SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Nuevo informe de UNICEF: el agua y la infancia en un clima cambiante

Nuevo informe de UNICEF: el agua y la infancia en un clima cambiante

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN

UNICEF alerta que para 2040 unos 600 millones de niños vivirán en zonas con recursos hídricos extremadamente limitados.

El 22 de marzo de 2017, con motivo del Día Mundial del Agua, UNICEF lanzó un nuevo informe donde se describen las amenazas que supone para la vida y el bienestar de los niños el agotamiento de las fuentes de agua potable, así como las maneras en las que el cambio climático intensificará este problema en los próximos años.


El agua es elemental. Sin ella, nada puede crecer. En todo el mundo, millones de niños no tienen acceso al agua potable. Esta realidad pone en riesgo sus vidas, debilita su salud y pone en peligro su futuro. Si no se toman medidas colectivas inmediatas, la crisis seguirá acentuándose”.

Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF y presidente del Grupo líder del Movimiento SUN


De acuerdo con el informe, existen 36 países donde el estrés por falta de agua es extremadamente alto, un hecho que ocurre cuando la demanda de agua supera con creces el suministro renovable disponible. Las temperaturas más altas, el aumento del nivel del mar, las crecientes inundaciones, las sequías y el derretimiento de los hielos afectan tanto la calidad y disponibilidad del agua como los sistemas de saneamiento. El crecimiento de la población, el mayor consumo de agua y el aumento de la demanda de agua debido, en gran parte, a la industrialización y la urbanización están acabando con los recursos hídricos en todo el mundo. Los conflictos que ocurren en distintas partes del mundo también ponen en peligro el acceso al agua potable por parte de los niños.

Descargar el informe:  English 

Descargar el resumen ejecutivo:  English | Français | Español

La conjunción de estos factores obliga a los niños a consumir agua insalubre y, en consecuencia, quedan expuestos a enfermedades potencialmente mortales, como el cólera o la diarrea. Todos los días, muchos niños que viven en las zonas afectadas por las sequías dedican horas a la recolección de agua y pierden así la oportunidad de asistir a la escuela. Las niñas son especialmente vulnerables a los ataques cuando buscan agua.

En el informe también se destaca lo siguiente:

  • En todo el mundo, 663 millones de personas no tienen acceso a fuentes adecuadas de agua y 946 millones defecan al aire libre.
  • Más de 800 niños menores de cinco años mueren todos los días por diarrea a raíz del suministro de agua, saneamiento y prácticas de higiene inadecuados.
  • En el mundo, las mujeres y las niñas pasan diariamente 200 millones de horas recogiendo agua.

En el informe se concluye con una serie de recomendaciones que pueden servir para atenuar el impacto del cambio climático en la vida de los niños. Entre las medidas se incluyen las siguientes:

  • Los gobiernos necesitan contar con planes para cambiar la disponibilidad y la demanda de agua en los próximos años. Sobre todo, es preciso priorizar a los niños más vulnerables antes que otras necesidades hídricas a la hora de brindar acceso al agua potable, a fin de potenciar los resultados en los ámbitos sociales y de la salud.
  • Los riesgos climáticos deben integrarse en todos los servicios y las políticas relativas al agua y el saneamiento, y es necesario realizar inversiones destinadas a las poblaciones de alto riesgo.
  • Las empresas deben trabajar con las comunidades para evitar la contaminación y el agotamiento de las fuentes de agua potable.
  • Las mismas comunidades deben buscar las formas de diversificar las fuentes
    de agua y aumentar su capacidad para almacenar agua de manera segura.

Más información >> Comunicado de prensa de UNICEFpágina interactiva del informe de UNICEF.

Post A Comment

No Comments