutrición en los planes de desarrollo agrícola en África subsahariana

Metodología para evaluar el nivel de integración de la nutrición en los planes de desarrollo agrícola en África subsahariana

  |   La contribución de la agricultura y de la protección social al fortalecimiento de la nutrición, SUN en la práctica

© UNICEF/UNI121541/Esteve

 

Metodología para evaluar el nivel de integración de la nutrición en los planes de desarrollo agrícola en África subsahariana:
el caso de los planes nacionales de inversiones agrícolas

Artículo redactado por Richemont SEKI* y Mohamed AG BENDECH**


Contexto y objetivo

África subsahariana enfrenta una triple carga de la malnutrición, dado que la desnutrición coexiste junto con la nutrición excesiva (sobrepeso y obesidad) y la deficiencia de micronutrientes (principalmente de vitamina A, hierro, yodo y zinc). En 2017, se registró que el retraso en el crecimiento y la desnutrición crónica afectaban al 32,6 % de los niños menores de 5 años, mientras que el 6,9 % de los niños en el mismo grupo etario padecían emaciación o desnutrición aguda (el 1,8 % de estos casos se trataba de emaciación grave). En 2015, el 4,1 % de los niños menores de cinco años presentaban sobrepeso. En la mayoría de los países de África subsahariana aún se observan índices elevados de anemia nutricional en las mujeres en edad reproductiva (15 a 49 años) (prevalencia del 20 % al 40 %, o más en algunos países) [1]. Existe la misma tendencia en cuanto a las deficiencias de vitamina A y yodo en los niños menores de cinco años.

La malnutrición puede perjudicar el desarrollo cerebral del niño, lo que repercute en su desempeño escolar y productividad cuando alcanza la adultez [2],[3]. Asimismo, este flagelo expone a las personas a una mayor vulnerabilidad y mortalidad, especialmente, en la niñez [4],[5]. Según los estudios, la malnutrición ocasiona cuantiosas pérdidas económicas en los países en desarrollo, que representan del 1,9 % al 16,5 % de su producto interno bruto (PIB) [6].

© UNICEF/UN0156384/Dubourthoumieu

Dado que la malnutrición es causada por distintos factores, es preciso que en su lucha se implementen intervenciones complementarias y sinérgicas sensibles y específicas de la nutrición a gran escala. Entre los sectores sensibles a la nutrición, la alimentación y la agricultura desempeñan un papel significativo. De hecho, de este sector depende la calidad y cantidad de alimentos que se produzcan. Por otro lado, emplea a la mayor parte de la población activa, incluidas las mujeres. Por lo tanto, la agricultura puede garantizar la disponibilidad y accesibilidad de los alimentos saludables.

A lo largo de los años, se ha llegado a comprender mejor el papel de la agricultura y los sistemas alimentarios, sobre todo, gracias al apoyo de los socios internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Distintas iniciativas, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición (2016-2025), la Declaración de Malabo de la Unión Africana de 2014 que se alinea con el Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África, ahora hacen hincapié en la integración de la nutrición en la agricultura y los sistemas alimentarios.

Dentro del marco del Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África, los países de África subsahariana han elaborado la primera generación de planes nacionales de inversiones agrícolas (PNIA) a fin de impulsar el desarrollo de la agricultura y su aporte al desarrollo económico, a las medidas de reducción de la pobreza y a la seguridad alimentaria. La iniciativa del mencionado programa y la formulación de los PNIA ofrecen una oportunidad importante para mejorar la integración de la nutrición en el sector agrícola. Por este motivo, es necesario evaluar la primera generación de los PNIA para poder analizar el nivel de integración de los aspectos de la nutrición y elaborar recomendaciones para la mejora.

Enfoque metodológico

La evaluación de los planes nacionales de inversiones agrícolas se lleva a cabo mediante una tabla de evaluación que se basa en el kit de herramientas para una agricultura y sistemas alimentarios favorables a la nutrición de la FAO, la que incluye recomendaciones esenciales para mejorar la integración de la nutrición en las políticas, los planes y las inversiones agrícolas[7]. Los diferentes elementos de nutrición evaluados son:

  • Los objetivos y las prioridades: ¿los planes nacionales de inversiones agrícolas integran los objetivos y las prioridades pertinentes y realistas en materia de nutrición? ¿Se definen los indicadores realistas y pertinentes?
  • El análisis de la situación: ¿los planes nacionales de inversiones agrícolas cuentan con un análisis detallado de la situación de la nutrición en el que se incluyan los principales problemas de nutrición, sus causas y la distribución geográfica?
  • La población destinataria: ¿qué grupos poblacionales son los principales beneficiarios? ¿El mecanismo que se utiliza para la selección de los beneficiarios incluye la situación de la nutrición?
  • Perspectivas de género: ¿las mujeres y los jóvenes se encuentran entre los principales beneficiarios de las intervenciones? ¿Los indicadores de nutrición están desglosados por sexos?
  • El enfoque estratégico: ¿se tiene en cuenta la nutrición en los planes de desarrollo del sector agrícola?
  • La descripción de las intervenciones prioritarias, como la producción estratégica de alimentos, el agronegocio y el acceso a los mercados, la seguridad alimentaria, el manejo de las crisis de seguridad alimentaria y nutrición (incluidas las medidas de protección social), la divulgación y el desarrollo de tecnologías e investigaciones, el manejo sustentable de los recursos naturales y el cambio climático, la gobernanza de la nutrición y la seguridad alimentaria, el fortalecimiento de las capacidades humanas e institucionales, etc.): ¿se integran los aspectos de la nutrición cuando se establecen prioridades entre estas intervenciones? ¿Se analizaron las consecuencias negativas y positivas que estas intervenciones generaran en la nutrición?
  • Coordinación y sinergias (dentro del sector de la agricultura y con otros sectores): ¿cuáles son las disposiciones para una mejor coordinación con otros sectores que participan en la nutrición?
  • Marcos de implementación, monitoreo y evaluación: ¿se incluyen los indicadores pertinentes de nutrición en la agricultura y los sistemas alimentarios? ¿De qué manera otras instituciones que participan en la nutrición se tienen en cuenta en los marcos?
  • Asignación presupuestaria, déficits y estrategia de movilización de recursos: ¿cuál es el presupuesto que se asigna a las intervenciones con mayor impacto en la nutrición, en comparación con el presupuesto total? ¿Cuál es el déficit de financiación? ¿Qué medidas están previstas para cubrir este déficit?

Se analiza cada elemento y se define el nivel de integración de la nutrición mediante un sistema codificado por color:

  • Color rojo para “integración escasa o nula de la nutrición”
  • Color naranja para “integración moderada de la nutrición”
  • Color verde para “integración adecuada de la nutrición”

En el cuadro siguiente, se muestra un ejemplo de la tabla de evaluación:

 

Los autores han aplicado recientemente esta metodología a la evaluación de los planes nacionales de inversiones agrícolas de tres países en África Central (el Chad, la República Democrática del Congo y la República del Congo). A continuación, se ofrece un ejemplo ilustrativo de los resultados de la evaluación de los planes nacionales de inversiones agrícolas correspondiente a la República Democrática del Congo:

Manera de proceder

Cuando se utilice esta metodología en las evaluaciones, estas se deben realizar de manera participativa e inclusiva y se debe apelar al compromiso activo de todos los actores involucrados claves, incluidos los expertos en nutrición y sistemas alimentarios. En el caso de los planes nacionales de inversiones agrícolas que no integraron debidamente la nutrición, se debe determinar su motivo para poder tomar medidas correctivas. Los resultados de la evaluación se deben utilizar como información de referencia en la elaboración o actualización de los planes nacionales actuales y para adaptar los sistemas alimentarios para una mejor nutrición.

 

Autores:

* Richemont SEKI: especialista en nutrición y sistemas alimentarios, FAO
** Mohamed AG BENDECH: experto en nutrición, sistemas alimentarios y desarrollo y ganador del premio al reconocimiento de la vida profesional, embajador de la nutrición del Movimiento SUN 2017

Descargue el informe en archivo PDF (en inglés)

 


Notas al pie de página

[1] Los datos se tomaron de las Estimaciones conjuntas sobre malnutrición infantil de 2018 del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial y de la herramienta para el seguimiento de las Metas Globales 2025
[2] Taras, Howard. «Nutrition and student performance at school.» Journal of school health 75.6 (2005): 199-213.
[3] Jukes M, McGuire J, Method F, Sternberg R. Sección “Nutrition and education” del informe “Nutrition: A Foundation for Development” del Comité Administrativo de Coordinación de las Naciones Unidas/Subcomité de Nutrición. Ginebra: Comité Administrativo de Coordinación de las Naciones Unidas/Subcomité de Nutrición, 2002.
[4] Bryce, Jennifer y colaboradores. WHO estimates of the causes of death in children. The Lancet 365.9465 (2005): 1147-1152.
[5] Black, Robert E. y colaboradores, ‘Maternal and Child Undernutrition: Global and regional exposures and health consequences’, The Lancet, vol. 371, no. 9608, 19 de enero de 2008, pp. 243–260.
[6] Comisión de la Unión Africana, Organismo de Planificación y Coordinación de la NEPAD, Comisión Económica de las Naciones Unidas para África y Programa Mundial de Alimentos. The Cost of Hunger in Africa: Social and Economic Impact of Child Undernutrition in Egypt, Ethiopia, Swaziland and Uganda. Informe. Addis Abeba: Comisión Económica de las Naciones Unidas para África, 2014.
[7] Se puede consultar en el siguiente enlace: www.fao.org/nutrition/politicas-programas/kit-de-herramientas/es/» target=»_blank» rel=»noopener»>http://www.fao.org/nutrition/politicas-programas/kit-de-herramientas/es/

Post A Comment

No Comments