SUN Newsletter
Home / Actualizaciones / Nutrición infantil en Malaui

Nutrición infantil en Malaui

  |   Blogs, Red de la sociedad civil SUN

Por Denis Kovalenko, gerente corporativo de Subvenciones, Save the Children

Son las cinco de la tarde en Lilongüe y mis colegas están abandonando la oficina de Save the Children después de un día ajetreado…

En junio es invierno en Malaui y oscurece temprano; los últimos rayos de sol desaparecerán en solo media hora. El aire es seco y fresco.

Es temporada de cosecha y veo camiones que trasportan maíz de los campos, algunos granos se escapan y rebotan contra nuestro parabrisas. Pero esta aparente abundancia de cultivos es engañosa. El estado de la seguridad alimentaria aquí es débil.

Emergencia nacional

El Gobierno declaró el estado de emergencia nacional a principios de año después de las malas cosechas producto de la escasez de precipitaciones. Mis colegas en Lilongüe señalan a El Niño como la causa principal.

De acuerdo con el ministro de Agricultura de Malaui, Godfrey Chaponda, ocho millones de personas, la mitad de la población del país, están en riesgo de inseguridad alimentaria. Esto genera serias preocupaciones para la nutrición.

El país se ha ido retrasando en materia de nutrición desde hace algún tiempo hasta ahora. La Encuesta sobre los ODM finales de Malaui 2014 mostró que el 42,4 % de los niños menores de cinco años sufrían de retraso en el crecimiento. Esto representa un pequeño incremento en comparación con el Informe sobre Desarrollo Humano de las Naciones Unidas que estimó esta cifra en 47,8 %.

De cualquier manera, esto representa casi la mitad de la población de Malaui.

We toured the country with partners CSNOA to raise awareness of malnutrition. This article appeared in the Nyasa Times on 3 July.

Recorrimos el país con los socios de CSNOA para generar conciencia sobre la malnutrición. Este artículo se publicó en Nyasa Times el 3 de julio.

Impedimentos para el futuro

Las repercusiones en el desarrollo social puede ser devastador. Los niños son un grupo especialmente vulnerable.

Se sabe que los efectos de la malnutrición en la salud, el desarrollo cerebral, la inteligencia, la asistencia escolar y la productividad de los niños durante los dos primeros años de vida son considerablemente y en gran medida irreversibles.

Estos efectos no se limitan a los niños y sus familias, sino que también afectan a las comunidades.

La fuerte voluntad política y el compromiso sostenido con la nutrición son fundamentales. El Gobierno de Malaui ya se había comprometido a aumentar los gastos en nutrición dentro del presupuesto nacional. Sin embargo, no hay evidencias de que estos compromisos se hayan cumplido. De hecho, debido a la crisis alimentaria, los casos de malnutrición aguda severaaumentaron en un 100 % en solo dos meses, de diciembre del 2015 a enero del 2016.

Trabajando juntos para tomar medidas urgentes

Para abordar el problema de la malnutrición de forma sistemática y sostenible, hemos estado trabajando con nuestro socio, la Alianza de la organización de la sociedad civil para la nutrición de Malaui (CSONA), a nivel nacional y de distrito. Esta asociación ha tenido un doble objetivo:

  • Promoción del presupuesto: desde el 2015, hemos estado abogando por una mejor financiación de la nutrición por parte del Gobierno de Malaui y los donantes a nivel nacional y distrital. Hemos realizado diferentes análisis de las asignaciones para la nutrición en los presupuestos 2015/2016 y 2016/2017 del Ministerio de Salud. En junio, presentamos nuestras conclusiones sobre la nutrición ante el Comité del Parlamento para ayudarlos a prepararse para el debate sobre el presupuesto en la Asamblea Nacional de Malaui. Los miembros del Comité llevaron adelante las recomendaciones. Ahora, la CSONA se encargará de supervisar si estas recomendaciones se reflejaron en el presupuesto. Mientras tanto, hemos estado trabajando con la CSONA para crear comités para el seguimiento del presupuesto en cinco distritos
  • Promoción de políticas: también hemos estado trabajando con los socios para garantizar los cambios de política a nivel nacional. Este trabajo resulta importante para mantener el compromiso político con la nutrición a largo plazo. Concretamente, hemos trabajado con los miembros del Parlamento para introducir una política nacional de nutrición y un proyecto de ley de nutrición. Ambos están en forma de borrador. Este año, capacitamos a 15 miembros del Comité del Parlamento en nutrición y VIH/SIDA para que se conviertan en embajadores de la nutrición. Desde entonces, algunos de ellos se han comprometido a llevar adelante la rendición de cuentas sobre la nutrición

¿Qué es lo siguiente?

Después del debate sobre el presupuesto en la Asamblea Nacional de Malaui, la CSONA seguirá trabajando con los embajadores en el Parlamento para ver en qué medida se han reflejado las recomendaciones en el presupuesto del Ministerio de Salud.

Será crucial realizar un análisis presupuestario para los otros cuatro ministerios relevantes: Agricultura, Educación, Género (niños, discapacidades y bienestar social) y Gobierno Local (incluso desarrollo rural).

Nuestra meta es alcanzar un incremento del 0,3 % de las inversiones en nutrición para el 2020. Seguiremos trabajando con los Comités de Coordinación de la Nutrición a nivel distrital (DNCC) y las Plataformas de la sociedad civil para la nutrición a nivel distrital en cinco distritos (Mwanza, Nsanje, Zomba, Mchinji and Karonga) para priorizar la nutrición en los planes y los presupuestos distritales, y para monitorear el uso de los recursos para la nutrición.

Si vamos a realizar un cambio de política, es esencial que mantengamos nuestro ritmo de trabajo al nivel de la CSONA y los embajadores de la nutrición para influir sobre el Parlamento de Malaui. La adopción de un Proyecto de Ley Nacional de Nutrición, así como la estimación de costos y la implementación de la Política Nacional de Nutrición serán nuestros principales objetivos. El Grupo de donantes de nutrición (DoNUTs) le solicitó a la CSONA que forme parte de un Comité de Pilotaje de Derecho a la Alimentación de las Naciones Unidas, que le brindará la oportunidad de participar activamente en el diálogo sobre políticas y la posibilidad de impulsar el progreso.

Tenemos la oportunidad de proporcionarles a los niños la nutrición que tanto necesitan en Malaui, pero para ello, es necesario que el gobierno y los donantes prioricen la nutrición.

Si el gobierno cumple con sus compromisos y los socios apoyan sus medidas, Malaui podrá avanzar hacia el logro de sus objetivos de desarrollo sostenible, garantizando un futuro mejor para los niños y para el país.

Este artículo fue publicado originalmente por Save the Children: Haga clic aquí para ver la publicación original.

Post A Comment

No Comments