SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Nuevo fondo para apoyar a pequeños productores e impulsar la seguridad alimentaria en el Camerún

Nuevo fondo para apoyar a pequeños productores e impulsar la seguridad alimentaria en el Camerún

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas (FIDA) anunció una inversión de USD 59,9 millones, que se destinarán a la extensión por seis años del exitoso Proyecto de Apoyo para el Fomento de Cadenas de Valor de Productos Básicos (PADFA). Gilbert F. Houngbo, presidente del FIDA, y Alamine Ousmane Mey, ministro de Economía, Planificación y Desarrollo de la República del Camerún, participaron en una reunión virtual con el fin de suscribir al acuerdo de financiamiento durante la segunda fase del mencionado proyecto (PADFA II).

El Camerún tiene un gran potencial a la hora de satisfacer la demanda interna de alimentos y mejorar las condiciones de vida de la población rural. Alrededor de 32 000 familias rurales de escasos recursos se beneficiarán con el nuevo proyecto, mediante el cual se asistirá a pequeños productores e impulsará la producción de arroz y cebolla en el país. El objetivo general del proyecto es fortalecer los medios de subsistencias rurales para que generen mayores ingresos, mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición e integrar los enfoques para mitigar el impacto del cambio climático.

Los ingresos y la productividad de los pequeños productores que participan en las cadenas de valor del arroz y la cebolla son relativamente bajos. El proyecto incorporará medidas que permitan asegurar la disponibilidad de semillas de calidad, resilientes al clima y otros insumos, así como hacer un manejo más eficiente de la tierra y el agua, como la modernización de las infraestructuras de riego para reducir la dependencia de los productores de la agricultura de secano. Asimismo, se trabajará para minimizar las pérdidas poscosecha mediante la creación de espacios adecuados para el almacenamiento y las tareas de procesado.

Con el proyecto también se pretende empoderar a las mujeres y a la población juvenil, quienes suelen ser más vulnerables a los fenómenos climatológicos y a otras perturbaciones. La mitad de los beneficiarios del proyecto serán mujeres, quienes, por lo general, tienen acceso limitado a las finanzas y a las herramientas de producción. Por lo menos, el 30 % de los participantes serán jóvenes, ya que en este segmento de la población, a menudo, se registran tasas elevadas de desempleo.

El FIDA ha financiado el proyecto mediante un préstamo de USD 47,0 millones. Además, gracias a la cofinanciación interna, se aportarán USD 10,8 millones: USD 8,7 millones suministrará el gobierno del Camerún y USD 2,1 millones, los propios beneficiarios. En este momento, se están cerrando más acuerdos de cofinanciación con otros socios para el desarrollo, por un valor aproximado de USD 2,1 millones. El proyecto se ejecutará en 15 departamentos del país —de las regiones Norte, Extremo Norte, Noroeste y Oeste—, lo que representa un incremento con respecto a los once distritos que se atendían en virtud de la primera fase del proyecto.

“Este nuevo acuerdo de financiamiento se produce en el momento oportuno, ya que enfrentamos los efectos negativos en cascada de la pandemia de COVID-19”, afirmó el Sr. Abdelhaq Hanafi, director en el Camerún. “Los pequeños productores son el blanco del trabajo del FIDA, e invertir en ellos es una condición indispensable para garantizar la seguridad alimentaria”.

El PADFA II trabajará con 111 cooperativas de productores para impulsar la producción y la productividad de los pequeños productores, crear un programa de semillas de arroz y cebolla mejoradas y facilitar el acceso al financiamiento rural y a los mercados donde los productores puedan comercializar sus productos.

Además, se apuntará a evitar la pérdida de alimentos con la construcción de 26 instalaciones de almacenamiento de arroz, 28 edificios bioclimáticos para guardar cebolla y cinco centros de embalaje y acopio de cebolla, así como con la restauración de 25 km de caminos rurales para transportar los productos a los mercados. La instalación de dos unidades para la vaporización de arroz permitirá agregar valor al producto.

Los participantes de este proyecto también serán beneficiarios de las actividades de formación en nutrición, elaboración de alimentos y mejores prácticas de higiene. Además, los jóvenes pueden participar en los puestos de trabajo decentes que se creen a los fines del transporte de los productos y el mantenimiento de la infraestructura.

Post A Comment

No Comments