SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Novedades sobre el proceso de elaboración de las Directrices voluntarias sobre los sistemas alimentarios y la nutrición

Novedades sobre el proceso de elaboración de las Directrices voluntarias sobre los sistemas alimentarios y la nutrición

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

* Artículo publicado originalmente por el Comité Permanente de Nutrición del Sistema de las Naciones Unidas (SCN)


Fotografía: © FAO/Giulio Napolitano

En octubre de 2016, en el marco de su 43.º período de sesiones, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) acordó una estrategia de nutrición destinada a intensificar la contribución del mencionado Comité a la lucha mundial contra la malnutrición en todas sus formas. Los actores involucrados del CSA posteriormente decidieron dar inicio a un proceso de convergencias de políticas para elaborar las Directrices voluntarias sobre los sistemas alimentarios y la nutrición, que se presentarán ante el Comité para su correspondiente aprobación en octubre de 2020.

Las Directrices voluntarias constituirán la contribución más importante del CSA al Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición. Se espera que sirvan como documento de referencia para los gobiernos, las instituciones especializadas y demás actores involucrados, y ofrezcan orientación sobre las políticas adecuadas y las inversiones que se necesitan para abordar las causas subyacentes y básicas de la malnutrición. El objetivo de las Directrices es acabar con la fragmentación que actualmente existe entre las políticas de los sectores alimentarios, agrícolas y sanitarios, y a la vez atender a los desafíos en materia de medios de vida y sostenibilidad, lo que permitirá crear sistemas alimentarios sensibles a la nutrición y promover el acceso seguro a una alimentación inocua, variada y saludable para todas las personas. Asimismo, los actores involucrados del CSA exigen sistemas alimentarios más sostenibles en vista del gran impacto en la biodiversidad, el cambio climático y la calidad del aire, el agua y el suelo del planeta.

El Comité Permanente de Nutrición del Sistema de las Naciones Unidas (SCN) considera que para que las Directrices voluntarias sean efectivas deben ser sistémicas por naturaleza y contar con un conjunto de recomendaciones viables, coherentes, consistentes e integradas a fin de promover los sistemas alimentarios sostenibles a escala mundial. Se trata de un verdadero desafío, ya que los sistemas alimentarios son complejos y dependen de cada contexto. No obstante, es fundamental que aborden las desigualdades, una de las principales causas de la malnutrición.

La Secretaría del CSA, con la ayuda de un equipo de trabajo técnico compuesto por el Secretariado del SCN y varios miembros del SCN, ha elaborado un borrador cero de las Directrices voluntarias, que se basa en las recomendaciones del informe del Grupo de alto nivel de expertos en seguridad alimentaria y nutrición y los aportes de los actores involucrados del CSA. En este momento, el borrador cero, que se presentó en mayo, se está analizando en cinco consultas regionales que se realizan entre julio y finales de octubre, con el fin de conocer las perspectivas regionales. El proceso también incluye una consulta electrónica, y se invita a todos los actores involucrados a que publiquen sus aportes y comentarios sobre el borrador cero en el sitio web del Foro Global sobre Seguridad Alimentaria y Nutrición (Foro FSN).

Por su parte, el Comité Permanente de Nutrición del Sistema de las Naciones Unidas (SCN) propuso cuatro grupos de áreas políticas que las Directrices voluntarias deben abordar y que atraviesan los elementos de los sistemas alimentarios. En cada área, se ofrecen sugerencias de las posibles medidas que permitirían hacer frente a las distintas formas de la malnutrición y generar repercusiones en todo el sistema alimentario. Para leer el documento completo (en inglés), haga clic aquí. Por medio de la consulta electrónica, el Secretariado de la Red de las Naciones Unidas contribuyó a los comentarios consolidados del Secretariado del Movimiento SUN y el sistema de apoyo internacional del Movimiento SUN.

Las consultas servirán como referencia para elaborar el primer borrador de las Directrices voluntarias, que debería estar listo para finales de 2019. Está previsto que el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) apruebe las Directrices finales en octubre de 2020.

Post A Comment

No Comments