SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Nuevo informe del Panel Mundial sobre los sistemas alimentarios del futuro en favor de las personas, nuestro planeta y la prosperidad

Nuevo informe del Panel Mundial sobre los sistemas alimentarios del futuro en favor de las personas, nuestro planeta y la prosperidad

  |   Red de las Naciones Unidas para el SUN, Red de países SUN

El Panel Mundial sobre Agricultura y Sistemas Alimentarios para la Nutrición (GLOPAN) anunció el lanzamiento de su nuevo informe sobre los sistemas alimentarios futuros en favor de las personas, nuestro planeta y la prosperidad.

En el informe, que fue elaborado por un equipo internacional independiente de expertos destacados, se presentan recomendaciones concretas sobre los próximos pasos prácticos que se necesitan tomar para emprender el proceso de transición en los sistemas alimentarios a fin de proteger la salud humana y planetaria. Además, se insta a que los líderes y encargados de tomar decisiones del mundo tomen medidas urgentes para transformar los sistemas alimentarios de un modo que permitan que todas las personas lleven un alimentación saludable y sostenible.

Es el resultado del trabajo de dos años, donde se exponen los últimos conocimientos científicos y sobre políticas en lo que atañe a la transformación de los sistemas alimentarios. Se especifica el papel que debe jugar cada actor en el gobierno, el sector privado, los socios para el desarrollo, la sociedad civil y los ciudadanos, para que todas las personas puedan acceder y conseguir alimentos saludables que sean apetecibles y se produzcan de manera sustentable dentro de los límites planetarios. El informe está destinado principalmente a los encargados de tomar decisiones en los países de bajos y medianos ingresos, aunque no pueden por sí solos revertir las problemáticas mundiales. En un mundo sumamente interconectado, los países de ingresos altos también deben actuar sin demora, sobre todo, cuando sus propias decisiones generan repercusiones en todo el mundo.

El Excmo. Sr. John Kufuo, copresidente del Panel Mundial y ex presidente de Ghana, se refirió a la “fragilidad de nuestros sistemas, que dañan nuestro ambiente y generan malnutrición, afectan la salud y provocan la muerte prematura”. Cuando se trató de recomendar este informe a los gobiernos del mundo, añadió: “El panorama parece desolador, pero el Panel Mundial cree que la situación se puede revertir si se renueva la voluntad política, se sostienen los compromisos y se ejerce el liderazgo correspondiente”.

En la actualidad, se calcula que 3000 millones de personas no pueden afrontar el costo de una alimentación saludable. Más de 200 millones de niñas y niños menores de 5 años no consumen suficientes alimentos. Las dietas deficientes también generan cada vez más presión en los sistemas sanitarios. Se calcula que 11 millones de personas mueren todos los años a causa de enfermedades relacionadas con la alimentación, como derrames cerebrales, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Los sistemas alimentarios son un factor importante que contribuye a los daños ambientales. A su vez, los daños ambientales de los que ellos también son responsables ponen en peligro su existencia. Las innovaciones agrícolas que han logrado avances increíbles en la producción de alimentos ahora deben adaptarse a la visión del siglo XX de no solo alimentar a población, sino también nutrirla.

La pandemia de COVID-19 también ha dejado expuestas las fragilidades y debilidades sistémicas de los sistemas alimentarios, que ya se encontraban bajo la creciente amenaza del cambio climático y la profundización de la degradación ambiental.

En el informe, que financió el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, se propone la manera de revertir la situación, promover y proteger la salud humana y planetaria, los puestos de trabajo y la prosperidad, así como de prevenir los ciclos intergeneracionales de pobreza y desigualdad.

La Sra. Wendy Morton, parlamentaria, subsecretaria de Estado, Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, valoró el informe y señaló: “Las dietas de mala calidad son unos de los principales factores que se esconden detrás de toda forma de malnutrición y son las principales responsables de la carga mundial de morbilidad”. Además, añadió: “El Reino Unido reafirma su compromiso de reparar la nutrición deficiente y atender la necesidad de reconstruir para mejorar en la pospandemia, así como garantizar que los sistemas alimentarios propicien el bienestar de las personas, la salud planetaria y la prosperidad”.

Nuestros sistemas alimentarios y los alimentos que producen generan un daño sustancial en nuestra salud y el planeta, carecen de resiliencia ante las perturbaciones, ya sea que se trate de una pandemia o el cambio climático. Conscientes de la realidad, los autores señalan las dificultades para trazar la relación costo-beneficio, las distorsiones de las políticas y los costos de la transición. Si bien se reconoce que el costo que implica lograr que cada persona lleve una dieta saludable todos los días será significativo, se señala que el costo de la inacción será incalculablemente superior. Cabe indicar que se describen los beneficios de las medidas decisivas en cuanto a los millones de nuevos puestos de trabajo, el alivio de la carga económica de la salud deficiente, la reducción de los costos para los sistemas sanitarios y las ganancias considerables que se podrían obtener si se evitara el daño ambiental producto del cambio climático.

La Dra. Agnes Kalibata, enviada especial para la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de 2021 e integrante del Panel Mundial, afirmó “La Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021 es una oportunidad clave para sacar a la luz las recomendaciones que se exponen en este informe, para acordar mecanismos intergubernamentales, lograr consenso científico y escuchar las voces de quienes residen en los países de ingresos bajos y medianos”.

Descargue el informe Foresight 2.0 (en inglés)

Post A Comment

No Comments