SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Nuevas directrices de la OMS sobre la promoción del desarrollo en la primera infancia

Nuevas directrices de la OMS sobre la promoción del desarrollo en la primera infancia

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

Lograr que los niños pequeños alcancen todo su potencial de desarrollo es un derecho humano y un requisito esencial para el desarrollo sostenible. Dado que es fundamental que los niños transiten los primeros años de vida de la mejor manera posible, el sector de la salud ─junto con otros sectores─ debe asumir una gran responsabilidad y encargarse de fomentar el cuidado cariñoso y sensible para el desarrollo en la primera infancia. En las directrices se proporcionan las indicaciones para fortalecer las políticas y los programas con el fin de atender mejor las necesidades de esta etapa del desarrollo.

Principalmente es la familia la que brinda el cuidado cariñoso y sensible que los niños precisan para desarrollarse en los primeros años de vida. Muchos padres, madres y otros cuidadores necesitan apoyo para poder poner en práctica este tipo de cuidado. Por lo tanto, en estas directrices se exponen cuatro recomendaciones destinadas a los cuidadores, los profesionales de la salud y demás trabajadores, quienes pueden brindar este apoyo, así como a los responsables de políticas y otros actores involucrados.

Las recomendaciones guardan relación con lo siguiente: (1) brindar el cuidado receptivo y las actividades para el aprendizaje temprano durante los primeros 3 años de vida; (2) incluir el cuidado receptivo y el aprendizaje temprano como parte de las intervenciones para una nutrición óptima de los lactantes y los niños pequeños; y (3) integrar las intervenciones psicológicas que se ocupan de la salud mental materna en los servicios de desarrollo y salud de la primera infancia.

A fin de suministrar orientación clara y específica sobre los enfoques para promover el desarrollo en la primera infancia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró estas directrices que hacen hincapié sobre todo en el cuidado receptivo, las oportunidades de aprendizaje temprano y las prestaciones de salud mental de las madres. Estas directrices brindan recomendaciones con base empírica y globales sobre los enfoques para mejorar el desarrollo en la primera infancia.

El objetivo es identificar los enfoques viables y las intervenciones específicas del desarrollo en la primera infancia que generen efectos positivos en los resultados del desarrollo infantil.

Las nuevas directrices se centran en las necesidades tanto de los cuidadores como de los niños pequeños porque el desarrollo en la primera infancia es el resultado de las interacciones sanas, sensibles y cariñosas entre ambos. Por lo tanto, se aplican a todos los lactantes, los niños pequeños y sus cuidadores.

Las recomendaciones en estas directrices están destinadas a un público amplio, entre ellos, los responsables de políticas, los organismos de desarrollo y los socios encargados de la ejecución, los administradores de salud, los trabajadores de la salud y las organizaciones no gubernamentales que se desempeñan en el plano distrital y subnacional.

Descargue las directrices (en inglés)
Descargue el resumen (en inglés)

Post A Comment

No Comments