SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Nuevo informe revela que el costo económico de la desnutrición infantil en Papúa Nueva Guinea alcanza los 1500 millones de dólares por año

Nuevo informe revela que el costo económico de la desnutrición infantil en Papúa Nueva Guinea alcanza los 1500 millones de dólares por año

  |   Red de la sociedad civil SUN, Red de países SUN, Sin categorizar

En junio de 2017, Save the Children Australia publicó un nuevo informe donde se señala el costo económico y humano de la desnutrición infantil en Papúa Nueva Guinea. Los hallazgos reveladores permiten conocer que el costo económico de la desnutrición infantil en el país alcanza los 1500 millones de dólares por año (ejercicio 2015-2016), lo que implica un 8,45 % de su producto interno bruto.

Papúa Nueva Guinea está atravesando una crisis de nutrición. Los datos alarmantes indican que casi la mitad de los niños del país presentan retraso en el crecimiento debido a la malnutrición crónica. Además, ocupa el cuarto lugar en la lista de países con mayor índice de retraso en el crecimiento del mundo: una cifra que equivale a más del doble del promedio mundial y supera a algunos de los países más empobrecidos de África y Asia.

La desnutrición debilita el sistema inmunológico de un niño y causa mayor sufrimiento, así como episodios graves de enfermedades. De acuerdo con los datos nacionales de Papúa Nueva Guinea, aproximadamente el 33 % de todas las muertes hospitalarias de niños menores de cinco años se deben directa o indirectamente a la malnutrición. Sin embargo, según la empresa consultora Frontier Economics, se calcula que la malnutrición podría ser la causa subyacente de hasta el 76 % del total de las muertes de niños menores de cinco años que acaecen tanto en la comunidad como en los centros de salud.


En nuestro informe, se indica que las intervenciones de nutrición generan retornos socioeconómicos de la inversión por un valor igual de elevado. Es fundamental invertir en desarrollo humano como base para el desarrollo económico sostenible e inclusivo. De lo contrario, la malnutrición seguirá socavando el gran potencial humano y económico de nuestro vecino más cercano”.

Majella Hurney, jefa de políticas de Save the Children Australia.


La Sra. Hurney afirmó que la inseguridad alimentaria no era la principal responsable de los índices tan altos de malnutrición infantil. A este factor se suman los índices bajos de lactancia exclusiva y las prácticas deficientes de agua, saneamiento e higiene, que contribuyen a la alta prevalencia de enfermedades, como la diarrea, que genera y agudiza la malnutrición infantil. Asimismo, añadió que, si bien el Gobierno australiano es el donante bilateral más importante de Papúa Nueva Guinea, los últimos datos que se conocen indican que el país solo destinó a la nutrición el 0,1 % de la asistencia exterior para el desarrollo.


El Gobierno de Papúa Nueva Guinea está dando pasos positivos para mejorar la nutrición infantil, pero no puede afrontar solo un desafío de esta magnitud. Hay una necesidad urgente de que los donantes, como Australia, redistribuyan la asistencia técnica y económica para respaldar las intervenciones destinadas a mejorar la nutrición infantil”,

Majella Hurney, jefa de políticas de Save the Children Australia.


Frontier Economics cooperó con el informe con el aporte del análisis y modelización económica. Se han recibido contribuciones complementarias de parte de Burnet Institute, Save the Children Papúa Nueva Guinea, Save the Children Reino Unido y UNICEF Papúa Nueva Guinea.

Post A Comment

No Comments