SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Nuevo planteamiento adaptativo para reducir el retraso en el crecimiento infantil en Madagascar

Nuevo planteamiento adaptativo para reducir el retraso en el crecimiento infantil en Madagascar

  |   Red de donantes SUN, Red de países SUN

©Mohamad Al-Arief/Banco Mundial

En Madagascar, el equipo del Banco Mundial reconoció que el problema del retraso en el crecimiento que atraviesa el país se podría paliar mediante el proceso sistemático, pero flexible y adaptativo, del enfoque programático de varias fases.

“Las operaciones independientes funcionan bien en muchos contextos, pero si uno está lidiando con un problema tan complejo como lo es el retraso en el crecimiento, el enfoque programático de varias fases es excelente porque permite mitigar los riesgos asociados con un enfoque intermitente, como la gran pérdida de las inversiones y un estancamiento o retroceso de los avances en la búsqueda en un resultado”, expresó Jumana Qamruddin, especialista superior en salud y líder del equipo de tareas del programa.

La adopción del enfoque por parte del Banco y el gobierno de Madagascar culminó con la aprobación del primer enfoque programático de varias fases del Banco: el Programa de Mejora en los Resultados de Nutrición. El programa, que aportará fondos de hasta USD 200 millones en el transcurso de 10 años, señala el compromiso a largo plazo del Banco de suministrar recursos al país de manera sostenida. La estructura programática del proyecto también garantiza que el trabajo que se realiza en materia de desnutrición crónica se multiplique de modo sistemático y eficaz en todo el país.

La primera fase del programa abarcará un período de cinco años y se solventará gracias a una subvención de USD 80 millones que otorgará la Asociación Internacional de Fomento (la entidad del Banco Mundial que presta ayuda a los países más pobres), que será cofinanciada mediante una subvención de USD 10 millones del fondo fiduciario Power of Nutrition. El programa se encargará de fomentar la utilización de las intervenciones de gran impacto que apuntan a reducir el retraso en el crecimiento, como, por ejemplo, la suplementación con micronutrientes y la promoción de la lactancia, como parte de un paquete integrado de salud y nutrición. Además, se centrará en incorporar cambios de conducta que reducen el retraso en el crecimiento.

Este programa, que beneficiará a cerca del 75 % de los niños menores de 5 años, se implementará en las ocho regiones de Madagascar que presentan los índices más elevados de retraso en el crecimiento durante la primera fase, pero luego se extenderá a 15 regiones al cabo del programa. El programa hará hincapié en las actividades que fomentan la buena nutrición en los primeros 1000 días (desde la concepción hasta los dos años de edad). Asimismo, apunta a reducir el número de niños con retraso en el crecimiento en las regiones en las que se pondrá en marcha el proyecto en un 30 % para 2028 y ofrecer un futuro mejor a unos 600 000 niños.

“Dado el sólido consenso respecto de que la desnutrición crónica es el principal obstáculo que impide el crecimiento del país, me complace saber que el Banco ayudará a los niños durante su crecimiento y contribuirá a que se despierte más interés en el capital humano como impulsor del desarrollo”, señala Coralie Gevers, gerente nacional del Banco Mundial en Madagascar.

Información relacionada

• Reducción del retraso del crecimiento infantil mediante un nuevo planteamiento adaptativo: Banco Mundial
• Enfoque programático de varias fases (en inglés):Banco Mundial

Post A Comment

No Comments